Autoría, personajes y resumen de El Lazarillo de Tormes

Valora esta entrada post

El Lazarillo de Tormes es, sin dudas, una de las más grandes obras de la literatura española, semilla de la novela picaresca. Sigue leyendo y encontrarás un resumen del Lazarillo de Tormes, en el que se relata la vida y penurias del joven pícaro Lázaro.

Resumen de El Lazarillo de Tormes

El Lazarillo de Tormes: argumento

La novela El Lazarillo de Tormes es considerada una de las obras más representativas de la literatura española, puesto que marcó el comienzo de la novela moderna; dando un paso adelante al Quijote de Cervantes.

Aunque persiste alguna polémica sobre su autoría, todos los estudiosos coinciden en que es la base de la novela picaresca, crítica y sátira de la sociedad española del siglo XVI.

Es una novela picaresca que cuenta las aventuras de Lázaro, un joven muy pobre nacido en Salamanca, quien para ganarse la vida sirve como criado a varios personajes, los cuales se enseñan que la picardía y la astucia son necesarias para sobrevivir en un mundo donde la falsa moral y las apariencias están a la orden del día.

Así, el joven va de amo en amo: un ciego, un clérigo, un fraile, un escudero, un capellán, un alguacil, un pintor y un arcipreste, entre otros; cada uno de los cuales le dio una lección, unas más duras y difíciles que otras, para no morir de hambre.

Con el paso del tiempo, Lázaro va aprendiendo a ser pícaro, lecciones que muestra en los varios engaños al ciego, en el robo del pan al clérigo o en las artimañas que inventó para poder conseguir alimento para él y su amo el escudero. Al final, luego de tantas penurias, encuentra la paz y la tranquilidad junto a una mujer y trabajando como pregonero. Lee y conoce la historia de Lázaro.

Resumen de El Lazarillo de Tormes

Resumen del Lazarillo de Tormes

Esta obra, que da inicio a la novela picaresca del siglo XVI, está dividida en siete tratados, en cada uno se narra aventuras del joven Lázaro. A continuación, un resumen corto del Lazarillo de Tormes.

Tratado uno

Cuenta Lázaro su vida, y cúyo hijo fue Lázaro se presenta ante el lector, describiéndose como un joven de clase humilde y de escasos recursos económicos. Aclara que su apodo se debe a que nació junto al río Tormes, que atraviesa Salamanca, en España.

El padre de Lázaro, Tomé González, es acusado de robar granos del molino donde trabaja. Al confesar, es llevado preso y azotado. Luego se hace servidor de un caballero y va al frente de batalla contra los moros, donde muere.

La madre, Antona, al quedar viuda se va junto a su hijo para la ciudad. Allí realiza trabajos de servidumbre en tabernas y posadas, para estudiantes y mozos del Comendador de Cartagena.

Conoce a Zaide, hombre negro con quien comienza a tener relaciones y engendra un hijo, relación que es aceptada por el joven por cuanto observaba que cuando el hombre estaba en casa comían mejor. Pero al ser señalada por su relación desigual, es obligada a separarse del hombre y continúa como servidumbre de quienes la señalaron.

Antona, en su desespero, le presenta a Lázaro a un ciego y lo obliga a trabajar con él sirviendo de guía. El ciego le enseña al chico a ser astuto y pícaro para poder sobrevivir en el mundo. El ciego es muy avaro y maltrata a Lázaro con frecuencia, por lo que el joven, gracias a una argucia, termina por abandonarlo y cambia de amo.

Tratado dos

Cómo Lázaro se asentó con un clérigo, y de las cosas que con él pasó: Lázaro abandona al ciego y pasa un tiempo como mendigo, viviendo de la limosna, hasta que comienza a trabajar como ayudante de un clérigo durante las misas.  Tras su nuevo empleo, el chico cree que ha subido un escalón dentro de la jerarquía social, pero se equivocó, pues el clérigo resultó ser también un hombre avaro, mezquino y que maltrata a Lázaro, al punto de que solamente lo alimenta cuando van a entierros, porque el resto del tiempo el joven pasa hambre.

Una vez más, Lázaro tiene que echar mano a la picaresca para poder comer y resistir la mala vida que le da el clérigo. Una de las anécdotas es cuando Lázaro encuentra la llave del baúl donde el avaro guardaba el pan y cuando le pedían explicaciones siempre culpaba a los ratones. Al final fue descubierto y echado de la casa.

