La culpa es de la vaca de Jaime Lopera y Marta Bernal

(1.5 / 5) - (2 votos)

La culpa es de la vaca libro escrito por Jaime Lopera Gutiérrez y Marta Inés Bernal Trujillo, tiene el objetivo de que los lectores por medio de las anécdotas, fabulas y parábolas en el escritas, logren reflexionar sobre la culpa y el compromiso en la vida diaria y, logren cambiar para mejor.

LA CULPA ES DE LA VACA

Indice De Contenido

Libro la culpa es de la vaca

El libro fue propuesto por los autores como colección de anécdotas, fábulas parábolas y reflexiones gerenciales, para ofrecer como una herramienta pedagógica para los cursos y talleres para los cambios institucionales e individuales. En principio fue dirigido hacia las personas dedicadas a trabajar en los cambios de conductas, y apertura mental, en fin de aquellas que tocan corazones llevando mensajes de amor, respeto y tolerancia.

Estos autores cuentan con más de treinta años dedicados analizar en cómo orientar a la mente y corazones de otros seres humanos, para contribuir en su mejora de su calidad de vida. Los mismos publicaron “La carta a García y otras parábolas del éxito”, también con el objetivo que profesionales de gestión humana cuenten con estas historias y narraciones e influir en los valores de la cultura organizacional y en el sentido de pertenencia en las empresas.

Herramienta que creen ayudarán a los cambios que vienen dándose en este siglo XXI a una nueva forma de pensar. Sobre todo a los adultos les cuesta afrontar y cambiar su manera de pensar. Los adultos tienen las tendencias de plantear los mismos propósitos, por consiguiente se llegan a las mismas conclusiones. Se resiste a las evidencias aunque estén frente a frente con estas, pues la mente es capaz de hacer una explicación perfecta y probar lo contrario.

Los seres humanos somos lo que pensamos, en vista a esto si se quiere lograr un cambio en el comportamiento, estos profesionales pretenden con estos trabajos contribuir con los demás a cambiar su manera de pensar y por consiguiente su actitud hacia la vida. Su intención es instaurar ambientes donde haya tolerancia y cooperación sean los principios del sentir, pensar y actuar, se aplique más el pensamiento holístico e intuitivo. Para esto el libro “La culpa es de la vaca”.

La respuesta sobre el nombre del libro, se lee en la primera anécdota del libro en la que se expone nuestra manera de actuar por lo general ante cualquier circunstancia en la vida. “Si no encontramos un culpable sobre un hecho o cosa que nos pasan somos capaces de responsabilizar hasta a un animal, el destino, otras personas, el gobierno, por el simple hecho de no asumir la responsabilidad de cambiar.

La culpa es de la vaca

El miedo de salir de nuestra zona de confort es más grande de lo que imaginamos. Además que el cambio lo vemos como un paso que tiene que dar las otras personas, sean tus hijos, hermanos, esposos, jefe, menos nosotros mismos.

Porque según nosotros, el problema es de los demás yo estoy bien. Seguir pensando de esta manera, es la mejor estrategia para pasar por encima de los problemas, llenarse de fundamentalismos y convertirse en “egoadicto”  y, todo sigue igual.

Si queremos darnos el permiso de cambiar, según recientes investigaciones tenemos que aprender a pensar más con el pensamiento lúdico y creativo. Esto debido, que en las investigaciones sobre el aprendizaje concluyeron: que los seres humanos cuando son adultos tienen menos obstinación para cambiar si no trabaja con el pensamiento lógico y lineal sino que lo encara con el pensamiento lúdico y creativo.

Para lograr estos, tenemos que aprender a conocer cómo trabaja los hemisferios cerebrales, cómo reaccionan y forman los pensamientos y las imágenes, la filosofía y la poesía, la racionalidad y la institución.

El con propósito de renovar la información que tenemos, proporcionar estímulos diferentes a los que le hemos dado. Cambiar los parámetros de funcionamiento, demandar que use otras partes e innovar nuevos paradigmas.

