Análisis de La Biblioteca de Babel: Resumen del libro

(2 / 5) - (1 voto)

En el siguiente artículo te presentaremos un interesante análisis de la Biblioteca de Babel, un cuento escrito por el reconocido escritor de origen argentino Jorge Luis Borges que se publicó por primera vez en la colección de relatos El Jardín de senderos que se bifurcan.

Análisis de La Biblioteca de Babel

Análisis de la Biblioteca de Babel

En esta oportunidad vamos a estar realizando un análisis de la Biblioteca de Babel, nombre que recibe un popular cuento escrito por el argentino Jorge Luis Borges. Este cuento se publicó por primera vez en la colección de relatos “El jardín de senderos que se bifurcan” en la década de 1941; una colección que más tarde fue incluida en Ficciones (1944).

En principio la Biblioteca de Babel pareciera resultar infinita a la vista de un ser humano común, pero al tener un límite de 410 páginas por libro, 40 renglones por página y 80 símbolos por renglón el número de posibilidades es vasto pero finito. En este cuento se habla sobre la especulación de un universo constituido de una biblioteca de todos los libros posibles, en la cual sus libros están arbitrariamente ordenados, o sin orden, y preexiste el hombre.

De acuerdo a palabras expresadas por el propio autor, en su prólogo a Ficciones antes de escribir este cuento, también tuvo la oportunidad de redactar un ensayo que tituló “La Biblioteca Total” publicado en el número 59 de la revista Sur en 1939 donde medita acerca de la idea de la biblioteca infinita. En dicho trabajo, el autor comenta los antecedentes temáticos de una biblioteca infinita.

En la actualidad, el manuscrito de este cuento está en manos del librero John Wronski, quien es propietario de la librería de viejo Lame Duck Books de Cambridge. El cuento fue realizado en un cuaderno de contabilidad, en el que se pueden observar abundantes correcciones de primera mano y subrayados. Wronski compró el manuscrito a su anterior propietario, un coleccionista privado argentino, quien lo recibió del archivo de la revista Sur.

Esta interesante obra literaria llamada La Biblioteca de Babel nos describe, a través de metáforas y un uso magistral del idioma, un universo eterno lleno de todos los libros que han creado. Quédate con nosotros y aprende en este análisis de la Biblioteca de Babel.

Argumento de la Biblioteca de Babel

Lo primero que debemos decir es que esta obra literaria titulada “La biblioteca de Babel” fue realizada por el bibliotecario, poeta y escritor de origen argentino Jorge Luis Borges en la década de 1899-1986. Borges también es famoso por ser el autor de otras interesantes obras como “El jardín de senderos que se bifurcan” y “Ficciones” en el que la incluyó, como un breve cuento.

Análisis de La Biblioteca de Babel

Tiempo antes de realizar la publicación oficial en el año 1941, Jorge Luis Borges ya había efectuado otros relatos que aludían a una gran biblioteca, ejemplo de ello es la obra de 1939 titulada “La biblioteca total”. La Biblioteca de Babel de la que habla Borges es un universo configurado por infinitos espacios, en forma de hexágonos en galerías, cada uno con una específica cantidad de libros.

Se podría decir que es una biblioteca eterna que ha existido antes de todo y existirá por la eternidad. En dicha biblioteca hay una vasta cantidad de libros uno por cada ejemplar escrito y por escribirse, en ella los bibliotecarios son obras de los dioses, o de la suerte.

Todo bibliotecario encuentra su justificación en la existencia de la biblioteca de Babel y en que ella guarda un único libro que es la suma de la sabiduría de los demás, con esa idea, la de un libro que sea una totalidad de toda la existencia se basa la argumentación de este cuento, que también es una alusión al relato bíblico del Génesis, cuando los hijos de los hombres realizaron una construcción tan a la que llegó al infinito cielo.

Estudiando las sagradas escrituras encontramos que la torre de Babel está constituida como la máxima obra de los hombres antiguos y fue a través de ella que Dios creó los diversos idiomas que existen en el mundo. Al igual que esta torre, la biblioteca de Babel tiene los idiomas, en forma de libros, creados y por crearse, su arquitectura se basa en estructuras hexagonales.