Tratado tres

Cómo Lázaro se asentó con un escudero, y de lo que acaeció con él: Lázaro nuevamente está en la calle, solo, sin dinero y con hambre. Se muda a Toledo, donde vive de las limosnas por unas semanas hasta que conoce a un escudero, con quien comienza a trabajar como criado.

El chico se imagina que su nuevo amo es un hombre rico y que ya nunca más pasará hambre o necesidad; pero al llegar al recinto donde vive aquel hombre se da cuenta de que el escudero solo tiene los trajes que viste para mantener las apariencias, porque vive en la miseria, repudiado por sus familiares. La casa no tenía muebles y apenas si estaba iluminada.

Al igual que con sus otros amos, con el escudero Lázaro también pasa mucha hambre; pero esta vez no tiene nada que robarle, por lo que se ve obligado a usar la picaresca para comer él y darle algo de comer a su amo. En una oportunidad pasaron ocho días sin comer, hasta que el escudero consiguió un real para poder mandar al joven a comprar comida al mercado.

En su empeño por guardar las apariencias, el escudero se niega a pedir limosna, pero tampoco quiere trabajar, pues lo único que desea es mantener su estatus aunque con ello ponga su vida en riesgo. Poco tiempo después, el casero le cobró el alquiler al pobre hombre quien viendo que no podía pagar, huyó de casa, dejando a Lázaro abandonado.

https://www.youtube.com/watch?v=NKa91CBEumI

Tratado cuatro

Cómo Lázaro se asentó con un fraile de la Merced, y de lo que acaeció con él: Este es el relato más corto del libro; de hecho apenas ocupa media página. Viendo la situación tan precaria por la que atraviesa Lázaro, las vecinas del escudero lo ayudan a buscar un nuevo amo: el Fraile de la Merced, un hombre religioso que disfrutaba de dar largos paseos, recorrer pueblos y conocer nuevos lugares.

Emocionado por esta nueva experiencia, Lázaro comienza a acompañar a su amo en todas sus aventuras y excursiones. El chico describe a su nuevo amo como un Fraile al que no le gustaba el coro ni comer en el convento; amigo de negocios mundanos y de la compañía de mujeres.

El Fraile le regaló a Lázaro sus primeros zapatos, pero la caminata y los recorridos eran tan intensos que el calzado le duró apenas ocho días. El joven se cansó de tanto caminar y abandonó a su amo.

Tratado cinco

Cómo Lázaro se asentó con un buldero, y de las cosas que con él pasó: Lázaro continúa su camino y esta vez se tropieza con un buldero, quien se convierte en su amo. El buldero es un hombre que trabaja para la iglesia católica pero en complicidad con el alguacil del pueblo, vende bulas (documentos que se expedían en la Edad Media en el que la persona pagaba para ser absuelto de algún pecado o falta cristiana cometida). Esto lo hacen para ganar dinero aprovechándose de la fe y la ingenuidad de las personas.

El buldero sobornaba con comida a los sacerdotes y los hacía promover sus bulas, lo que hizo que muchos incautos cayeran en la trampa y compraran el falso documento religioso. Cuando los tramposos ven que el negocio no prospera inventan una pelea en la que aseguran que el alguacil no muere gracias a que posee una bula, que es un medio para lograr la intervención divina.

Lázaro se da cuenta del tipo de persona que era su amo, tramposo y falso, por lo que luego de cuatro meses, decide abandonarlo y seguir su camino.

Tratado seis

Cómo Lázaro se asentó con un capellán, y lo que con él pasó: Una vez más, Lázaro cambia de amo y, en esta oportunidad le sirve a un pintor de panderos, con quien permanece muy poco tiempo, para luego asentarse con un capellán a quien conoció cuando entró al interior de una iglesia.

El capellán le da a Lázaro la oportunidad de tener un trabajo y, por primera vez,  ganar un salario: Le entrega un asno y cántaros de agua para que la venda en la ciudad. Cada sábado, el joven recibía su paga por el trabajo realizado.

Gracias a esta situación, que le permite mejorar la vida de Lázaro, éste decide quedarse con su amo por varios años, tiempo que aprovecha para ahorrar dinero, comprar ropa y su primera espada. Una vez que ha aprendido lo suficiente de su oficio y mejorado su apariencia, el pícaro decide abandonar al capellán y también su trabajo como aguador.