El objetivo de este libro es ofrecer a los lectores, parábolas y anécdotas y nuevos mensajes. Los autores consideran que mientras se leen y analizan se forman imágenes, se tienen  retos con las lecturas de las alegorías y refrescamiento de nuestros pensamientos, al nutrirnos con  las buenas reflexiones, llevando a la mente a pensar distinto y, empaparnos de otros mensajes. Obtener conclusiones que no son visibles con el pensamiento racional.

La sabiduría adquirida por las personas desde tiempo remoto se ha transmitido a través de los cuentos, historias, leyenda, anécdotas, fábulas e imágenes que nos han llevado a reflexionar sobre las mismas y lo obtenidos a través de estas. Ese es la intención de las siguientes leyendas, fábulas, anécdotas y otros textos que se presentan en el libro completo de “La culpa es de la vaca”.

El de lograr obtener respuestas a situaciones y dudas que no hemos logrado resolver o no hemos sido capaces de enfrentar, así como proporcionar nuevas ideas sobre las cosas. Asimismo, masificar las mismas porque mientras más personas las lean, las internalicen, repitan, transmitan y sientan, se inculcará una nueva forma de pensar, sentir y actuar.

Por ser un libro que su objetivo primario una herramienta didáctica para personas dedicadas a trabajar en los cambios de conductas, y apertura mental de los individuos y equipos organizacionales con el objetivo de generar cambios favorables en las instituciones. Se aclaran los varios conceptos usados en el libro para ayudar a los lectores aprovechar al máximo la información de las narraciones gerenciales. Los conceptos aclarados con la ayuda de diccionarios son:

Alegoría: Ficción en virtud de la cual una persona o cosa representa o simboliza otra distinta. Por ejemplo “la paloma” es una alegoría de la paz.

Anécdota: Relato breve de un rasgo o suceso curioso que se hace como ilustración, ejemplo o entretenimiento.

Fábula: Narración corta, frecuentemente en verso de la que se extrae una moraleja: Las fábulas de Esopo, La Fontaine. 2. Objeto de la murmuración irrisoria o despreciativa: ser la fábula del barrio. 3. Relato falso, ficción con que se encubre una verdad. 4. Composición que, por medio de una ficción alegórica, y de la representación y personificación de seres irracionales, inanimados o abstractos, da una señal útil o moral.

Moraleja: Experiencia o enseñanza provechosa que se deduce de un cuento, fábula, anécdotas y otros.

Parábola: Alegoría que sirve para explicar una verdad, una enseñanza. Narración de un suceso fingido del que se deduce, por comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral.

Los autores del libro Jaime Lopera y Marta Bernal, mientras iban escribiendo y organizando las ideas a expresar en el libro, entraron en la discusión de cómo presentar la información, planteando la siguiente alternativa. La presentación resumida de los contenidos y la agregación de reflexiones de los propios autores u otras personas. Esto con la finalidad de orientar la lectura.

Tomando en consideración las sugerencias de lectores del anterior libro de estos autores, los mismos propusieron que los autores no dieran instrucciones de cómo usar los textos. Por considerar que era más útil que cada quién los analizara de acuerdo a su propio contexto personal  y social. Así le llegue la información con el sentido original y no a través de indicaciones de otros.

Al respecto los autores tomaron la decisión de mostrar dos opciones. La primera se muestra la moraleja para completar su vitalidad. Otras, los autores no aconsejan, ni dan discursos o expresa ninguna opinión con el objetivo de que el lector sea el que encuentre por el mismo los significados  y saque provecho a lo que crea oportuno. Por considerar que será un proceso personal.

Cuento la culpa es de la vaca

Este cuento fue publicado por primera vez por el profesor Fernando Cepeda en su columna del periódico El Tiempo en Colombia, para mostrar un ejemplo de la conducta habitual de los seres humanos relacionada con la derivación de la culpa.

