Los más importantes libros de Sigmund Freud

Valora esta entrada post

Te invitamos a leer este artículo sobre los libros de Sigmund Freud, médico neurólogo creador del psicoanálisis a través de la hipnosis que sentó las bases de la psicología contemporánea e insigne persona del siglo XX y muy discutido a lo largo del tiempo.

libros de sigmund freud

Libros más importantes escritos por Sigmund Freud

Los libros de Sigmund Freud, un médico neurólogo gran escritor, ya que se encuentra más allá de las teorías científicas, pues es un personaje de gran calidad creador de mitos y fantasías acerca de la inteligencia y la pasión, al día de hoy el psicoanálisis de Freud casi no se usa agoniza, pero sus escrito han perdurado en sus 164 años desde que nació. Por eso vamos a realizar algunos resúmenes de sus libros.

Estudios sobre histerias (1895)

Es un libro publicado en el año de 1895, sus autores son Sigmund Freud y Josef Breuer. En un estudio de cinco casos, cinco jóvenes muchachas histéricas, estos utilizaron un método terapéutico, que era traer a la memoria recuerdos traumáticos olvidados a través de la hipnosis.

Después de este procedimiento, que usó Breuer a una paciente llamada Bertha Pappenheim. El caso fue llamado Ana 0. Lo llamó método catártico y más tarde Freud lo nombró psicoanálisis con el método de asociación libre.

Este libro de Sigmund Freud, no fue bien recibido por la comunidad médica, ya que presentaron puntos de vistas diferentes ambos autores, Josef Breuer, colocó su punto de vista, como una causa de neurofisiología, donde admitía que el problema era el sistema nervioso, y como produce un conjunto de conductas en el ser humano. Mientras Freud, mantenía la tesis que los fenómenos histéricos se presentan por una relación causal entre la sexualidad y la neurosis.

El método que ambos utilizaban para lograr la cooperación del paciente, era el método catártico, donde el enfermo revivía los sucesos que le desagrada, a través de una hipnosis, procedimiento para establecer el momento preciso y convincente del fenómeno patológico. Este método ha sido muy útil desde lo teórico como el práctico.

Sin embargo al que ambos terapeutas llamaban al método de diferente forma el procedimiento era el mismo hasta Freud diría que él se hace responsable del procedimiento en cuestión, se hace cargo de la tesis de manera personal explicando sus diferencias respecto al procedimiento usado, esto conllevo a una disputa entre ambos que hasta dejaron de ser amigos.

libros de sigmund freud

La interpretación de los sueños (1899)

Es la primera publicación solo de Sigmund Freud, primeramente en idioma alemán, donde plantea que los sueños, son la realización alucinatoria de nuestros deseos. En este libro Freud, sienta las bases sobre la existencia del Yo, y el inconsciente y usa el método interpretativo de la asociación libre y los símbolos más importantes del sueño. Ya que nuestro inconsciente tiene la tendencia de resolver algún conflicto de cualquier clase, sea este algo nuevo que nos haya pasado o algo que está en lo más hondo de nuestro pensamiento.

Durante el sueño, el inconsciente que tiene toda la información que hemos recopilado a lo largo de nuestras vidas. Se encuentra en forma dispersa, y existe una parte llamado el preconsciente que actúa como un censor, para filtrar la información, por eso cuando estamos despiertos es más activo, que cuando dormimos tenemos una serie de imágenes confusas.

Que el inconsciente tiende a falsear, en el sentido de la información que no solo es lo que parece ser, se necesita hacer una interpretación, muy profunda para poder tener la información correcta y realizar una estructura del inconsciente.

Freud argumenta en su libro, que los análisis de los sueños son interesantes, afirmando que en la antigüedad los sueños eran revelaciones divinas, luego con Aristóteles pasaron a hacer una actividad del alma. Pero se hicieron científicos los sueños por estas premisas que daremos a continuación; la memoria en el sueño, sueño y enfermedad mental, estímulos y fuentes del sueño, entre otras.