En algún lugar de sus infinitos estantes debe encontrarse el libro que, como un dios, contiene todo el saber universal, en su búsqueda han parecidos desde hace muchos siglos, gran cantidad de bibliotecarios. El escritor argentino Borges, partiendo de esa idea del libro del Génesis, decide construir un infinito universo, poblado de bibliotecarios que administran varios distritos llenos de construcciones hexagonales donde se hallan todos los libros escritos.

Hay quienes aseguran que esta obra original de Borges se ha relacionado en su argumentación con la exitosa novela “El nombre de la rosa” del escritor italiano Umberto Eco (1932-2016), dado a que la obra de Eco se desenvuelve en la biblioteca de una gran abadía del siglo XIV, y su tema central se enmarca en torno a la búsqueda de un libro misterioso, muy apreciado por los monjes que habitan ese lugar y por el cual muchos han muerto.

Un elemento que hace que ambas obras se vinculen es la aparición de espejos, además que la abadía del “El nombre de la rosa” se trata de una infraestructura arquitectónica que presenta gran parecido a un enorme laberinto, recordándonos de esa manera al universo hexagonal del que habla Borges en su obra La Biblioteca de Babel.

Otra similitud entre estas dos obras es que en el caso de la novela escrita por el italiano Umberto Eco, uno de los bibliotecarios que aparecen en la trama, específicamente un monje, también se llama Jorge Burgos. Éste personaje de la novela “El nombre de la rosa” es un monje anciano lleno de mucha sabiduría, casi ciego.

Esas características fueron notadas por muchos escritores y lectores desde el primer momento en que fue publicada la novela en la década de 1980 y coinciden en que sirvieron de influencia de la obra borgiana en la creación del escritor italiano Umberto Eco.

Quienes han tenido la oportunidad de leer la novela “El nombre de la rosa” del escritor Umberto Eco, se habrán podido dar cuenta que éste hace un tributo al escritor argentino Jorge Luis Borges, al agregar en su historia un personaje con un nombre bastante similar al del autor de la Biblioteca de Babel, que además habla español.

Una de las obras de Borges, específicamente el libro “Ficciones” fue una de las obras que en algún momento Umberto Eco declaró haber leído durante su juventud, a mediados de los años 50, cuando aún Borges no era tan famoso en el mundo. Otro argumento que aparece presente en el cuento La Biblioteca de Babel es la temática de la soledad.

Recordemos que el personaje principal del cuento La Biblioteca de Babel es un señor de avanzada edad que se encarga de narrar cómo desde su temprana juventud, se encuentra en la búsqueda de un maravilloso libro, y que él está próximo a fallecer, solo, cerca del hexágono en donde nació, y su cuerpo está arrojado por unos de los respiraderos donde caerá eternamente hasta desintegrarse.

De este personaje principal no se conocen mayores detalles relacionados con su familia o círculo de amistad. En la historia se hace mención, pero de manera breve, acerca de su padre, aunque no se dice en ningún momento su nombre, lo implica que vive solo en ese universo desde su nacimiento. Es posible que el escritor Borges haya usado esa situación para decir que los libros son los únicos que logran disipar la soledad.

Resumen de La Biblioteca de Babel

En esta parte de nuestro artículo haremos un breve resumen acerca de la obra literaria conocida como La Biblioteca de Babel del popular escritor argentino Jorge Luis Borges. En esta obra el escritor muestra al universo, o a un universo dentro de este mismo universo, como una edificación arquitectónica, con base en cubículos hexagonales.

Estos cubículos hexagonales se configura en una vasta, amplia e infinita biblioteca, conectados por interminables galerías que dan al zaguán de cada uno de ellos y a escaleras en formas de espirales haciéndola de esa manera infinita. Durante el relato de la Biblioteca de Babel, el escritor Borges hace mención de un aciano como voz narradora.

Narra que ese anciano, desde su juventud, se ha encargado de recorrer los confines de esta biblioteca en busca del libro de los libros, o catálogo mayor de todos los que se han escrito, pero que ya en su ancianidad, cuando su sentido de la vista empieza a fallarle, preparado para morir, cerca del hexágono que lo vio nacer, que él es una creación directa del dios creador de la Biblioteca de Babel.