Resulta que se estaban promoviendo artículos colombianos de cuero a Estados Unidos, por lo que un investigador realizó una serie de entrevistas a dos mil almacenes en Colombia y la conclusión de las entrevistas fue: los precios de los productos de cueros son alto y la calidad muy baja. Este resultado motivo a que el investigador fuese directo a los fabricantes a entrevistarlo, en función con el resultado obtenido en las encuestas a los representantes de los almacenes.

Empezó por ir hablar con los fabricantes para preguntar qué les parecía la conclusión de la anterior investigación. Los fabricantes alegaron que “la culpa era” porque las curtiembres tienen  una tarifa arancelaria de protección para impedir la entrada de cuero de otro país.  Se dirigió a los dueños de curtiembres y respondieron también que “la culpa no era de ellos” que era de los matadero que sacaban cuero de mala calidad.

Se dirigió hasta los mataderos y estos tampoco asumieron su responsabilidad, si no que alegaron “que la culpa era de los ganaderos” por el bajo control de las plagas de garrapatas. Por último va hasta los ganaderos y como respuesta le contestaron “que la culpa es de las vacas” que se la pasaban rascando. Debido a todo esto el investigador concluyo: Que los productos de cuero colombiano no eran competencia en el mercado de Estados Unidos ¡Porque sus vacas son estúpidas!

Historia Retrato de un perseverante

Esta breve historia relata las diferentes momentos en que un ex presidente de los Estados Unidos, sufrió diversas derrotas.

En un periodo entre 1831 y 1859, vivió una serie de fracasos en los negocios, se declaró en quiebra, perdió una novia, sufrió un colapso nervioso, fue vencido en

las elecciones, parlamentarias y vicepresidencia. El protagonista de esta historia fue Abraham Lincoln. La lección de esta historia es: Sólo se fracasa cuando se deja de intentar…El que persevera alcanza.

La lección: Fijar metas altas

Una lección de actitud… Es sobre un maestro que quería darles una lección a sus alumnos a través de tres pruebas diferentes. Les propuso un examen con 50 preguntas, un examen de 40 preguntas y un examen de 30 preguntas. Luego al retirar las pruebas les colocó las notas. Los que seleccionaron el examen de 30 preguntas recibieron una letra “C”, los del examen de 40 preguntas  recibieron una letra “B” y los que seleccionaron el examen de 50 preguntas una letra “A”.

La calificación de los exámenes fue colocada sin importar que hubieran respondido los alumnos. Si todas las respuestas estaban bien contestadas, todas equivocadas o la mitad de las respuestas bien contestadas. Los alumnos se quedaron confundidos.

A lo que el profesor les explicó que su intención no era calificar sus conocimientos, si no calificar su actitud o su voluntad de pensar en grande. “Para lograr nuestros sueños se tiene que apuntar en alto, porque cuando se fijan metas altas se está más próximo de lograr nuestros sueños”. (Maythem Saltos H-Club Rotario)

Asamblea en la carpintería

Hubo una reunión entre las herramientas de una carpintería con el objetivo de aclarar el comportamiento de cada una de ellas cómo afectaba a las otras, en esa reunión participaron: el martillo, tornillo, lija, metro, entre otras. Empezó la reunión el martillo como presidente de la asamblea, pero la asamblea le pidió la renuncia porque hacía mucho ruido. Así cada una de las herramientas indicando su desempeño, que aunque fuese bueno, les solicitaban renunciar.

Repentinamente, el carpintero entró y se puso su delantal y empezó a trabajar alternando cada una de las herramientas, al terminar el trozo de madera había sido transformado en un bello mueble. Al retirarse el carpintero y quedar de nuevo solo las herramientas, se reanudó la asamblea. Inició el serrucho, señores ha quedado demostrado que el carpintero trabaja con nuestras cualidades y para él somos valiosos. Se vieron como un equipo que produce bellas cosas.

