Reseña y resumen de Demian, de Hermann Hesse

Valora esta entrada post

Emil Sinclair es un joven confundido por los cambios que atraviesa durante su adolescencia. Conoce a Max Demian, con quien entabla una gran amistad y le suaviza su experiencia de vida. En este resumen de Demian te debatirás entre el bien y el mal que habita en cada uno de nosotros, así que sigue leyendo.

Resumen de Demian

Resumen del libro Demian

Demian es un libro realizado por el escritor alemán Hermann Hesse que fue publicado en el año 1919 bajo el título “Demian: Historia de la juventud de Emil Sinclair”. En las ediciones posteriores optaron por suprimir el subtítulo, por lo que en los ejemplares que encontramos actualmente sólo vemos el nombre: Demián.

Teniendo como solapa que la novela fue escrita en primera persona, el escritor alemán usó el seudónimo “Emil Sinclair” para publicar la primera edición de esta obra. Luego publicó las ediciones siguientes bajo su propio nombre.

Demian  se enmarca en el ámbito de lo filosófico ya que relata una biografía imaginaria, aunque algunos sugieren que es parte de la biografía del propio Hesse. Esboza algunos elementos psicológicos, tal vez motivados por la dura realidad de la época en la que finaliza la Primera Guerra Mundial. Otro elemento psicológico se denota en la relación ambigua que existe entre Emile y Max, así como la evidente influencia de Carl Jung. A continuación un resumen del libro Demian, por capítulos.

Capítulo I: Los dos Mundos

El protagonista, Emil Sinclair, describe los mundos que han marcado su vida, los cuales son totalmente diferentes entre sí: uno conformado por su entorno familiar, en el que destacan su padres, hermanos y amigos, que están dentro de la esfera del bien; y otro, que se corresponde con el mundo exterior, integrado por personas egoístas que sólo buscan satisfacer sus intereses, que representan el ámbito del mal.

Capítulo II: Caín

Un nuevo compañero ingresa a la escuela donde asiste Emil. Su nombre es Max Demian, quien es descrito por el protagonista como un joven inteligente y maduro, que ha logrado concebir y mantener una visión particular sobre el bien y el mal. Adaptó la historia bíblica de Caín y Abel en la que, según su criterio, Abel es el malo y Caín el bueno. El capítulo también relata sobre la forma en que Demián intervino para dar por el piso la negativa influencia de Kromer.

Resumen de Demian

Capítulo III: El mal ladrón

En este capítulo se analiza, desde la perspectiva de Demián, el relato bíblico del ladrón bueno y el ladrón malo que son crucificados junto a Jesucristo. Nuestro protagonista le expone a su amigo Max su particular visión de los hechos: el mal ladrón era el mejor ya que no cambió de posición ante la cercanía de la muerte, lo que demostraba fuerza de carácter; mientras que el buen ladrón mostró debilidad al arrepentirse.

Aquí, nuestro protagonista expone que el mundo está claramente dividido entre malos y buenos, y ambas mitades se rechazan entre sí. Propone crear una deidad o ente superior que incluyera el bien y el mal en sí misma y acabase de esta manera con la estéril necesidad de dividir a la humanidad.

Capítulo IV: Beatrice

Sin avisarle, los padres de Emil enviaron al joven a un internado fuera de la ciudad. Contrario a lo que esperaban, este repentino cambio afectó negativamente al muchacho, quien comenzó a bajar su rendimiento escolar y a frecuentar bares de mala muerte, en los cuales bebía licor hasta la saciedad, poniendo en peligro su estadía en el colegio.

En esas lides andaba cuando conoció a una linda chica, de quien se enamoró casi de inmediato y que, ante la ignorancia de su nombre, optó por llamarla Beatrice, como el nombre de la musa del protagonista de La Divina Comedia.

Fue tan profundo el sentimiento, que Emil abandonó todo vicio y se dedicó a hacer el bien. En medio del profundo amor que sentía por Beatrice decidió pintarla, pero no pudo encontrar en su mente un rostro claro de su amada. Al terminar, notó que la imagen del dibujo era muy parecida a su amigo Max aunque también alcanzaba a ver algunos rasgos de sí mismo. Terminó por concluir que el dibujo mostraba a su amigo, a su amada y a él mismo en un futuro.