El bibliotecario se encarga de describirnos la Biblioteca de Babel como un universo interminable. Está consciente que una vez que muera, será arrojado por la baranda del respiradero del hexágono que le toque morir, y que su cuerpo será arrojado al infinito y en esa caída se desvanecerá. En ella, de acuerdo a las revelaciones místicas de este narrador, Dios es un gran libro circular y la Biblioteca de Babel una esfera que tiene centro por cualquiera de los hexágonos.

Este bibliotecario, a través de su obra literaria, se encarga también de hacer una descripción de la Biblioteca de Babel. Asegura que los anaqueles tiene los libros y en cada hexágono existe al menos cinco anaqueles con sus respectivos libros, que son 32, y cada uno tiene 410 páginas, y los títulos en su parte dorsal no tienen vinculación con los contenidos de los libros, escritos en letras negras.

Una de las primeras referencias que se tiene acerca de la Biblioteca de Babel es que se trata de un universo eterno y se presume que el mundo y su universo es igualmente eterno. Ubica al hombre como una creación posiblemente de algún dios no muy bueno, o de la suerte misma. Asegura que la biblioteca es una creación eterna.

Otra verdad que se dice en torno a la Biblioteca de Babel es que en todos los libros que contiene dicha biblioteca se utilizaron al menos 25 símbolos para configurar el sistema ortográfico que los libros pudieran estar redactados en forma caótica, que desde hace 300 años se formuló la teoría que afirma el caos en los libros, que existen libros que solo repiten una sola serie de letras.

En otro de los libros también se encontró, aparte de una lista larga de letras que no tienen algún destino, una sola frase razonable, que hace alusión al tiempo de las pirámides De acuerdo a la opinión de los bibliotecarios, en la Biblioteca de Babel se encuentran libros con grandes extensiones de escrituras con sonidos similares, que se repiten dentro de sus páginas, formando incoherencias y desorden en sus construcciones verbales.

Según el bibliotecario, estos libros que no tienen coherencias probablemente correspondan a los tiempos más antiguos, escritos en un lenguaje muy superior al que empleamos recientemente; que un libro escrito enteramente solo con los símbolos “MCV”, desde su primer hasta su último párrafo, de eso solo puede decir que su significado esta en cada posición que asumen esas letras en cada página.

Es importante señalar que la Biblioteca de Babel contiene su ley primordial la cual está basada en las 22 letras, el punto, la coma, y el espacio, mismos signos que aparecen reflejados en prácticamente todos los libros escritos, más allá de que parezcan confusos. También se recalca el hecho de que en este universo no se hallan dos libros que sean completamente idénticos.

Aunque ciertamente hay muchos libros que resultan similares, todos, aunque en principio parecieran ser iguales, difieren entre sí por aunque sea una sola letra, un punto o algo parecido. En esta Biblioteca de Babel se pueden encontrar prácticamente todos los libros que se han escritos, sobre los arcángeles, las autobiografías, los catálogos de su contenido, los falsos y los verdaderos.

También en la Biblioteca de Babel se pueden encontrar los libros relacionados con la reseña de la muerte de cada quien, el tratado de los santos como beda, los de Tácito, los escritos en cualquier idioma del mundo, lenguaje o dialecto, pasado, presente o futuro; debido a que se trata de un universo que lo contiene todo, en todo el conjunto de sus hexágonos y sus anaqueles.

Al pensar que en la Biblioteca de Babel se encontraba la respuesta a cualquier planteamiento, entre cada uno de los bibliotecarios nació una profunda alegría debido a que en algunos anaqueles, sus hexágonos, cada problema tendría su respectiva solución, pero también supuso que muchos bibliotecarios dejaran sus hexágonos para ir en búsqueda cada vez más arriba de los libros que justificaran su existencia y su porvenir.

Esa insaciable búsqueda de su vindicación provocó que entre muchos de los bibliotecarios surgieran grandes peleas en los corredores. Las peleas nacieron en algunos porque no pudieron encontrar el libro total lo que los llevó a cometer asesinatos, y los libros que se creían falsos fueran destruidos por completo, llegando a desaparecer de esa manera cientos de ejemplares.