Esto quiere decir, que todos tenemos virtudes y defectos, que tenemos que tener más seguridad en nosotros mismos y reforzar nuestras cualidades, tanto de manera individual como cuando estemos trabajando en equipo. Buscar con sinceridad los puntos fuertes de los demás, hace florecer los mejores logros.

Cuento Los cien días del plebeyo

En una oportunidad una bella princesa estaba buscando un esposo. Para cumplir su deseo, se habían llegado de todos los reinos inimaginables ricos y nobles pretendientes portando u ofreciendo obsequios, tierras, castillos, joyas, hermosas telas y más. Entre estos pretendientes se encontraban un joven plebeyo enamorado de la princesa. Su riqueza era su amor y la perseverancia.

Al llegar su turno de presentarse ante la princesa le dijo: Que él la amaba desde hace mucho tiempo y que cómo era un hombre pobre sin bienes de fortuna lo que le ofrecía era su sacrificio como demostración de amor.

Se sentaría durante cien día bajo su ventana, truene, llueve o relampaguee sin alimentos y con su única ropa que la estaba usando. Esa será su dote.

La princesa sorprendida gratamente con el gesto de amor del joven, acepto. Tendrás tu oportunidad y si cumples el sacrificio me desposarás, fue la respuesta de la princesa.

A partir de ese momento el joven permaneció fuera del palacio en el jardín debajo la ventana de los aposentos de la princesa. La princesa lo observaba de vez en cuando desde su ventana con una sonrisa al  joven enamorado.

El joven permaneció en su sitio y la comunidad estaba pendientes del cumplimiento de su sacrificio, ya daban por hecho su pronta boda con la princesa y, lo animaban. Sin embargo, faltando una hora para cumplir su promesa de los cien días, ante la sorpresa de la princesa y de los pobladores el joven se levantó del lugar donde se encontraba y se marchó.

Pocos días después un niño que se lo encontró le habló que lo observó durante toda su proeza y que había visto como faltado apenas una hora para cumplir el plazo y lograr la meta se marchó. Le preguntó entonces: ¿qué pasó?, ¿por qué perdiste esa oportunidad? Con mucha tristeza y apenas disimulando las lágrimas, le respondió. Que la princesa no le ahorró ni un día, que ella no merecía su sacrificio ni su amor.

La reflexión de los autores es “que cuando estamos a punto de perder nuestra dignidad, por querer dar lo mejor de nosotros como prueba de amor, merecemos una demostración de afecto o estímulo. Que las personas debemos ser merecedoras del amor que nos ofrecen. (Walter Riso «Amar o depender»).

Copos de Nieves

Se narra la conversación entre dos pájaros posados sobre una rama durante una nevada, el pájaro carbonero le preguntó a la paloma salvaje, ¿cuánto pesa un copo de nieve? Esta le respondió casi nada. En respuesta el pájaro carbonero le comentó sobre una experiencia que él tuvo. Resulta que en una oportunidad que estaba cayendo una ligera nevada, me posé sobre la rama de un abeto y para aprovechar el tiempo, me puse a contar los copos de nieves.

Cuando ya llevaba más de 3.742.952 copos y se posó el último, sin más ni más la rama se cayó. Dicho esto el pájaro carbonero se fue volando y la paloma reflexionando sobre el relato, se dijo para sí misma: “Tal vez falte la voz de una persona más para que llegue la paz al mundo”. Según la reflexión de los autores del libro, revisan varios aspectos que contribuyen con el logro de una meta, por medio de la suma de los valores y conductas de un todo.

A través de la incorporación de todos podemos lograr un liderazgo de paz, un liderazgo hacia el servicio. Trabajando en sinergia con un impacto de tal magnitud que genere un cambio en la vida de un país. Al sincronizar todas las participaciones de diferentes instituciones poco a poco y de manera simultánea (Joseph Jarowski).