Tratado siete

Anónimo: Lázaro se convirtió en el servidor de un alguacil, y trabajó apresando a los delincuentes de la ciudad y llevándolos a la cárcel; pero duró muy poco con éste, pues consideró que el trabajo de su amo era sumamente peligroso. Lázaro se convierte en el pregonero de Toledo, un trabajo respetable que le da recursos para vivir bien, sin lujos pero sin miserias. El arcipreste de San Salvador casó al chico con una de sus criadas.

Comenzaron a surgir rumores de que la amada de Lázaro tenía relaciones íntimas con el religioso, pero Lázaro decidió hacer caso omiso a los comentarios malsanos, por lo que se casó y vivió feliz junto a su mujer.

Culmina el relato mostrando a un hombre que ha alcanzado la madurez y que luego de vivir aciagos momentos, logra la estabilidad en su vida. Termina la novela presentándonos a un hombre que ha alcanzado la estabilidad en su vida.

Conclusiones sobre El Lazarillo de Tormes

Una vez presentado el resumen de El Lazarillo de Tormes, puede decirse que esta obra marca el inicio de la novela picaresca en España, subgénero literario que nació en ese país europeo pero que fue muy rechazado en sus inicios.

Principalmente por las élites más conservadoras, puesto que el tema central de los relatos es la moral de la época, narradas a través de las experiencias de Lázaro, en las cuales se muestran personajes reconocidos dentro de la sociedad, pero que son muestras de la falsa moral

Los personajes descritos en el relato, son reflejo fiel de la hipocresía social, lo que pone en entredicho la reputación de todos ellos. Para muchos, estos tratados envían el mensaje de que la vida es dura y difícil, por lo que cada quien debe ver por sus propios intereses, sin importarle la realidad del otro.

En repetidas ocasiones se denuncia que en la sociedad muchos aparentan ser virtuosos pero son solo apariencias; la mayoría de los personajes sólo vive de mostrar una falsa realidad: religiosos avaros, tramposos y hasta promiscuos; escuderos miserables o alguaciles delincuentes. Al parecer, no importa lo que seas realmente siempre que sepas aparentarlo.

El Lazarillo de Tormes muestra una triste visión de la realidad española, especialmente del aspecto religioso. Por esta razón, la obra fue prohibida durante la Inquisición, siendo incluida en la lista de “libros prohibidos”. No obstante, fue tal su influencia que logró marcar un ante y un después en la literatura, principalmente la picaresca.

Personajes de El Lazarillo de Tormes

Esta obra es considerada como un retrato o espejo de la sociedad española del siglo XVI, por eso los personajes también son espejo de la realidad de entonces. Cada uno brinda una visión particular de los hechos, lo que ayuda a definir a algunas personalidades de la época. Estos personajes, de origen folclórico, son vistos a través de la mirada de Lázaro. A continuación, los personajes más relevantes de El Lazarillo de Tormes.

  • Lazarillo: Es el protagonista y personaje principal de la historia. Lázaro González Pérez narra su historia en primera persona y se describe a sí mismo como un hombre joven muy delgado, de baja estatura, acabado por la pobreza y el hambre. Cuenta sus experiencias, cómo cambia de amo con frecuencia y cómo aprende a ser un pícaro para sobrevivir en el mundo de miserias en el que le tocó desenvolverse.
  • Tomé González: Padre del Lazarillo, quien trabajaba como molinero y ante la precariedad de su situación, robó un poco de trigo a su amo, por lo que fue apresado y pasado por torturas. Para limpiar su honor, se fue al frente de batalla, donde falleció cuando Lázaro aún estaba pequeño.
  • Antona Pérez: Madre de Lázaro, al enviudar se va a vivir junto con su hijo a la ciudad, donde conoce a Zaide, hombre negro con quien establece una relación y tiene un hijo. Este hombre también es acusado de robo y azotado, por lo que Antona se vio obligada a alejarse de él y trabajar como servicio en la casa de los nobles.
  • El ciego: El primer amo del Lazarillo. De él Lázaro aprende a ser astuto y pícaro para poder comer y sobrevivir. Aunque está privado de la vista, es un hombre mezquino y avaro que maltrata duramente al protagonista, pero a su vez le da las mejores lecciones de vida al muchacho. Visto por Lázaro, representa la Avaricia.
  • Clérigo: Es el segundo amo de Lázaro. Un hombre avaro y corrupto que pese a su posición social y posibilidades económicas, apenas le da de comer al muchacho. De hecho, Lázaro es despedido cuando fue descubierto robándole comida. Desde la perspectiva de Lázaro, representa la Mezquindad.