Algunos de los bibliotecarios cayeron al punto de enloquecer, y ellos no comprendieron que sus vindicaciones son imposibles de hallar, aunque estas existan ciertamente. De aquellas búsquedas ya han transcurrido aproximadamente unos 400 años, desde que la desesperanza colmó a los bibliotecarios, se hojean libros y se buscan en los hexágonos los libros que sean valiosos.

No hubo manera de realizarlos mediante el azar y ese sistema, por la ley abolió a esa secta. Sin embargo la idea de destruir aquellos libros que fuesen considerados como falsos, desató la destrucción de millones y millones de ejemplares, aunque en un universo tan infinito como lo es La Biblioteca de Babel, esos millones de libros destruidos representaba tan solo un mínimo porcentaje, y siempre hay otro ejemplar similar.

El bibliotecario narra que en aquellos tiempos nació la idea supersticiosa de que debía haber en algún de los anaqueles de uno de sus hexágonos un libro que resuma todos los libros de ese universo, es decir, un libro que sea la suma de todos los demás libros, no de gran tamaño sino que contenga en sus 410 páginas todo el saber universal.

En la práctica se le podía considerar a este libro como un dios, para su localización en ese vasto e infinito universo se ha propuesto diversas teorías sin resultado satisfactorio. Encontrar ese libro, de acuerdo a este bibliotecario, resultaría la justificación de la existencia del universo, de esa infinita biblioteca.

Aunque no fuese este bibliotecario quien lo encuentre, igualmente el hallazgo de ese libro justificaría su vida así sea otro bibliotecario quien lo logre encontrar. Además sería la justificación de la existencia de la Biblioteca de Babel, ese infinito universo de libros apilados en interminables hexágonos. Por esa razón, el bibliotecario eleva un rezo para que en el pasado, presente o futuro, alguien lo haya leído.

Según lo expresado por este bibliotecario, la mayoría ven en la universal biblioteca un caótico desorden, pero que eso se debe a los diferentes lenguajes y criptografías en que se escribieron, se escriben y se escribirán los libros que llenan sus anaqueles en sus hexágonos. También hace referencia a la existencia de algunos libros que están en su biblioteca que pueden resultar incomprensibles, pero que son descifrables en la variación lingüística en que fueron escritos.

Dentro de la Biblioteca de Babel existen áreas o zonas inmensas en las cuales los jóvenes rinden adoración a los libros, aunque no entiendan una sola letra de sus escritos. El bibliotecario predice un destino sombrío para la especie humana que puebla este vasto universo de esta biblioteca, que diezmado por discordias, epidemias y suicidios, harán desaparecer a la especie humana.

Sin embargo, a pesar de lo descrito anteriormente, la Biblioteca de Babel perdurará en su eterna inmortalidad, aunque inútil. Ya en la parte final de su narración, el bibliotecario reafirma la precisión de considerar a la Biblioteca de Babel como un universo infinito.

Lo hace de esa manera porque sus hexágonos son interminables, porque es un mundo inacabable, y vaticina que si alguien la recorre vería que sus libros se repiten en forma desordenada, lo que sería un orden del desorden, y por eso, él en su soledad, siente la alegría de tener esa esperanza.

Análisis de la Biblioteca de Babel

Debemos comenzar diciendo que la Biblioteca de Babel fue un cuento que se publicó por primera vez en la década del año 1941 como parte de los relatos publicados en “El jardín de senderos que se bifurcan”, y posteriormente en 1944 en la colección de cuentos “Ficciones”, del escritor argentino Jorge Luis Borges.

La Biblioteca de Babel corresponde a una obra narrada en primera persona, la cual está repleta de figuras literarias, como las metáforas, poesías y símiles, que describen al universo como una infinita biblioteca. De acuerdo al propio autor de esta obra, la Biblioteca de Babel tiene como antecedentes un antiguo ensayo que publicó “La biblioteca total” y otros escritos como “La biblioteca universal” del alemán Kurd Lasswitz.

