Biografía del autor Roland Barthes y sus libros

Valora esta entrada post

Roland Barthes fue un crítico, ensayista filósofo y semiólogo de origen francés. Fue uno de los primordiales portavoces de la nueva crítica. Las contribuciones teóricas dejadas por Roland Barthes lo transforman en uno de los intelectuales más destacados de Francia del siglo pasado, considerado como uno de los representantes del post-estructuralismo y figura notable en el progreso de la semiótica.

roland-barthes

Biografía de Roland Barthes

Roland Barthes es tal vez el crítico de la literatura más relevante de la segunda mitad del siglo 20 que haya tenido Francia y también un francés más importante de la segunda mitad del siglo XX y un ejemplo predilecto de la transformación de los estudios literarios. La obra literaria de Barthes es en la actualidad lectura que se tendría que obligar carreras como la Publicidad, Literatura, Comunicación, Política, Fotografía, entre otras, ya que aborda desde variados planos cual es la forma para darle sentido a un texto que estemos leyendo, creando y nos envuelven.

Nacimiento

Roland Barthes nació el 12 de noviembre del año 1915 en Cherburgo. Y residió en Bayona hasta el año 1924. La primera parte de su infancia la paso en Bayona, a la edad de 10 años se mudó a París, sin embargo, cuando llegaba el verano iba de regreso a la casa de sus abuelos paternos.

Su papá muere durante el servicio militar en el año 1916 en una batalla naval en el Mar del Norte, lo que significó de su orfandad una carga, sin embardo después el Estado el pagaría una renta para sus estudios. La mamá era protestante, eso le hizo más fácil esa vida algo apartada que siempre protegió; él vivió con ella hasta su muerte en 1977. Barthes estudió la secundaria en el instituto Louis-le-Grand, para después estudiar filología clásica en la Facultad de Letras de la Universidad de París.

roland-barthes

Vida profesional

En el año 1925 se fue a París. Luego de obtener el grado de licenciado en lenguas clásicas en La Sorbona en 1939, constituyó el Groupe de Théâtre Antique de París. Ejerció como profesor en la capital francesa, en Biarritz y, luego, en Rumania y Egipto.

Barthes tuvo una primera agresión tuberculosa fue en el año 1934, y estuvo en tratamiento hasta el año siguiente en los Pirineos. Se graduó de licenciado en Letras Clásicas (1939) y después estudio licenciatura en Gramática y Filología (1943), pues tuvo que detener sus actividades en 1941 ya que se encontraba enfermo, y después hasta 1947 lo llevaron a diferentes clínicas francesas y suizas. Contribuyó activamente en un Grupo de Teatro Antiguo el que había fundado cuando fue estudiante.

Roland Barthes fue maestro de francés en Bucarest y en Alejandría en los años 1948–1950. Tiempo después de la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1952 y 1959 laboro en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), en París. Los últimos cargos que obtuvo fueron de jefe de Trabajos de Investigación y después en el año 1962, jefe de estudios de la Escuela Práctica de Altos Estudios, en esta institución desarrollo una sociología de los símbolos, los signos y las representaciones. Después de ese momento su nombre comenzó a tener auge gracias a los textos, artículos y enseñanza.

roland-barthes

Otras colaboraciones

En el año 1946 empezaron sus colaboraciones con la revista de izquierdas Combat, con obras que fueron recopiladas en el libro El grado cero de la escritura 1953. En esta etapa de la vida de Barthes este se refleja como muy próximo a los movimientos neomarxistas de aquel entonces, que luego se desplazaría hacia el existencialismo y el estructuralismo. En el año 1962 obtuvo el cargo de director de la Escuela Práctica de Estudios Superiores, donde impartió clases de Semiología Literaria, en el Collège de France.

Muerte

Roland Barthes falleció el 23 de marzo de 1980, en París, a causa de accidente de auto al haber sido arrollado por una camioneta en la calle de las Écoles, cerca de la Sorbona. Tiempo después de su fallecimiento en la década de los 80 se hicieron publicaciones de una serie de libros de ensayos libres, que estaban clasificados temáticamente, estos mostraban la variedad y la altísima calidad de sus ensayistas. Entre estas obras están El grano de la voz, entrevistas; Lo obvio y lo obtuso, La aventura semiológica y El susurro del lenguaje; también surgió Incidentes, estos fueros textos muy personales.