  • Escudero: Tercer amo del Lazarillo. Este le muestra al chico el mundo de las apariencias, pues es un hombre que venido a menos, rechazado por su familia y que apenas tiene para comer, pero que finge tener riquezas y dinero ante la sociedad para poder ser aceptado. Representa a la falsa sociedad de la época.
  • Fraile de la Merced: Cuarto amo. Corrupto, vividor y promiscuo. Aunque un poco más generoso que los amos que lo preceden, es la fiel representación de lo mundano, contrariando así los preceptos e ideales de la iglesia católica a la que representa.
  • Buldero: Quinto amo del Lazarillo. Tiene como oficio vender bulas para expurgar los pecados, mostrándose como representante de la falsa religiosidad, típica de la época. Este hombre viene a ser un líder de la “mafia”, que se enriquece con el perdón religioso por lo que Lázaro, cansado de sus estafas y delitos, termina por dejarlo.
  • El pintor: Sexto amo. Al igual que los otros, también maltrata y explota al joven. Pinta panderos con alguna tendencia renacentista.
  • El capellán: Séptimo amo. Otro personaje vinculado a la iglesia católica. Este le paga el primer sueldo a Lázaro por realizar labores de aguador. Sin embargo, muestra su lado mundano al convertirse en oportunista y aprovechado.
  • El alguacil: Octavo amo. Es quien representa la ley para la época. Su oficio es peligroso, pero Lázaro lo acompaña.
  • El arcipreste de San Salvador: Noveno amo. Otro personaje que vive en la corrupción y la vida fácil. Es quien le consigue esposa a Lázaro.
  • La criada del arcipreste: Esposa de Lázaro. Con esta humilde mujer el joven logra una vida tranquila y feliz, que en cierto modo, viene a compensar los años de desdicha vividos por el pobre pícaro.

La novela picaresca. Características

El Lazarillo de Tormes es, sin duda, una de las obras más representativas de la literatura española. Pertenece a al subgénero literario novela picaresca, cuyo estilo narrativo en prosa es característico de la literatura española. Fue representante de la brillante aparición de la picaresca durante el Siglo de Oro de las letras españolas.

Una de las obras más importantes y significativas de la literatura española, El Lazarillo de Tormes. Resulta curioso que una obra de esta envergadura, que muestra el brillante comienzo de la picaresca española en tiempos del Siglo de Oro, continúe hoy día viviendo cierta polémica sobre su autor.

Pese a que, a pesar de ser considerada como el germen de la novela moderna, pero sin creador, hace unos años una investigadora diera un nombre del que luego hablaremos en esta misma lección no exento de cierta polémica.

Surgió como crítica a la evidente degradación de las instituciones durante la España imperial, mezclada con relatos en los que se idealizaban las historias de caballeros y epopeyas, propios de la época. Forma parte de las llamadas “antinovelas”, que mostraron la miseria reinante en el territorio español de entonces.

Historias de nobles empobrecidos, caballeros desheredados, religiosos con doble moral, a la par de los pobres creyentes y los conversos marginados. Todos estos personajes estaban en contraposición de los burgueses enriquecidos de forma vil y que observaban la realidad desde sus carruajes y cuellos engolados.

Aquí algunas de las características más relevantes y principales de la novela picaresca del Lazarillo de Tormes, las cuales son:

  • Es protagonizada por un pícaro de bajo estatus social o descendiente de padres sin honor. La figura antagonista del caballero ideal; aspira a mejorar su condición de vida, aunque para ello recurre a las argucias y trampas.
  • Estructura de falsa autobiografía: Está narrada en primera persona y cuenta las vivencias y aventuras del antihéroe.
  • Determinismo: El pícaro intenta siempre mejorar su condición, pero suele fracasar, por lo que la estructura de la novela picaresca es abierta.
  • Ideología moralizante y pesimista: Es relatada desde una visión final de desengaño, en la que el pícaro se arrepiente o es castigado.
  • Intención satírica y estructura itinerante: Critica abiertamente a la sociedad, de tal manera que el pícaro es espectador de la realidad hipócrita de la época.
  • Realismo, incluso naturalismo, para describir los crudos y desagradables hechos. Nunca idealiza, por el contrario se convierte en burla y desengaño.