El método que Freud utiliza para interpretar los sueños es descomponer al sueño en partes, y cada parte interpretarlo por separado, realizar un relato y compararlo con sucesos que te hayan pasado en tus momentos de vigilia. Es por eso, que esto se debe llevar tiempo en interpretarlo.

Tres ensayos de teoría sexual (1905)

En este libro es publicado en el año de 1905,  pero ha sido reeditado muchas veces por  Sigmund Freud, el cual aborda la sexualidad humana adulta, pues supone que el ser humano está dotado, desde el nacimiento de una libido (energía sexual) que se desarrolla en cinco fases, las cuales son oral, anal, fálica, periodo de lactancia y fase genital.

Como en los casos de histeria que él estudió, a través de las  investigaciones realizadas tomó como punto de partida, la relación causal entre la sexualidad y la neurosis. Observó que los trastornos neuróticos e histéricos, se basan en traumas infantiles reprimidos, o pulsiones fuertemente reprimidas que luego retornan como síntomas.

Y después en una segunda parte del libro aborda la sexualidad infantil, la evolución de la libido, el complejo de castración y el complejo de Edipo.

El libro nos habla sobre las aberraciones sexuales, donde el psicoanálisis hace una importante contribución al conocimiento de la pulsión sexual y esta se obtiene a través del procedimiento terapéutico llamado catártico.

El psicoanálisis elimina los síntomas de los histéricos, y los considera como sustitutos de una serie de procesos anímicos de afectos, deseos y aspiraciones a los que en virtud de un proceso psíquico llamado represión, es por esto que llega a la conclusión que el placer sexual no se anuda a los genitales. Pues la boca sirve para comer como para besar. Con el caso de la pulsión sexual se `puede llegar a desarrollar una ceguera histérica donde el yo pierde su dominio sobre el órgano.

En el capítulo II titulado La sexualidad infantil, nos relata sobre el descuido, pues el niño tiene prácticas sexuales, a una temprana edad por la pulsión sexual, ya que existe un saber sexual y placer a la vez, también existe una amnesia infantil, que ronda los primeros años de vida y termina hasta los seis u ocho años de edad. Esto propicia que no se dé el valor al desarrollo de la vida sexual, Freud compara esto con la amnesia histérica, pues las impresiones olvidadas dejarán huellas profundas en el inconsciente que serán determinantes en el desarrollo posterior.

En el periodo de lactancia de la infancia y sus rupturas, el niño trae consigo gérmenes de mociones sexuales que siguen desarrollándose hasta los tres o cuatro años de edad, donde su sexualidad se expresa de manera observable. En el proceso de sublimación las mociones sexuales no están del todo desarrolladas es por eso que le provocan es el displacer que constituyen diques psíquicos como asco, vergüenza y no moral y para la eficaz sofocación del displacer se debe hacer actos de sublimación de logros culturales.

El chupeteo que es el contacto o succión de la boca repetidas veces, que no tiene fin la nutrición, son tomados como objeto para ejecutar la acción de mamar a una pulsión sexual, de presión de adormecimiento separa lo genital de lo sexual. El carácter más llamativo de las prácticas sexuales infantiles, pues satisface el cuerpo propio, es auto erótica donde la acción del niño chupeteador se rige por un placer vivenciado.

En donde recuerda el de mamar el pecho materno o de sus subrogados, la boca se comporta como una zona erógena, asociada a la satisfacción de alimentarse que más tarde el niño se independiza del chupeteo.

La meta sexual infantil se da en algún sector de la piel o mucosa, al que ciertas estimulaciones provocan una sensación placentera de determinada cualidad. El cuerpo puede ser dotado ser dotado de la excitabilidad de los genitales y elevarse a la zona erógena. En las neurosis del paciente afecta las zonas genitales por la represión, ya que no hay la satisfacción.

La meta sexual infantil lo que se desea es producir satisfacción mediante la estimulación apropiada en la zona erógena que ha escogido y vivenciar la sensación y tener la necesidad de repetirla.

Psicopatología de la vida (1904)

Publica en 1904 una obra muy popular de Sigmund Freud, pues no describe la situación de algunas personas que por uno u otras razones tienen olvidos mentales, la causa porque nos equivocamos cuando leemos o escribimos, los actos fallidos o las supersticiones todo ello pertenece a las experiencias del ser humano.