Las obras literarias de Barthes han sido traducidas al idioma español y reimpresas muchas veces. También impartió clases y conferencias desde Oxford hasta Harvard, en América Latina en Chile y en México. Fue La chambre claire, su última obra publicada pocos días antes de su fallecimiento, era sobre la fotografía.

roland-barthes

La nueva crítica

Roland Barthes forma parte de la escuela de estructuralista, inducido por los filólogos Ferdinand de Saussure, Émile Benveniste, y Jakobson y también por el antropólogo Claude Lévi-Strauss.

Era un ferviente crítico de las concepciones positivistas en literatura que circulaban por los colegios franceses en la década de los años 50. En la obra inicial de Barthes, presenta una parte que es bien mezclada y a veces es indeterminada, a esta se le puede tener acceso haciendo una lectura ordenada y concentrada; los conocimientos presentados para el estudio semiológico, estos que venían de los lingüistas reconocidos y Hjelmslev y otros derivaron de una especificidad mayor que deja continuar por el poco frecuentado camino de la semiótica, que desarrolla en su obra de Elementos de Semiología.

Sus obras literarias sufrieron varias evoluciones desde sus comienzos sartrianos y brechtianos combinados, luego desarrollaría una investigación debidamente semiológica, estos con un interés específico por la lingüística. Barthes tuvo un periodo interesado por el campo «textual», donde la obra literaria está considerada desde distintas maneras de verla, pero jamás desde un solo punto de vista, esto involucraba una filosofía del ser de tipo psicoanalítico o también una filosofía de conjunto de tipo marxista o desde el punto de vista político.

Roland Barthes creía que el propósito de un escritor al redactar una obra, no deber ser el único amarre válido a partir del cual el lector pueda hacer una interpretación del texto. Él cree que en la literatura se pueden hallar variedad orígenes de significado y relevancia. Porque lo valido es el análisis que le dé el lector al texto y no el significado que haya dado el escritor.

roland-barthes

En el año 1953 escribe su primer ensayo, El grado cero de la escritura, este trata de la historia de la literatura francesa, aquí en este ensayo el autor no realiza revisión de autores ni tradiciones ni menos obras, lo que normalmente se hace, sino que se va directamente a investigar los orígenes y las evoluciones del conocimiento de la escritura literaria y su conexión con las diferentes etapas de la historia de Francia.

Continuó con un original Michelet, y sus Mythologies, estas obras le otorgaron una meritoria fama por su sutileza sociológica. En el año 1963 publicó su categórico Sobre Racine y un año después en el año 1964 surgió una compilación insuperable de Ensayos críticos, este fue publicado en varios idiomas. Con estos ensayos el autor quería demostrar los puntos destacados de los temas literarios más vivos en Francia, en una comparación crítica del estructuralismo, y el problema del significado de la obra literaria.

Su resumida obra Crítica y verdad valió para proteger a la nueva crítica, en el año 1966, ante los criticas de los académicos. Más adelante, publica 2 obras más técnicas, Sistema de la moda y S/Z, una breve historia de Balzac.

En S/Z, publicada en el año 1970, Barthes hace un estudio extenso de una historia que es corta, el Sarrasine de Honoré de Balzac, allí él quiere reconocer otros elementos de significado y de relevancia. Establece 5 códigos que pueden determinar los tipos de significado, y pueden hallarse en una lectura por medio de muchas lexías. Estos 5 códigos lo produjeron a precisar que las historias pueden tener la capacidad de brindar una diversidad de significados, sin embargo, está limitada otros elementos formales, como la continuidad lineal de la escritura por ser una línea temporal final, la cual el lector tiene que seguir, pero que limita su autonomía a la hora de hacer un análisis e interpretación de lo leído.

De este propósito llega a la conclusión un texto ideal tiene que ser indudablemente reversible; es decir, debe estar abierto a una infinidad de interpretaciones distintas. Para que un texto sea reversible debe pasar por encima de los elementos prohibitivos que presenta Sarrasine, por ejemplo, las definiciones puntuales de eventos. Él lo narra como el contraste entre un texto «escribible», donde el lector lo va a reinterpreta de manera libre y en el proceso creativo va a tener un papel activo; y un texto «legible», donde los textos son sencillamente leídos sin la posibilidad de realizar una interpretación.

Este proyecto le sirvió en la literatura para poder hacer la identificación de lo que él quería hallar de ella, un inicio para las múltiples interpretaciones.