La temática de la Biblioteca de Babel está inspirada principalmente en otros escritores como Charles Lutwidge Dodgson (1832-1898), escritor del cuento “Alicia en el país de las maravillas” y Theodor Wolff (1868-1943), escritor alemán de “El certamen con la tortuga”: En este cuento se incluyen muchas metáforas por parte de Jorge Luis Borges.

Una de las metáforas que plasma Borges en la Biblioteca de Babel es la que sugiere la creación de la Torre de Babel la que se describe en el libro del génesis bíblico, cuando los primeros seres creados por Dios se encargaron de construir una torre muy alta que llegaba al cielo, con ello Borges llega a significar que la unión del conocimiento humano puede llegar a las alturas de los dioses, o de Dios.

En este mismo relato se pueden encontrar algunos elementos metafísicos, de arquitectura, de psicología y muchas figuras literarias que la hacen una de las mejores obras de la literatura castellana del siglo XX. Se trata de un relato de ficción en el que se describe al universo construido en base a una serie interminable de galerías hexagonales, y es este su elemento vinculado a la arquitectura.

Desde el punto de la psicología, en la Biblioteca de Babel se describe la constante búsqueda, en forma de un libro total, que contenga toda la sabiduría humana, o una mente que sea tan genial que pueda resolver todos los problemas. Es también una manera de describir la mente humana como una suerte de laberinto con espejos que reflejan el saber en múltiples lenguajes, haciendo de este cuento una alusión a la psicología computacional actual.

En el cuento la Biblioteca de Babel el autor realiza una interesante descripción en torno a la inmensidad de libros que allí se encuentran, donde cada uno está integrado de 410 páginas y configurados según 25 signos ortográficos. Borges en esta Biblioteca se encarga de anexar en sus ficciones las matemáticas descriptivas para crear un vasto universo del conocimiento mundial, con sus conexiones hexagonales.

En la actualidad, desde el mundo de la informática computacional de este siglo, se usan los enlaces como forma de acceder a todos los libros que se almacenan digitalmente en la red de internet; el escritor Borges cuando redacta la Biblioteca de Babel da la idea de generar un universo digital con todos los libros, los ensayos, la poesía, y todo el arte escrito o en imágenes, en todas las lenguas posibles.

A lo largo de toda la historia han sido diversos los matemáticos que se han encargado de realizar un profundo análisis de la Biblioteca de Babel original del escritor Jorge Luis Borges, más que todo desde el punto de vista de su ciencia, en especial esta la Biblioteca de Babel, debido a que en esta obra, aún sin Borges ser un matemático, se encuentran ideas que pueden ser utilizadas en el campo de las comunicaciones informáticas, al área de la arquitectura.

De acuerdo a la expresión dada por Jorge Luis Borges, el universo es una construcción repleta de libros, todos con una individualidad implícita, algunos similares a otros pero no existe en ese universo uno igual al otro; en esa descripción Borges hace una metáfora del ser humano, y es una comparación que se comprueba fácilmente, dado a que no hay dos personas realmente idénticas, aunque sea gemelos o mellizos, presentan alguna diferencia.

Es por esa razón que esta obra titulada La Biblioteca de Babel se podría relacionar como una metafórica de la humanidad, propiamente del conjunto de todas las mentes humanas, que aunque viviendo en áreas no cercanas y haciendo uso de diversos lenguajes o formas expresivas de algún modo todos se encuentran conectados, de la misma manera en la que se conectan los hexágonos descritos por el escritor Jorge Luis Borges en esta obra.

Ciertamente fue a finales del siglo XX cuando la red mundial de internet surgió en el planeta, sin embargo Jorge Luis Borges la intuyó en su obra. Aunque no fue una inspiración para crear la internet, la Biblioteca de Babel se podría asegurar que es actualmente en este siglo XXI la base de muchas de las ideas para crear un acervo universal que tenga todo lo escrito por los seres humanos.

En su forma espiritual y metafísica, la Biblioteca de Babel se constituye como una búsqueda de un libro, como si de un santo grial del saber se tratase, que integre todo el conocimiento, y lo posiciona como un libro con características de un dios, es como una metáfora de que ese saber total no se encuentra en ningún otro lugar sino en el encuentro de uno mismo con Dios.