Las personas olvidan algunas cosas eso pasa muy frecuente, se olvidan cosas hasta los nombres propios y Freud en este libro llega a la conclusión que en estos casos quien tiene la falla es la función psíquica, él mantiene que no solo se olvida sino que también se recuerda erróneamente

En los libros de Sigmund Freud afirma que los condicionantes del olvido, son que hay una determinada disposición para el olvidar lo que se trate, otra es que hay un proceso represivo llevado a cabo tiempo antes y una tercera, es la posibilidad de una asociación externa entre el nombre que se olvida y el elemento anteriormente reprimido.

En los siguientes capítulos del libro se conforma, porque se olvidan las palabras extranjeras y Freud, explica que nuestro léxico es el idioma que por usarse a cada instante está protegido contra el olvido, pero no sucede lo mismo con las palabras del idioma extranjero ya que no la usamos frecuentemente y las oraciones igual por eso están predispuesta a olvidarse si no se usan.

Los olvidos de nombres y de serie de palabras  Freud nos explica a través de varios ejemplos porque el ser humano tiende a olvidar frases completas, en donde asegura que en la conformidad de los resultados de las investigaciones admite que el mecanismo del olvido posee validez universal ya que esa información la deformamos y no la asociamos con alguna experiencia de nuestra vida.

Los nombres se olvidan porque lo asociamos con un rencor sublimado contra el portador del nombre en cuestión. Ese mecanismo del olvido de los nombres, o la desaparición temporal en nuestra mente, consiste en la perturbación deseada del nombre por una serie de ideas ajenas a él e inconsciente por el momento.

En fin de cuentas para olvidar algunos nombres o frases es por el motivo que no hiere o es desagradable a nosotros cuando se halla en contacto o es capaz de producir ese efecto en nuestra imaginación.

Otra parte del libro, muy importante y muy leída y discutida es los recuerdos infantiles y recuerdo encubridores. Porque sabemos que hay recuerdo infantiles que son conservados en muchos casos, y hay recuerdos en la memoria del adulto han desaparecidos, sin dejar huellas.

Es por eso que los recuerdos infantiles importantes y llenos de afecto e intensas emociones se mantienen en la mente en dicha época infantil. Y se debe a que esos recuerdos infantiles deben su existencia a un proceso, que constituye un sustituto de otras impresiones importantes.

Tótem y tabú

Sigmund Freud escribe en este libro de una manera diferente del resto de sus obras, ya que no se basa en los ensayos clínicos, sino señala los fenómenos incrustados en las diferentes sociedades  y sus culturas, el libro tiene su pensamiento hacia lo filosófico y lo antropológico y los alcances sobre otro temas que son la religión, los rituales y la arqueología.

En este libro Freud se refiere al comienzo de las sociedades, donde trata de exponer  la conexión entre las sociedades y los animales. Freud intenta aplicar su teoría del psicoanálisis a los contenidos de la antropología. Ya que él estaba motivado, en que podía establecer una afinidad entre las sociedades primitivas y el desarrollo individual del psiquismo humano.

El libro está diseñado en cuatro capítulos. Donde la tesis principal es construir una suposición sobre el origen común del totemismo, que es el conjunto de creencias y manifestaciones espirituales y sociales vinculados a un tótem. Y la exogamia, que significa el conjunto de sistemas de parentescos, como una regla que rige, la elección del cónyuge y que esta prohíbe la relación matrimonial entre los miembros de un mismo grupo.

Estos conceptos llevan implícito un conflicto humano entre el deseo y la prohibición. De estos dos valores que caracterizan la relación del padre con el complejo de Edipo que a su vez se define como el conjunto de sentimientos infantiles y también los sentimientos amorosos y hostiles hacia sus progenitores. Él busca una explicación al tabú que existía en las tribus antiguas primitivas pues desarrollan un temor supersticioso al incesto.