Barthes, escritor

El Barthes como escritor se comenzó a desarrollar en la década de 1970, modernizó el modo esencial de su crítica literaria, invocando a filósofos y analistas como Jacques Derrida, Philippe Sollers o Jacques Lacan y a otros más. Investigó mucho sobre afinidad entre ensayo riguroso y sus ganas de ser escritor, y que tenía por modelo a André Gide desde que era muy joven.

En este libro de Sade, Fourier, Loyola, del año 1971, donde el texto se presenta de manera más neutral narrativamente, luego están las obras como El imperio de los signos, 1971, productor de una ida a Japón, Nuevos ensayos críticos, 1972, y al año siguiente pública su gloriosa y breve El placer del texto en el año 1973, aquí visiblemente da a conocer su nueva forma de análisis, haciendo ingresar la imparcialidad.

La interrogante sobre cuál es la satisfacción de la lectura y la resultante respuesta, en la cual se ve que esta satisfacción tiene la singularidad ya que no se puede expresar ni menos explicitarse, se proyectan como situaciones principales enfrente a un pensamiento que disminuye la literatura y los textos literarios a solamente oratoria, suponiéndolos como solamente decorativos.

En el año 1975, pública su Roland Barthes, da une vuelta un tan extraña y muy insinuante autobiografía la cual partiría a manera de anécdotas, teorizaciones cortas y sentencias. Este escrito de cierta manera fue extendido por su libro Fragmentos de un discurso de amor, en el año 1977, el cual obtuvo un rotundo éxito considerado por el autor cómo fulminante.

Esta es un ensayo novela en la cual, por medio de trozos o fragmentos, menciones y citas, Barthes hace una reflexión sobre la soledad excesiva de una alocución imposible, es tan imposible como la misma relación de amor, en la cual el amado, puede ser resbaladizo e inaccesible, y este al ser nombrado por otros, es asilado, burlado y separado por las alocuciones cercanas y despreciado por las ideologías. También continúo ofreciendo sus clases en el College y luego escribiría su libro sobre la fotografía La chambre claire, de 1980.

Luego de que muriera en la década de los 80 fueron publicados un conjunto de libros de ensayos que él había dejado sueltos, estos fueros agrupados por temas, donde los ensayistas mostraban su calidad y variedad, esto ensayos son El grano de la voz, entrevistas; Lo obvio y lo obtuso, La aventura semiológica y El susurro del lenguaje; también salió Incidentes, sobre se observar escritos muy personales.

Barthes como teórico de la imagen

Roland Barthes tuvo sus inicios en la filosofía de la imagen haciendo análisis del cine por primera vez en el año 1960, intentando hallar un código, una organización adentro de esa representación de la realidad y luego lo intentaría con la literatura.

Barthes en el momento de realizar un análisis de una imagen se encontraba muy influenciado por la lingüística y la filosofía del lenguaje, bien podía ser en una fotografía, película, es decir, veía la imagen codificada, la veía como un mensaje escrito en una expresión visual y los elementos de esta imagen son signos. Esta es la manera de estudiar una imagen desde el punto de vista de la semiótica, que es la ciencia que se encarga del estudio de los signos en una imagen de manera técnica y pedagógica.

El mensaje fotográfico del año 1961, el que fuera publicado por la revista Communications, este desarrollo su propia tesis sobre la imagen, su estudio y la lectura que da el que la mira de esta. Barthes protege esta hipótesis de que la imagen tiene una codificación, como lo asegura el esquema comunicativo básico. Se separa el mensaje en dos partes, primero la denotada, esta tiene el mensaje total de la imagen, no presenta ninguna codificación y la parte connotada, es la parte que fija conscientemente el creador para hacer que la persona que la está viendo tenga una reacción.

Éste rechazaba la idea de que había un mensaje la imagen que creara sentimientos distintos al estar frente a los receptores que no haya sido puesto previamente en la imagen que se está observado.

No obstante, en este escrito pone bien clara la diferencia entre la fotografía periodística y cualquier otra manera de simbolizar la realidad, pues cree que es la falta de un código y por ende de un artificio, pero que sigue siendo un mensaje. Las imágenes periodísticas poseen independencia estructural y a los ojos de Barthes le hacen falta de un estudio propio.

Seguramente la parte más extraña de la faceta de Barthes como escritor es el estudio de la imagen, ya que se nota la evolución que hay entre sus dos escritos más destacados sobre este tema. Las teorías de los mensajes fotográficos de Barthes se encontraban entre la lingüística y la semiótica.