Diégesis

Se podría decir que la Biblioteca de Babel es un conjunto integrado por un número indefinido de galerías hexagonales e idénticas, donde existen grandes ventilaciones en el medio, rodeadas por pequeñas barandas. La distribución de esta galería indefinida se reduce a cinco extensos estantes en cada muro que cubren cuatro de los seis lados.

La altura de estos estantes apenas sobrepasa a la de un bibliotecario normal. Dos de las caras de cada galería dan a un angosto zaguán que va a otras galerías de la biblioteca. A los lados del zaguán hay dos gabinetes; en uno de ellos alguien puede dormir parado y usar el restante para satisfacer las necesidades. Un poco más adelante encontramos una escalera en forma de espiral que se abisma hacia lo remoto.

En cada uno de estos estantes existe un total de treinta y dos libros con el mismo formato; por cada libro que se encuentra, se puede contar 410 páginas. Cada página está integrada a su vez por cuarenta renglones. Cada uno de estos renglones contiene ochenta letras de color negro. También hay letras en los dorsos de los libros. Sin embargo en los dorsos de cada escrito no se especifica el contenido de las páginas.

Axiomas

El primer dato que podemos resaltar de la Biblioteca de Babel es que la misma tiene existencia desde la eternidad, esto quiero decir que tanto la biblioteca de babel como los bibliotecarios que allí forman parte pudieran ser obra de un dios o del azar.

Otro dato importante a destacar es que el número de símbolos ortográficos empleados en los libros es de veinticinco, incluyendo el espacio, la coma y el punto. Los libros de la biblioteca de babel están integrados a partir de combinaciones aleatorias de estos signos, agotando todas las posibles combinaciones.

Partiendo de esas condiciones anteriormente descritas, se pudiera decir que la Biblioteca de Babel tiene desde algún libro que consiste solamente en la repetición de un mismo grafema, hasta innúmeras versiones del Quijote o cualquier otro libro, en todos los idiomas conocidos, hasta en aquellos idiomas desconocidos, con todos los erros imaginables.

La biblioteca y el Universo

Todo lo mencionado anteriormente lleva al escritor de la Biblioteca de Babel, Jorge Luis Borges a reflexionar acerca de las creencias y corrientes de pensamiento de tal universo, “que otros identifican como biblioteca”. Inquisidores que tienen la labor de destruir los libros que consideran inútiles pero que juzgan sin sentido.

Tamaño y contenido de la Biblioteca

Para nadie es un secreto que la Biblioteca de Babel se encuentra conformada por hexágonos, de los cuales cuatro muros se usan para almacenar los libros, y las restantes dos para comunicarse con los siguientes.

  • Cada muro tiene cinco estantes
  • Cada estate treinta y dos libros
  • Cada libro cuatrocientas diez páginas
  • Cada página cuarenta renglones
  • Cada renglón ochenta símbolos
  • Cada símbolo veinticinco variantes

En cuanto a los símbolos podemos decir que son veinticinco. Las veintidós letras del alfabeto, el punto, la coma y el espacio. Si se aplica combinatoria básica se concluye que: Si en cada renglón hay 80 símbolos, y en cada página hay 40 renglones, entonces hay 80 X 40= 3200 símbolos por página; si cada libro tiene 410 páginas, entonces tiene 3200 X 410= 1312000 símbolos.

En relación a su tamaño, el escritor de la Biblioteca de Babel Jorge Luis Borges informa lo siguiente: Quienes imaginan la Biblioteca sin límites, olvidan que los tiene el número posible de libros. Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: «La Biblioteca es ilimitada y periódica».

Personajes de La Biblioteca de Babel

Quienes han tenido la oportunidad de disfrutar de la corta novela titulada La Biblioteca de Babel original del escritor Jorge Luis Borges se habrán podido dar cuenta que la obra se encuentra narrada en primera persona y en la misma el autor va aportando detalles relacionados con un universo que está integrado por la infinidad de libros.

Se podría decir que el personaje principal dentro de la Biblioteca de Babel es un señor de avanzada edad, que durante prácticamente todo el transcurso de sus años de vida se ha esforzado en hallar un libro que contenga todo el conocimiento que hay en todos los libros de esa universal biblioteca. Precisamente es éste personaje principal quien tiene la responsabilidad de relatar todos los detalles de esta historia desde principio a fin.