Y en el tótem que es la figura que tiende a representar a un grupo de entidades sin tener lazos consanguíneos, estas pueden ser un animal, plantas o alguna fuerza natural como el rayo. De esta forma Freud investiga las costumbres de las comunidades de Australia, en esta sociedad, no hay muchas instituciones religiosas ni sociales, usan el totemismo como filosofía para guiar sus acciones, en estas comunidades regidas por este sistema se les prohíbe mantener relaciones sexuales o casarse entre ellos.

En su investigación Freud afirma que una persona neurótica y estos clanes primitivos estarán en una temprana fase de su desarrollo psicosexual y hace una analogía con la elección de un objeto incestuoso.

Introducción al psicoanálisis (1917)

En las páginas de este libro, escrito por Sigmund Freud, aclara el fundamento teórico desarrollado por sus estudios, llamado el psicoanálisis. Las investigaciones que él se basó para aplicar su pensamiento y como atacaba de manera médica, la neurosis de sus pacientes a través de lo que llamaba inconsciente, sueño y represiones sigue leyendo para que aprendas más del libro y del psicoanálisis.

De esta forma para empezar a hablar del psicoanálisis. Freud define algunos conceptos importantes para su perspectiva de esta teoría, como los son: El consciente: que es todo aquello que está presente en la conciencia en un momento determinado.

Subconsciente: Es todo lo está debajo del consciencia y que no está presente en un momento determinado o de forma constante. No se está pensando en un determinado momento.

Preconsciente: Es todo aquello que está debajo del consciente pero que es fácil devolverlo presente a lo consciente: podemos haber olvidado un dato sobre alguna materia y alguien nos lo hace recordar y lo volvemos a traer a nuestra memoria.

Inconsciente: no está presente en la consciencia en un momento determinado y para recuperarlo es necesario un gran esfuerzo y puede provocar daño al evocarlo, por eso hay que usar el método de regresión y los sueños esta información oculta puede causar traumas, según la teoría psicoanalítica.

De esta forma Freud, señala en su libro, el espacio que usa nuestro consciente es del 10% mientras que nuestro inconsciente usa el 90% y esto lo ejemplifica con la teoría del iceberg que nos muestra un pequeña parte fuera del agua y la gran parte del hielo está dentro del agua.

Por lo antes expuesto Freud intenta explicar su teoría del psicoanálisis, relacionado a la mente con la hidráulica, haciendo mover los pensamientos como una especie de energía hacia el consciente y el paciente, pueda decir, todo esos pensamientos reprimidos a través de la hipnosis y de esta manera buscar un tratamiento para curar su enfermedad.

Introducción al narcisismo (1914)

En este libro publicado en 1914, por Sigmund Freud, hace una revisión sobre sus teorías, y nos explica como es el funcionamiento normal de la psique, que tiene que ver con el narcisismo  y como forma parte y sus semillas están en las primeras etapas del desarrollo psicosexual.

El médico neurólogo Sigmund Freud, se apropia de la definición del narcisismo alegando que son aquellos casos en que el individuo, toma como objeto sexual su propio cuerpo, hasta llegar a un punto donde lo besa, lo acaricia y tiene una completa satisfacción. Esto llega a ser un problema, si se convierte en una perturbación para el paciente el cual puede llegar ser un homosexual reprimido o neurosis, haciendo que aflore la perversión y el egoísmo libidinoso.

De esta forma Freud solo trata de investigar dos tipos de enfermos los llamados parafrénicos, que muestran dos características la primera es que tienen el delirio de grandeza y pierden todo interés por el mundo exterior tanto de personas como de cosas. Estos los hace inmunes al psicoanálisis. Y la segundo son los histéricos o neurótico obsesivo, que pierden la relación con la realidad. Pero al ser consultados estas personas no pierden su relación erótica con las personas y las cosas.

Tienden a conservar su fantasía erótica, y sustituyen todo lo real por los de su imaginación y cuando el paciente se encuentra en este estado se le nombra propiedad de introversión de la libido. En un siguiente capítulo Freud, continúa describiendo los pacientes que sufren del narcisismo, donde la mejor opción para estudiar los casos, es que el enfermo orgánico solo tiene interés en su sufrimiento retrayendo la libido del mundo externo. Alejando sus objetos de amor y dando termino al interés erótico.