El árbol de manzana

Se trata de relación entre un enorme árbol de manzanas y un niño que quería mucho a este árbol. Cuando estaba niño se la pasaba jugando alrededor de él, subía sus ramas, comía de sus manzanas, dormía bajo su sombra. El árbol quería mucho también al niño. Cuándo el niño empezó a crecer se fue alejando del árbol y no jugaba con él o a su alrededor. Por lo que el árbol se entristecía.

En varias ocasiones el niño ya de joven, adulto o anciano se fue y regresaba a colocarse a la sombra del árbol de manzana y con tristeza el árbol siempre le preguntó si venía a jugar con él, el muchacho respondía que ya no jugaba, no tenía tiempo que estaba buscando dinero para comprar algo, mantener una familia, para viajar o que ya estaba muy cansado y mayor. A lo que el árbol le ofrecía lo que podía dar según sus expectativas.

Fuesen estas sus manzanas, ramas, tronco, sombra y raíces. Los autores hacen una alegoría con los padres y su relación con los hijos, es decir, como de pequeños nos las pasamos manifestando el amor a nuestros padres, jugamos con ellos y nos pasamos pegados a su regazo.

Ya de grande al independizamos nos alejamos y según la relación regresamos con cierta frecuencia o somos muy distantes. Y siempre ellos están ahí dispuestos a querernos, a darnos lo que puedan para vernos felices (Contribución Andrés Bernal).

El e-mail

En una oportunidad un hombre quedó desempleado y se puso a buscar un nuevo empleo. Ya había pasado cierto tiempo y se entera que en Microsoft estaba buscando corredores. Decidido va la entrevista en Microsoft y, le realizan una series de preguntas y pasa la prueba del barrido, quedan en avisar de cuándo empieza por medio del internet, que por favor le diga su e-mail.

El hombre responde que él no tiene e-mail, el encargado por Microsoft de entrevistarlo le dice que si no tiene e-mail, virtualmente no existe. En vista de esto, el hombre se retira sin saber qué hacer y, decide con el dinero que tiene a comprar unos tomates que empezó a vender, y le dio resultado, paso a paso siguió invirtiendo y de un vendedor pasó a ser dueño de una distribuidora de alimento.

Resulta que se entrevista con un corredor de seguro y le pide al hoy empresario su e-mail, para enviar la póliza, el empresario responde que no tiene e-mail y, el corredor de seguro, sorprendido le responde. ¡Si no tiene e-mail y construyó este imperio, a dónde llegaría teniendo e-mail! El empresario respondió: barrendero de Microsoft.

Al momento de redactar el libro los autores escribieron tres moralejas. Moraleja 1: El internet no te soluciona la vida (se puede agregar, el internet por el simple hecho de tenerlo, a menos que lo uses con un propósito productivo). Moraleja 2: Si trabajas por tu cuenta y tienes suerte (lo cambiaría por enfoque y determinación), puedes llegar a ser millonario y, Moraleja 3: En caso de que quieras ser barrendero de Microsoft, te un e-mail.

Leyenda: El Juicio

Según una antigua leyenda de la Edad Media un hombre muy virtuoso fue acusado de haber cometido un asesinato. En realidad el culpable era un hombre influyente y por conveniencias sociales procuraron acusar a un chivo expiatorio. El juez que llevó el juicio también estaba confabulado y, para no hacer tan evidente su posición trato, de cumplir todos los pasos para hacer ver que era un juicio justo.

Como sabía que el hombre era inocente, se la ingenio para salir airoso cuando tuviera que tomar la decisión de culpabilizar u otorgar su libertad. Para esto decidió le sugirió al acusado, que por conocer su fama de virtuoso pondría en mano de Dios su destino, que escribiría en dos papeles las palabras “culpable” e “inocente” y, él los eligiera y la providencia decidiría.