Decidió dormir un rato y tras un sueño extraño despertó para notar que la lluvia entraba por su ventana y había mojado su dibujo, que se había transformado en un rostro muy parecido a su amigo Max. Sorprendido por el parecido entre su sueño y la realidad, decidió pintar parte de su sueño y enviarle su obra a Max.

Capítulo V: El pájaro rompe el cascarón

Como respuesta al dibujo enviado por su amigo, Max le envió una carta en la que le explicaba que el pájaro pintado había subido hacia el nuevo Dios, cuyo nombre es Abraxas. Emil se sorprende aún más cuando, pensando en la respuesta de su amigo, el profesor de Filosofía habla de Abraxas, a quien define como una deidad antigua en la que se contenían el bien y el mal.

En medio de su confusión, decidió salir a caminar. Al pasar por una iglesia fue atraído por la música del lugar. Entró y permaneció en silencio escuchando al organista. Al salir el músico, Emil lo siguió hasta un bar, en el que hablaron de la melodía interpretada y de otras más. El joven le contó a su compañero sobre Abraxas, por lo que el organista lo invitó hasta su casa, donde hablaron a profundidad sobre esta deidad, a la cual también relacionaron con el fuego.

Capítulo VI: La lucha de Jacobo

Un día cualquiera Knauer, compañero de escuela de Emil, le solicitó a nuestro protagonista que lo ayudará a alejarse de la lujuria y a retomar el camino del bien. Emil le respondió que no podía ayudarlo, lo que causó un enorme malestar en Knauer.

En otra oportunidad, una noche Emil sintió una gran tribulación que lo llevó a deambular por las calles hasta que llegó a un edificio en construcción.  Allí encontró a Knauer, quien se mostró muy sorprendido ante la presencia de su compañero, más aún cuando Emil le narró las razones que lo llevaron hasta ese lugar y la presencia de una fuerza extraña que lo arrastró hasta él.

Capítulo VII: Frau Eva

Emil decide salir en busca de su amigo Max; al llegar a casa de éste una vecina le informa que el amigo ha salido de viaje junto a su familia. Emil recorre varios lugares hasta encontrarlo. Max le da la bienvenida con gran alegría y le brinda alojo en su casa, en la cual vivía con su madre Frau Eva, de quien se enamoró perdidamente. En este aparte, Max le explica a su amigo la importancia que reviste en la persona humana el no dudar cuando se trata de conseguir las cosas que se desean.

Capítulo VIII: El principio del Fin

En este capítulo se narra el inicio de la guerra en Rusia y la decisión que toman los dos amigos de marchar al frente de batalla. En el campo de guerra, Emil es herido durante una explosión y es trasladado al hospital, donde se encuentra con Max quien también estaba lesionado.

Max  Demian habla con Emil y le anuncia su próxima partida. Le dice que si lo llega a necesitar alguna vez, lo busque en su interior, en su espíritu. Al amanecer ya no había rastros de Max en el hospital y, en su lugar, yacía otro soldado herido.

Reseña del libro Demian

El relato comienza durante la infancia del protagonista, Emil, que él mismo describe como una etapa de “confianza, seguridad e inocencia”. Vive con sus padres y estudia. Para el joven es “el mundo de luz”, que se ve apagado cuando dice una mentira y es extorsionado por su compañero de escuela Franz Kromer. Del pequeño se siente arrastrado hacia el mundo de la maldad, que él concibe como “el mundo oscuro”.

Convencido de que será una mala persona, Emil conoce a Max Demian, un joven del colegio con una fuerte personalidad, sin ser abusivo, que se hace amigo del protagonista. De alguna forma Max logra que Kromer deje de extorsionar a Sinclair y le enseña a su nuevo amigo cosas interesantes de la vida. Esta alegría cesa cuando Emil es enviado a un internado y se ve obligado dejar a su amigo.

Ya en su nuevo colegio, traba amistad con Alfons Beck, quien lo induce a la vida de vicios y alcohol que llegó a causarle muchos problemas, incluso con su padre. En este mundo oscuro se hallaba cuando ve a una joven de la que se enamora. Emil no se atreve a hablarle, sólo se conforma con verla pasear por el parque. No sabe su nombre, por lo que decide llamarla Beatrice, como el personaje de Dante Alighieri. Era tal la fascinación que sentía por la chica que decidió dejar atrás su vida disipada.