Cuando el paciente ya no tiene ninguna disposición amorosa, por intensa que sea o ante un dolor físico,  sustituye todas esas condiciones por una completa indiferencia.

El yo y el ello (1923)

En este libro Sigmund Freud nos vuelve a hablar, sobre lo consciente y lo inconsciente, ya que tener estos conceptos presentes es fundamental para el psicoanálisis, y la teoría de la represión. Luego pretende explicar y hacer un análisis descriptivo sobre los tres estados de la mente los cuales son el consciente, el preconsciente y el inconsciente.

En este parte Freud, trata de explicar cuidadosamente los estados, pues es un poco confuso ya que quiere demostrar descriptivamente las diferencias entre lo preconsciente y lo inconsciente, es un poso difícil saber con seguridad donde se debe ubicar lo que es consciente en un momento y en otro no.

Ya esto demuestra que hay dos clases de inconsciente, también hay resistencias por parte del yo que son a la vez inconscientes, y se conducen idénticamente lo reprimido. Por consiguiente se debe reconocer lo que es reprimido en el paciente, porque no todo lo inconsciente es reprimido.

Luego de hacer la diferencia descriptiva entre lo consciente y lo inconsciente, empieza a definir la parte del yo y el ello en la persona. Donde afirma que el yo es la parte más externa porque es el contacto con el mundo exterior. De él recibe percepciones externas pero también recibe percepciones internas; sensaciones – sentimientos.

En este mismo orden de ideas explica lo que es el, Ello que es donde queda lo inconsciente y en donde se rige el principio del placer. Para hacer un ejemplo del yo y el Ello Freud hace un ejemplo de un jinete y el caballo, donde el jinete (yo) dirige al caballo hacia donde desea el jinete, y el caballo (Ello) que algunas veces va a dónde quiere ir o a la velocidad que él desea.

Y cuando define al súper yo, que es la instancia ideal del yo, este resulta del complejo de Edipo. Donde la persona internaliza las normas, reglas y prohibiciones, pero también es una etapa donde el individuo no ha superado su desamparo infantil, cuando se les hace el psicoanálisis se descubre que estas personas tienen una agresividad que dirigen hacia afuera.

El superyó es la parte que equilibra al ello con respecto al yo. Y representa los pensamientos de rectitud y de la cultura y esta ensamblado por dos subsistemas el de la conciencia moral y el ideal del yo, aquí se tiene la conciencia de la autoevaluación, la crítica y el reproche. Se debe a una imagen ideal donde tiene conductas aprobadas y recompensadas por la sociedad y la cultura.

En otro tema del libro nos habla sobre el equilibrio de las fuerzas  donde nos explica que en las psique de todo ser humano hay procesos mentales, se produce la lucha entre el Ello, el Yo y el Superyó. Y esto genera descompensaciones en el individuo que le producen sufrimiento, baja autoestima y la aparición de otras patologías.

Para tratar este desequilibrio que sufre el paciente, se debe re-equilibrar la similitud de impulsos a través del psicoanálisis. Y es por eso que una de las características resaltante en la teoría de Sigmund Freud, es la salud mental del individuo, en donde este tiene un ligero desajuste entre las instancias psíquicas y sufre trastornos que no son de excepción, y debido a estos problemas mentales que permanecen implícitos y latentes hay una lucha que se mantiene entre ellos.

Por ejemplo si llega a dominar el estado del superyó en el individuo, se hace una represión de pensamientos y emociones que si llegan a hacer muy excesivas pueden producir una crisis nerviosa al paciente. Por otro lado si el Ello se manifiesta y llega a imponerse puede dar paso a la sociópata. Que puede poner en peligro a la persona que lo experimenta como al conjunto de personas que rodean al individuo que lo padece.

El concepto de equilibrio de fuerza que nos explica Freud en su libro es que las personas sanas en los que los tres estados, el Ello, el YO y el Superyó, no han dejado de luchar algo que imposible en estos estados sino que causen el menor trauma al paciente.