Autor de El Lazarillo de Tormes

Hasta la fecha, existen posiciones encontradas en cuanto a la autoría de El Lazarillo de Tormes, pues durante muchos años ha sido considerada como una obra anónima que, aunque fue escrita hace siglos, es una novela moderna y adelantada para su tiempo, sirviendo incluso de inspiración para Miguel de Cervantes.

En el año 2010, la paleógrafa Mercede Agulló, en su libro A vueltas con el autor del Lazarillo, reseñó que esta novela sería obra del español Don Diego Hurtado de Mendoza, para lo cual mostró documentos que estaban en poder de López Velasco , quien fuera el encargado del testamento del escritor.

Hasta ese año se consideraba que el autor de El Lazarillo de Tormes era anónimo, pues aunque no habían sido pocas las investigaciones, no se habían encontrado datos tan contundentes y definitivos.

Esta gran obra es tenida como la primera novela moderna y puesto que la fecha de su publicación data de años antes de Don Quijote de la Mancha, se toma como el germen que dio inspiración para su relato universal.

Este hallazgo aún es debatido por algunos estudiosos. No obstante, pudiésemos aquí hacer una breve reseña del autor andaluz a quien Agulló le atribuye tan importante mérito: Diego Hurtado de Mendoza, era un diplomático y poeta, ampliamente formado y respetado en su época, cualidades de un hombre renacentista, por lo que encajaría perfectamente en la autoría de esta novela, publicada en 1554.

El autor nació en Alhambra. Por ser hijo del gobernador Íñigo López de Mendoza, desde muy joven recibió buena educación en las artes, la historia y las artes militares. Fungió como embajador del gobierno español en Venecia, Inglaterra y Roma.

Se le reconoce como buen militar, gran humanista y como mecenas de varios pintores y escritores de su época. Nieto del Marqués de Santillana y amigo de Lope de Vega, quien destacaría sus atributos como escritor. Entre sus frutos en la literatura española destacan el Poema Fábula e Hipómenes y Atalanta o Epístola a Boscán.

Así pues, Don Diego viene a representar el equilibrio armónico entre la vida militar y la corriente humanista y, aunque ya para el siglo XVII algunos investigadores indicaron que este español era autor de El Lazarillo de Tormes, no tuvo validez por carecer de fundamente científico; hecho que cambió con las pruebas presentadas por Agulló.

Otros posibles autores del Lazarillo

Pese a los hallazgos presentados por la investigadora, durante siglos –y aún hoy- se ha especulado sobre la real autoría de El Lazarillo de Tormes. Investigadores como Martín de Riquer, Francisco Rico, Blecua o Rosa Navarro, presentaron sus teorías con distintos nombres, pero la publicación de Agulló ha hecho mella en tales argumentos.

Aun así, presentamos los nombres de los otros escritores que en algún momento de la historia fueron considerados como los posibles de El Lazarillo de Tormes:

  • Alfonso de Valdés: Hasta 2010, era el escritor que tenía mayor factibilidad de ser el autor de la obra.
  • Fray Juan de Ortega: El periodista Antonio García Jiménez presentó y defendió esta teoría.
  • Diego Hurtado de Mendoza: Su nombre fue presentado y defendido por Agulló. Es el que tiene mayores posibilidades de ser el autor de la obra, tomando en cuenta los argumentos presentados por la investigadora. No obstante, Rosa Navarro arguye que Don Diego pudiese haber escrito la segunda parte del Lazarillo de Tormes, pero no considera que haya podido escribir la primera.

Si te parece interesante lo que leíste, aquí te damos otras sugerencias:

(Visited 623 times, 1 visits today)

1 comentario en «Autoría, personajes y resumen de El Lazarillo de Tormes»

  1. Hola
    la novela el LAZARO de Tormes es una obra que caracteriza y representa la litteratura espanola de modo sublimo. Se pueda considerar que es un de las mejoras de la cultura espanola.

    Responder

Deja un comentario