En obra La cámara lúcida del año 1980, hallamos a Roland Barthes completamente nuevo. Donde se ve que ha cambiado profundamente su interés sobre la imagen, ahora cree en que esta tiene un mensaje, el espacio emocional entre el receptor y la imagen, sin que el emisor haya tenido intensión de tener alguna influencia. Su teoría está basada primeramente en que la persona que esta mirando la foto deje el mensaje en la obra y entonces este mensaje va a cambiar dependiendo de cada observador, pero que ese mensaje establecido al principio pueda ser cambiado dependerá del instante en el que se encuentre el observador o inclusive llegar a desaparecer.

En esta nueva teoría se introducen 2 nociones que serán esenciales las de punctum y studium. Barthes describe primero el punctum que es como un dolor que traspasa el corazón del observador al mirar una imagen, que lo lleve a recuerdos, individuos o emociones de su pasado. Y la segunda es el studium está representa la manera de estudiar una fotografía al nivel cultural.

En el libro La cámara lúcida Barthes tiene una teoría muy particular del punctum que es sobre la imagen de su mamá, quien recientemente falleciera, que le trae recuerdos de ella, y que le da ese dolor en el corazón, que piensa que su mamá está en esa foto, inclusive como si la fotografía fue hecha cuando la señora era pequeña, sin embargo, esa imagen no se ve la obra. Él quería conservar el punctum esa es la razón por la cual no se muestra la foto, esto es lo que representa el punctum algo que debe ser personal, propio de cada uno. Barthes no pretendía enseñar esa foto ya que llegarían esos sentimientos en un universalismo y su teoría se enfrenta a ellos.

Nuevas ediciones y recuperaciones

En el año 1993 comenzaron a publicar sus Œuvres complètes (Obras completas), con una gran variedad de trabajos que estaban disgregados y hasta trabajos originales; salió en la editorial Seuil, quienes editan todas sus obras. Esa compilación ha sido renovada, en 2002, de manera más asequible con ocasión de la transcendental exposición R/B en el Centro Pompidou sobre su persona y lo que ha dejado para la humanidad.

Otra de sus obras es la docente y la del anotador. Entre los años 2002 y 2003 salieron publicados los primeros tomos de sus seminarios Comment vivre ensemble, Le neutre y La préparation du roman. Un tiempo después se publicó Le discours amoureux. Séminaire. En el año 2009 fueron recuperados otros 2 libros originales, sacados de sus apuntes Journal de deuil y Carnets de voyage en Chine.

Desde el año 2010 ha surgido un manojo de libros apreciados sobre el autor, acentuando los de Éric Marty, Roland Barthes, le métier d’écrire del año 2011, quien fue que edito de su obra; Marie Gil, Roland Barthes. Au lieu de la vie (2012) y Collete Fellous, La préparation de la vie (2014). También en el año 2015 surgió la biografía larga y más profunda del autor, convenida por Tiphaine Samoyault (Roland Barthes, Seuil), donde aparecen gran cantidad de información provenientes de las cartas de Barthes a sus amistades, desde su juventud. Manifiesta que su pensamiento narrar una novela y que este plan fue puesto en camino 20 años atrás. La literatura de Roland Barthes, ya para ese entonces ya destacaba su prosa espesa y exquisita.

Obras

Te presentamos una lista de los textos más importantes del semiólogo y escritor francés Roland Barthes:

  • Le degré zéro de l’écriture, 1953 (El grado cero de la escritura, Siglo XXI, 2005)
  • Michelet, 1954
  • Mythologies, 1957 (Mitologías, Siglo XXI, 2009)
  • Sur Racine, 1963 (Sobre Racine)
  • Essais critiques, 1964 (Ensayos críticos)
  • La Tour Eiffel, 1964 (La Torre Eiffel), artículo ilustrado
  • Elements de sémiologie, 1965 (Elementos de semiología)
  • Introduction à l’analyse structurale des récits, 1966, (Introducción al análisis estructural de los relatos, Centro Editor de América Latina, 1977).
  • Critique et vérité, 1966 (Crítica y verdad, Siglo XXI, 2005)
  • Le système de la mode, 1967 (El sistema de la moda, Paidós, 2005)
  • S/Z, 1970 (S/Z, Siglo XXI, 2001)
  • L’Empire des signes, 1970 (El imperio de los signos, Mondadori, 1991)
  • Sade, Fourier, Loyola, 1971 (Sade, Fourier, Loyola, Cátedra, 1997)
  • Nouveaux essais critiques, 1972 (Nuevos ensayos críticos)
  • Le plaisir du texte, 1973 (El placer del texto)
  • Roland Barthes par Roland Barthes, 1975 (Roland Barthes por Roland Barthes, Paidós, 2002)
  • Fragments d’un discours amoureux, 1977 (Fragmentos de un discurso amoroso, Siglo XXI, 2007)
  • Leçon, 1978 (El placer del texto y lección inaugural, Siglo XXI, 2002)
  • Sollers écrivain, 1979
  • La chambre claire, 1980 (La cámara lúcida: nota sobre la fotografía, Paidós, 2009)