Es importante que estas teoría del médico y neurólogo Sigmund Freud, ya es poco útil para la psicología actual ya que han tenido muchas críticas de psicólogo afirmando que es muy confusa y que llegas a aplicarlo no se vería los resultados a corto tiempo.

El malestar en la cultura (1930)

El escrito se publicó en el año de 1930, en este libro Freud se va a plantear la insatisfacción que tiene el hombre hacia la cultura. Ya que la misma desea controlar los impulsos agresivos y eróticos del hombre. En este libro Freud procura estudiar al hombre y su cultura, ya que el hombre es un ser religioso, tanto que crea o no crea en algún credo religioso, pues es la base de toda religión. Freud no permite esa impresión en sí mismo e intenta hacer una explicación de esta haciendo un psicoanálisis así mismo.

El sugestiona al yo como algo definido y delimitado en el exterior y en el interior continuo con el Ello. Él lo capta desde el punto de vista del lactante que no tiene ninguna demarcación,  pero se empieza hacerse figura de un yo complaciente a medida que este se va distinguiendo del mundo exterior y termina por ser un residuo en el universo y queda en lo psíquico del sentimiento en su adultez.

Luego nos habla del peso de la vida donde el ser humano va a tener tres alternativas la primera es distraernos con alguna actividad, buscar alguna satisfacción como el arte o una tercera narcotizarnos. Es así como Freud explica alternativas que tenemos en la cultura, y en la religión nos dice que da el sentido de la vida, pero él busca es el placer en cosas realizables.

Otras técnicas para evitar el sufrimiento del individuo es dirigir los fines instintivos a las satisfacciones artísticas o científicas, que alejan al individuo del mundo exterior, es decir que hay muchos procedimientos para conquistar la efectividad pero ninguno es cien por ciento efectivo. Por esta misma razón la religión nos impone un único camino para ser felices y evitar el sufrimiento, pero nos reduce el valor de la vida y deforma nuestro mundo real intimidando a la inteligencia e infantilizando al individuo produciéndole delirios colectivos.

Y de todas formas tampoco elimina el sufrimiento del paciente. Tres formas del sufrimiento del individuo la primer es el poder de la naturaleza, la segunda lo finito de nuestro cuerpo y la última es regular nuestras relaciones sociales, de estas tres solo podemos dominar una y es la tercera nuestras relaciones sociales pero esta no nos procura un bienestar, más bien nos da un hostilidad hacia lo cultural.

Artículos, manuscritos y libros de Sigmund Freud

Lo que caracterizó a este insigne personaje toda su trayectoria de vida dedicada al trabajo y al estudio fue la investigación y siempre fue publicando todo lo que escribía incluso nunca dejó de escribir mientras sufría esa terrible enfermedad del cáncer.

Todos los libros de  Sigmund Freud, están condensado en los siguientes veinticuatro volúmenes según la Standard Edition. Donde cada  volumen contiene libros, manuscritos y artículos de este importante medico neurólogo figura del siglo XX.

  1. Publicaciones pre-psicoanalíticas y manuscritos inéditos en vida de Freud
  2. Estudios sobre la histeria
  3. Primeras publicaciones psicoanalíticas
  4. La interpretación de los sueños I
  5. La interpretación de los sueños II y Sobre el sueño
  6. Psicopatología de la vida cotidiana
  7. Tres ensayos de teoría sexual
  8. El chiste y su relación con el inconsciente
  9. El delirio y los sueños
  10. Análisis de la fobia de un niño de cinco años
  11. Cinco conferencia sobre el psicoanálisis
  12. Trabajos sobre técnicas psicoanalíticas
  13. Tótem y tabú
  14. Trabajos sobre metapsicología
  15. Conferencias de introducción al psicoanálisis I
  16. Conferencias de introducción al psicoanálisis II
  17.   De la historia de una neurosis infantil
  18. Más allá del principio del placer
  19. El yo el ello
  20. Presentación autobiográfica, inhibición, síntomas y angustias.
  21. El porvenir de una ilusión, El malestar en una cultura
  22. Nuevas conferencias introducción al psicoanálisis
  23. Moisés y la religión monoteísta
  24. Índices y bibliografías

Biografía de Sigmund Freud

Este insigne personaje nace en la antigua Moravia, hoy llamada Pribor de la República Checa, un 06 de mayo de 1856, y muere un 23 de septiembre de 1939, a la edad de 84 años. Fue un médico neurólogo austriaco de origen judío, llamado el padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.