De acuerdo al análisis de la Biblioteca de Babel, el único personaje que como lector llegamos a encontrar dentro de esta obra es precisamente a este señor de avanzada edad, que es quien tiene la responsabilidad de narrar su propia historia. De este personaje se tiene la curiosidad de que nunca se llega a conocer su identidad ni muchos detalles de su vida íntima.

De hecho, dentro de la Biblioteca de Babel al único familiar que logra hacer mención este anciano es a su padre, aunque tampoco revela su identidad. Se sabe que es una persona de edad avanzada debido a que cuenta que, desde sus años de juventud, los demás bibliotecarios se han esforzado en encontrar el singular libro, que es para ellos un objeto casi de culto religioso.

De este personaje principal, de quien no se conoce el nombre, podemos destacar algunos datos relacionados con su vida. Según lo descrito por este mismo anciano a lo largo de la historia La Biblioteca de Babel, él nació en ese universo repleto de hexágonos, escaleras espirales y letrinas, que conforman una formidable construcción que resguarda a todos los libros escritos en todos los idiomas.

Este anciano relata que él está destinado a morir en ese lugar, como al parecer su padre también falleció estando en ese espacio; además asegura que una vez que muera su cuerpo será arrojado por uno de los respiraderos centrales y tendrá un viaje sin fin. Aunque ciertamente este anciano representa el personaje principal, la Biblioteca de Babel también nos muestra a otros personajes secundarios de alta importancia.

Entre ellos podemos nombrar al resto de los bibliotecarios, que aunque no son muchos, juegan un papel fundamental dentro de la historia. Se trata de un grupo de bibliotecario pequeño inmerso en un universo donde la raza humana está desapareciendo, sin hacer referencia a ningún otro personaje en particular, el bibliotecario relata que desde hace más de cuatrocientos años, los que habitan la biblioteca han quemado y destruido libros.

Además de quemar y destruir libros, algunos de estos bibliotecarios que aparecen dentro de la trama también se han peleado entre sí y muchos de ellos son los que han perdido la vida en la búsqueda del libro total. Dentro de la Biblioteca de Babel también se hace mención, aunque sin dar mayores detalles, acerca de los demiurgos, seres malos quienes fueron los creadores del hombre.

Los crearon dentro de ese universo repleto de libros y hexágonos que son como especie de un laberinto infinito donde todos los caminos se bifurcan, pero que La Biblioteca de Babel existe desde la eternidad, que sus habitantes pertenecen a una especie que esta condenada a la extinción. Del personaje principal de la novela, el anciano, es posiblemente una metáfora de la existencia misma del escritor Jorge Luis Borges.

Se llega a esta conclusión debido a que éste anciano, al igual que Borges, muestra una profunda pasión y admiración por los libros y por haber tenido como uno de sus trabajos ser uno de los bibliotecarios municipales de la ciudad de Buenos Aires en Argentina, época en la que también muerte su padre y él empieza a sufrir los primeros síntomas de su ceguera, eran finales de los años 30.

Otra relación que podemos destacar entre el personaje del anciano con el escritor de la Biblioteca de Babel Jorge Luis Borges es que en sus últimos años de vida dirigió la Biblioteca Nacional de Argentina durante 18 años, los últimos de su vida, quizá ya anciano y prácticamente ciego, escribía con ayuda de sus familiares, quiso dejar evidencia de cómo era su visión del universo; descrito como un universo infinito lleno de todos los libros realizados.

En una oportunidad, durante una de las tantas entrevistas ofrecidas por el escritor Jorge Luis Borges, aseguró que para él el paraíso debería ser una gran biblioteca, tal y como lo expresa el personaje principal de la Biblioteca de Babel, que muerte en una universal biblioteca, cayendo hacia una eternidad sin final rodeado de libros.

Posiblemente Jorge Luis Borges tenía el deseo en lo más profundo de su corazón de que su alma descansara en la eternidad leyendo todas las obras realizadas por parte del ser humano, quizá buscando una que sea la suma de todo el saber. A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 1.054 times, 1 visits today)

Deja un comentario