El poema, Hombres Necios, de Sor Juana Inés de la Cruz

(4 / 5) - (1 voto)

Sor Juana Inés de la Cruz fue una religiosa mexicana, que se caracterizó por la defensa de la dignidad y derechos de la mujer durante la época colonial, algo fuera de lo común para ese momento histórico, uno de los máximos manifestaciones de su compromiso con su posición feminista, quedo plasmada en el poema de Sor Juana Inés de la Cruz Hombres Necios, el cual analizaremos a continuación.

Poema Hombres Necios

A continuación el poema Hombres Necios Sor Juana Inés de la Cruz:

Hombres necios que acusáis

a la mujer sin razón,

sin ver que sois la ocasión

de lo mismo que culpáis.

 

Si con ansia sin igual

solicitáis su desdén,

¿por qué queréis que obren bien

si las incitáis al mal?

 

Combatís su resistencia

y luego con gravedad

decís que fue liviandad

lo que hizo la diligencia.

 

Parecer quiere el denuedo

de vuestro parecer loco

al niño que pone el coco

y luego le tiene miedo.

 

Queréis con presunción necia

hallar a la que buscáis,

para pretendida, Tais,

y en la posesión, Lucrecia.

 

¿Qué humor puede ser más raro

que el que, falto de consejo,

él mismo empaña el espejo

y siente que no esté claro?

 

Con el favor y el desdén

tenéis condición igual,

quejándoos, si os tratan mal,

burlándoos, si os quieren bien.

 

Opinión ninguna gana,

pues la que más se recata,

si no os admite, es ingrata,

y si os admite, es liviana.

 

Siempre tan necios andáis

que con desigual nivel

a una culpáis por cruel

y a otra por fácil culpáis.

 

¿Pues cómo ha de estar templada

la que vuestro amor pretende,

si la que es ingrata ofende

y la que es fácil enfada?

 

Mas entre el enfado y pena

que vuestro gusto refiere,

bien haya la que no os quiere

y queja enhorabuena.

 

Dan vuestras amantes penas

a sus libertades alas

y después de hacerlas malas

las queréis hallar muy buenas.

 

¿Cuál mayor culpa ha tenido

en una pasión errada:

la que cae de rogada

o el que ruega de caído?

 

¿O cuál es más de culpar,

aunque cualquiera mal haga:

la que peca por la paga

o el que paga por pecar?

 

¿Pues para qué os espantáis

de la culpa que tenéis?

Queredlas cual las hacéis

o hacedlas cual las buscáis.

 

Dejad de solicitar

y después con más razón

acusaréis la afición

de la que os fuere a rogar.

 

Bien con muchas armas fundo

que lidia vuestra arrogancia,

pues en promesa e instancia

juntáis diablo, carne y mundo”

hombres necios

Análisis del Poema Hombres Necios

Este poema está dirigido a los hombres y los denuncia por sus errores. Comienza diciendo que existen hombres necios porque culpan a las mujeres de las cosas de las que ellos, los hombres, son culpables y es que en hombres necios, se manifiesta la lucha feminista de Sor Juana Inés de la Cruz, en una evidente denuncia por el papel de la mujer en la sociedad colonial de ese momento histórico de la humanidad.

Estructura

En cuanto a la estructura del poema hombres necios, está conformado por 16 estrofas en redondillas (cuatro versos de línea de ocho sílabas con un patrón de rima abba).

Figuras Literarias

En el poema se puede encontrar el uso bien marcado de tres figuras literarias como:

  • Antítesis.
  • Encabalgamiento
  • Aliteración.

hombres necios

Personajes

Durante el poema hombres necios, la autora hace referencia a dos personajes, los cuales tienen cierta relevancia histórica en la historia Universal como lo son:

Thais

Ateniense que fue acompañante de Alejandro Magno, popularizada por seducirlo para que incendiara un centro de reunión persa.

Lucrecia

Reconocida por ser violada por un príncipe romano, al contárselo a su marido le pidió vengar la ofensa. Sin embargo, se suicida por sentirse indigna para su esposo. Se considera símbolo de la pureza y la fidelidad.

Contenido

En cuanto a su contenido el poema hombres necios es bastante fácil de seguir, y Sor Juana repite su punto de vista en varias formas de reformulación. Los hombres se ganan la resistencia de las mujeres y luego, volviéndose justos, las culpan de la frivolidad femenina. Además, una mujer no puede ganar. Si ella rechaza a su pretendiente, es desagradecida y fría; si ella cede, ella es lasciva.