Su padre fue un comerciante de lanas, cuando nació Freud, el padre tenía la edad de cuarenta y dos años, y la madre veinte, el ambiente familiar de Freud es un poco enredada por eso al tiempo, tuvo que estudiar su situación familiar, su padre tenía dos hijos de un matrimonio anterior, el mayor de los hijos era de la misma edad de la madre de Freud, y padre de un niño de un año.

A eso del año de 1859, por la crisis económica, el negocio del padre fue a la quiebra, la familia se trasladó a Viena, allí fueron largos años de dificultades y penurias. Freud vive en esa ciudad hasta el año de 1938, la familia fiel a sus costumbre y creencias judías, pero no especialmente religiosas, se declaran de libre pensamiento.

Para Freud siendo adolescente en el año de 1873, sus creencias religiosas, no eran algo importante para él, decide no prestarles atención a eso, y enfocarse en los estudios. Terminó los estudios secundarios, con excelente notas, es un buen estudiante y disciplinado a pesar de vivir muchas dificultades económicas.

Los padres de Freud lo apoyaban y se esforzaban para darle todo lo posible, y asegurarle una buena educación, estaba entre estudiar derecho o medicina, se decide por la medicina pero no con el fin de ejercerla, sino con la misión de estudiar la condición humana con rigor científico.

La vida universitaria de Freud

Estudiando la carrera de medicina, le dedica tiempo a la investigación biológica, trabaja en el laboratorio del fisiólogo Ernst von Brücke, entre los años 1876 al 1882. Se interesa y estudia las estructuras nerviosas de algunos animales y en la anatomía del cerebro humano.

Trabajando en esa área de estudio, conoce al médico Josef Breuer, con quien entabla una gran amistad, este decide ayudarlo tanto moral como material, para el año de 1882, conoce a la señorita Martha Bernays, su futura esposa, hija de una familia de intelectuales judíos. Desea casarse con la dama, pero sus escasa entrada de dinero, y pocas perspectivas trabajando en el laboratorio, opta por trabajar en el área médica y vivir de ese trabajo, se titula como médico para el año de 1881.

El trabajo como médico

No tiene vocación por la medicina general, pero resuelve hacerlo, para obtener experiencia y cierto prestigio médico, desde el año de 1882, hasta el año 1885, trabaja como residente en diversos departamentos del Hospital de Viena, se especializa en el área de neuropatología.

Para el año de 1884, se le pide que haga un estudio, de la cocaína como analgésico y estimulante terapéutico, empezó hacerlo hasta la probó en sí mismo, escribió artículos sobre las propiedades de la cocaína, y  lo que causó más estrago en el estudio que realizó, fue que la receto a un amigo de nombre Von Fleischl, ya que este consumía morfinas, y lo que le indujo fue otro vicio a su estado mental. Que a los pocos años terminó matándolo. Esto le ocasionó ciertas críticas y mala reputación en el gremio médico.

La Facultad de Medicina de Viena, lo nombró Privatdozent en el año de 1885, allí se desempeñó como docente impartiendo las clases de neuropatología y después la de psicoanálisis, aunque sin acceder a ninguna cátedra. Por sus gran desenvolvimiento en la medicina obtiene una beca y va a estudiar a París, en el servicio de neurología de la Salpëtriere, con el médico Jean-Martin Charcot. Importante neurólogo para su época.

Allí tiene una estancia de cuatro meses y medio para volver a Viena, con la experiencia que tuvo en Francia, aprendió sobre las manifestaciones de la histeria y la hipnosis y sus efectos, y como se debe de realizar los tratamientos a los pacientes.