Emil conoce a un organista de iglesia cuyo nombre es Pistorius. Con éste aprende sobre Abraxas, deidad que encierra en sí misma el bien y el mal. Luego, el protagonista va a estudiar en la universidad y deja atrás su amistad con el músico.

Estando en la universidad se encuentra con su amigo Max, quien lo invita a su casa. Allí conoce a Frau Eva, madre de su compañero, que cautiva casi de inmediato a Emil. Eva es descrita como una “viuda adinerada” la cual queda fascinada con el chico que la ve como una diosa, aunque su relación se limita al plano intelectual. Emile y Max forman parte de una especie de club llamado “Los Marcados”, cuyas mentes inquietas buscan romper los esquemas establecidos por la sociedad, la moral y la religión. Esto para Emil representa el regreso a los años felices.

Estalla la Primera Guerra Mundial y los buenos tiempos terminan, pue los jóvenes se alistan para ir al campo de batalla. El relato termina cuando Emile y Max se encuentran en el hospital tras ser heridos en batalla. Max se despide de su amigo y le dice que cuando lo necesite, puede buscarlo en su espíritu.

Personajes de la novela Demian

Demian es un libro interesante y de muy fácil lectura; con una prosa sencilla que busca narrar situaciones humanas. Es narrada en primera persona por el protagonista, Emil Sinclair, quien cuenta sus experiencias de vida junto a su amigo Max Demian. A continuación te presentamos los personajes que participan en este relato.

Emil Sinclair: Es el protagonista de la historia. Un joven que vive intensamente los cambios que experimenta durante su adolescencia. Se debate entre dos mundos que él mismo define como “el mundo oscuro”, signado por el mal, y “el mundo de la luz”, en donde reina el bien.

Max Demian: Es el amigo de Emil. Se conocen en la escuela, donde ayuda al protagonista a resolver algunos problemas, que incluyen aspectos psicológicos y emocionales. Alto y fuerte, con un carácter sereno y tranquilo, aunque muy firme.

Beatrice: Es una joven de figura esbelta de quien Emil se enamora en solitario cuando la ve pasear por el parque una tarde de otoño. Es tal la influencia que ejerce sobre el protagonista que éste decide dejar la vida disipada que hasta ese momento llevaba. Emil nunca supo el nombre de la joven, por lo que decidió llamarla Beatrice, como la inspiración de Dante.

Pistorius: Organista de iglesia. Comparte sus teorías esotéricas con Emil, en el descubrimiento común de Abraxas, una deidad que contiene en sí misma el bien y el mal.

Frau Eva: Madre de Max Demian. Emil se enamora de ella y la mitifica, considerándola una diosa. Ella se deja querer por el joven, con quien entabla una relación platónica e incluso, formadora. Eva alecciona al protagonista sobre las cosas del amor a través de fábulas.

Knauer: Compañero de clases de Emil en el internado. Se encuentra en una lucha constante entre el bien y el mal, por lo que pide ayuda al protagonista, pero éste se niega.

Alfons Beck: Es el joven con quien comparte Emil durante su tiempo en el internado. Lo introduce en la vida de juergas y vicios, pero el protagonista pronto se aleja de él.

Franz Kromer: Hijo de un sastre de la localidad. Un adolescente de trece años, bebedor y de mala fama. Extorsiona a Emil por una mentira, pero luego es confrontado por Max Demian.

Análisis de la obra Demian

En esta novela se narra la historia de Emil Sinclair y muestra el crecimiento emocional y espiritual del joven, desde su infancia hasta su madurez. También destaca la importancia de Max Demian, quien se convierte en el modelo a seguir por el protagonista.

Demián representa ese referente al que todos admiramos, un modelo a seguir, tanto en el ámbito físico como intelectual. Es tal la admiración que Sinclair siente por su amigo que roza la línea de la atracción casi sexual, tal como sucede con Frau Eva, la madre de Demian.

Otro elemento a considerar en cuanto a la influencia de Demián sobre Emil es la invitación que el primero le hace al protagonista de buscarlo dentro de sí mismo, en su espíritu, cada vez que lo necesite. Esto puede traducirse a la búsqueda personal de cada quien, en la que podemos encontrar todas las respuestas si buscamos dentro de nosotros mismos. Si te pareció interesante el resumen del libro Demian, te invitamos a leer otros artículos haciendo click en los siguientes enlaces:

(Visited 5.461 times, 4 visits today)

Deja un comentario