En otras palabras, los hombres quieren que las mujeres sean castas y virtuosas, pero cuando lo son, se les llama frívolas; pero si aceptan tener sexo con un hombre, se les denigra. Es así como Sor Juana Inés de la Cruz señala claramente, la ambigüedad en las expectativas masculinas de las mujeres, elemento aún muy presente.

Siendo este el gran legado del poema hombres necios la denuncia a la hipocresía masculina en el trato a la mujer, iniciando la lucha del movimiento feminista que tiene un  gran auge en los movimientos reivindicativos de los derechos sociales de los grupos excluidos.

Y es que si bien, Sor Juana Inés de la Cruz no creo un movimiento político por los derechos de las mujeres, como el feminismo que conocemos hoy día, su consciencia desde su posición como escritora, su defensa a su derecho al desarrollo de su capacidad intelectual y la promoción y difusión a la preparación académica de las mujeres, sin duda alguna inspira a este movimiento de nuestros días.

Género Literario

La poesía de Sor Juana Inés de la Cruz se encuadro dentro de la poesía barroca, el cual era un movimiento que se inició en Europa a fines del siglo XVI y predomino durante el siglo XVII. Este estilo de poesía tiene unas características bien definidas que la diferencian de otras escuelas de poesía, como lo son:

  • Uso extendido de la metáfora.
  • Caracterizada por su irregularidad en el lenguaje.
  • Predominio de temas religiosos y místicos.
  • Permitía la denuncia Política y sátira.
  • Constante experimentación estilística.
  • Conocida por su extravagancia e intensidad dramática.
  • Usaba muchas imágenes y experimentación lingüística
  • Otras obras de Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz

Nacida el 12 de noviembre de 1651 en San Miguel Nepantla, México, Juana Inés de Asbaje y Ramírez era la hija ilegítima de un padre español y una madre criolla.

Desde pequeña le encanto la lectura, llegando incluso a esconderse en la capilla de la hacienda de su abuelo, para leer sus libros que se encontraban en la biblioteca, a los 8 años de edad compone su primer poema y a los 13 años de edad, ya enseñaba latín a los niños más pequeños.

Como mujer, tenía poco acceso a la educación formal y sería casi totalmente autodidacta, es por esto que a pesar de su atractivo físico y de los desenvuelta que se mostraba en la sociedad colonial del Virreinato de Nueva España, Sor Juan Inés de la Cruz prefirió la vida religiosa, pues de esa manera le permitía mantener su formación académica y desarrollar sus habilidades intelectuales.

«Vivir sola… no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros»

Murió en 1695, cuando una epidemia de Cólera golpeó al convento. El 17 de abril, después de atender a sus hermanas, Juana murió de la enfermedad alrededor de los cuarenta y cuatro años.

Otras obras de Sor Juana Inés de la Cruz

Otras obras de relevancia de Sor Juana Inés de la Cruz son:

  • El Divino Narciso: combina las religiones aztecas y católicas.
  • Villancicos: compuestos en dialectos aztecas, hispano-africanos y castellano.
  • Primer Sueño: narra el sacrificio de su alma para encontrar el conocimiento.
  • Carta athenagórica: crítica al sermón del jesuita portugués Antonio Vieira.
  • Respuesta a la Hermana Filotea de la Cruz: magistral salvaguarda propia y del derecho al conocimiento de todas las mujeres.
  • Los empeños de una casa: obra de dramaturgia.

Vigencia de Sor Juana Inés de la Cruz

La autora de hombres necios, tiene gran repercusión en la actualidad en la sociedad hispano parlante, erigiéndose como un símbolo de la identidad hispana. El antiguo convento donde desarrollo su carrera, es ahora una gran universidad. Y por el auge del movimiento feminista desde finales del siglo XX es considerada la primera feminista del Nuevo Mundo, pero su mayor valor a este genio de la humanidad, es que aún bajo contextos hostiles, logró crear su identidad propia y se mantiene ávida de conocimiento en la actualidad

Sabemos que esta información ha sido de tu interés, así que no dudes en compartirlo con tus amistades y familiares. Asimismo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

El Cuento de Funes El Memorioso, de Jorge Borges

El libro, El Extranjero, del autor Albert Camus

El libro, Cuando Abras el Paracaídas, de José A. Gómez

(Visited 1.134 times, 1 visits today)

Deja un comentario