De regreso a Viena, se casa con la dama Martha Bernays, en septiembre de 1886, luego de tener un largo noviazgo. Durante sus primeros diez años de matrimonio tuvo seis hijos, tres niñas y tres niños. Antes de casarse Freud, abre sus consultas privadas desempeñándose como neuropatólogo, utilizando las técnicas de hipnosis y electroterapia a las enfermedades nerviosas.

Comienzos en el psicoanálisis

Entre los años 1880 y 1882, Josef Breuer, trataba a una paciente cuyo nombre era Bertha Pappenheim, el caso se llamó Ana O. Una chica que padecía de histeria, los síntomas era de parálisis intermitente de las extremidades, como también tenía trastornos en la vista y al hablar. Breuer decide buscar a Sigmund Freud, para que le ayude en el caso. Lo cual él accede, aplicando la hipnosis a la paciente, y estos síntomas desaparecen cuando estaba en estado hipnótico.

Luego de tratar la histeria de la paciente con hipnosis, entre Sigmund Freud y Josef Breuer, escriben un libro titulado. Estudio sobre la histeria en el año de 1895, fue todo un éxito. Para ese momento, en su vida empiezan las primeras ideas del psicoanálisis. Sigmund Freud habla del método de libre asociación, también romper su amistad con Josef Breuer.

De esa misma forma que se trabajó el caso de histeria, en las consultas con sus pacientes le dijo que hablaran de todas sus experiencias sin censura o cualquier ocurrencia que pasara por la mente, esto alivió muchos síntomas de los pacientes con histeria.

Sigue estudiando el método que le ha producido resultados y en el año de 1899, publicó la obra más importante e influyente titulada. La interpretación de los sueños. A través de esta publicación de a entender cómo funciona la mente humana. Y llamó a su teoría el psicoanálisis. Esto le llevo a que muchos médicos no lo entendieran, y él se aisló profesional y personalmente decidió formar nuevos adeptos a su teoría del psicoanálisis.

Sus investigaciones son tomadas en cuenta por el gremio médico

Como el creador del psicoanálisis, para el año de 1902, recibe su primer premio oficial, como Profesor extraordinario, premio que no era de su agrado, hasta envió una carta con un contenido sarcástico. También publica un libro llamado Tres contribuciones a la teoría sexual. Para el año de 1906, logra consolidar un círculo de médico,  después se conformó la sociedad psicoanalítica, que en 1908 celebró el Primer Congreso Psicoanalítico en Salzburgo.

En ese momento goza de fama internacional, es invitado a Los Estados Unidos de Norteamérica, para dar conferencias sobre su teoría en las universidades entre ellas la Universidad Clark de Worcester, Massachusetts. El pensamiento de Sigmund Freud ha suscitado gran admiración en Norteamérica. En Nuremberg se funda la Sociedad Internacional del Psicoanálisis a eso de 1910, siendo su presidente un amigo de Freud, llamado Carl Gustav Jung, hasta 1914.

Entre tanto Sigmund Freud sigue escribiendo y en 1916, pública Introducción al psicoanálisis donde nos aclara que esta teoría busca aclarar la influencia sexual en los diferentes espacios humanos, para observar su incidencia. Ya que él se centra en lo sexual porque este afecta los diferentes ámbitos a otros humanos.

Diagnostica una enfermedad

Una enfermedad terrible le ataca, es diagnosticado con cáncer en la garganta, esto se debe a su gran vicio de fumador de puros y de cigarrillos, fumaba desde los veinte años de edad ya que alegaba, que estos aumentaban su productividad. Hasta quince diarios se fumaba en un día.

La enfermedad le provocó un gran sufrimiento, fue intervenido hasta 33 veces, esto le causó gran incapacidad ya que no hablaba mucho y le produjo sordera en el oído derecho, aparte de eso tuvo que usar distinta prótesis que le incomodaban. Pero nunca dejó de fumar hasta su lecho de muerte. Pero siguió su trabajo como psicoanalista y nunca dejó de escribir y publicar un gran número de artículos. Al final pierde la batalla contra el cáncer un 23 de septiembre de 1939. A continuación le dejamos algunos enlaces de artículos que pueden ser de tu interés:

(Visited 125 times, 1 visits today)

Deja un comentario