Obras publicadas después de su muerte

Desde la década de los años 90 empezaron a publicarse sus obras completas, con una gran cantidad de trabajos jamás publicados por el autor. Estos estaban dispersos y se logró realizar una recopilación y esta fue reeditada de modo más comprensible. Y se encontraron más ensayos y seminarios había más legado de su obra. A continuación, en el siguiente listado te presentamos con más detalle sus obras publicadas de manera póstuma.

  • Le grain de la voix, 1981 (El grano de la voz), entrevistas.
  • L’obvie et l’obtus, 1982 (Lo obvio y lo obtuso, Paidós, 2002)
  • Le bruissement de la langue, 1984 (El susurro del lenguaje, más allá de la palabra y la escritura, Paidós, 2009)
  • L’aventure sémiologique, 1985 (La aventura semiológica, Paidós, 2009)
  • Incidents, 1987 (Incidentes, Anagrama, 1987)
  • Œuvres complètes, Seuil, 1993-1995, 3 vols., presentado por Éric Marty
  • Variaciones sobre literatura, Paidós, 2002; extraído de las Œuvres complètes
  • Variaciones sobre escritura, Paidós, 2002; extraído de las Œuvres complètes
  • Escritos sobre el teatro, Paidós, 2009, extraído de las Œuvres complètes
  • Comment vivre ensemble, Seuil, 2002, curso 1976-1977, dir. Éric Marty.
  • Le neutre, Seuil, 2002 (Lo neutro), curso 1977–1978, dir. Éric Marty.
  • La préparation du roman, I et II, Seuil, 2003, curso 1978-1980, dir. Éric Marty.
  • Le discours amoureux. Séminaire, Seuil, 2007, curso 1974-1976, dir. Éric Marty.
  • Del deporte y los hombres, Paidós, 2008 recuperación de textos para un programa de TV
  • Journal de deuil (1977-1979), Seuil, 2009, fijado por Nathalie Léger; Diario de duelo, Paidós, 2009.
  • Carnets de voyage en Chine, Bourgois, 2009; Carnets de un viaje a China.
  • Le lexique de l’auteur, Seuil, 2010, con nuevos fragmentos desechados del Roland Barthes

Frases destacadas del Autor

Te podemos citas algunas de las frases más celebres de este excelente autor como lo es Roland Barthes:

  • La historia es siempre y ante todo una elección y los límites de esa elección.
  • A fuerza de mirar, uno se olvida de que puede ser también objeto de miradas.
  • La «vida privada» no es más que esa zona del espacio, del tiempo, en la que no soy una imagen, un objeto.
  • La fotografía es el advenimiento de yo mismo como otro: una disociación ladina de la conciencia de la identidad.
  • En el fondo la fotografía es subversiva, y no cuando asusta, trastorna o incluso estigmatiza, sino cuando es pensativa.
  • La era de la fotografía corresponde a la irrupción de lo privado en lo público; a la creación de un nuevo valor social como es la publicidad de lo privado.
  • Cuando leo, acomodo: no sólo acomodo el cristalino de mis ojos sino también el de mi intelecto, para captar el buen nivel de significación (el que me conviene a mí).
  • La ausencia amorosa va solamente en un sentido y no puede suponerse sino a partir de quien se queda: yo, siempre presente, no se constituye más que ante tú, siempre ausente.

A continuación, te dejamos unos enlaces que pueden ser de tu interés:

Biografía del autor Og Mandino, libros y frases

Biografía de Juan Carlos Méndez Guédez y sus libros

(Visited 252 times, 1 visits today)

Deja un comentario