El juez sin embargo, escribió en ambos papeles la palabra Culpable. El acusado igual percibió que podía haber una trampa en el asunto, y cuando le pasaron los papeles para que seleccionara uno, cerró los y se tomó su tiempo para cómo se salvaba de ir preso, siendo inocente. En el juzgado le decían que se apurara y, entonces luego de un rato abrió los ojos y seleccionó un papel y se lo metió a la boca y se lo trago.

Indignados los presentes en el juicio reclamaron ¿cómo iban a saber el veredicto?, a lo que respondió fácil ver que decía el papel que quedó y, así se sabrá que decía el que se tragó. Tratando de disimular la rabia, no les quedó más remedio que otorgarle la libertad ni molestarlo por ese asunto. Según Albert Einstein: “por más difícil que se presente una situación, hay que luchar por resolverla hasta el último momento. Que en los momentos difíciles, la imaginación es más importante que el conocimiento”

El problema

En un monasterio Zen un maestro y un guardián la administración del monasterio, sin embargo, cierto día el guardián murió y tenía que sustituirlo. Para esto tenía que seleccionar entre sus discípulos el futuro guardián que tendría el honor de acompañarlo a administrar el monasterio Zen. Para seleccionarlos les presentó un problema: En un banco colocó un hermosísimo jarrón con una bella rosa roja.

Los discípulos miraron perplejos el hermoso jarrón y la perfecta flor, y se preguntaban ¿qué quería el maestro?,  hasta que se puso de pies uno de los discípulos y miró al maestro y a sus compañeros y con un palo partió de sopetón el jarrón. Exacto eso es, los problemas son para resolver. Tú serás el nuevo guardián. El resto de los discípulos lo miraron extrañados y el maestro les respondió. Señores les dije, les voy a presentar un problema y se los presente.

No nos confundamos porque se presente una situación muy bonita y nos causa problema, aun así hay que resolverlo. Al parecer los problemas tienen un raro efecto sobre casi todas las personas, según los autores del libro. En vista de esto, los analizamos, observamos, comentamos y hasta comentamos, lo llaman “parálisis por análisis” y dejamos de buscar la solución. Recuerda LOS PROBLEMAS SON PARA SOLUCIONARLOS.

El Televisor

Este era un niño que una noche cuando oraba antes de irse a dormir le pidió a Dios con devoción que lo convirtiera en un Televisión.

Quiero ocupar su lugar, vivir lo que vive un televisor, tener a mis hermanos alrededor mío escuchando lo que yo digo con atención, tener a toda la familia a mi alrededor aunque no les diga nada, tener a mi mamá dedicada un rato solo para mí y mi papá cuando llega cansado del trabajo buscándome. “No te pido mucho, solo vivir lo que vive un televisor”.

La pregunta más importante. Anécdota

Se trata de una persona que narra que durante su segundo semestre de enfermería, un profesor le hizo un examen sorpresa y la última pregunta fue ¿Sabe cuál es el nombre de la señora de limpieza? Conteste el resto de las preguntas y deje en blanco la última pregunta. Cuando estaba entregando el examen, un compañero pregunto al profesor sí esa pregunta iba a ser calificada.

El profesor respondió que sí, en vista que en la profesión se iba a conocer a muchas personas de diferentes edades, culturas y estratos sociales y todas eran importantes. Ya que merecen su atención y cuidado. Aunque solo sea con un simple saludo… Esa fue una rápida lección de relaciones humanas. Luego me entere que la señora de limpieza se llamaba Dorothy. (Contribución Sebastían Nuñez y Lucía Posada)

La felicidad es el camino

Este escrito nos quiere decir que la felicidad se vive cada día y que no se condiciona a lograr disfrutarla, cuando sea mayor de 18 años, tenga un novio, me case, compre una casa, me gradué en los estudios, tener un hijo y después teniendo otro hijo… teniendo una expectativa sobre algo para ser feliz.

Entonces empiezan las frustraciones, porque ya teniendo el hijo, quieres que crezca rápido y si ya está grande y adolescente, prefieres cuando era más chico porque hacía más caso, todo el tiempo dice que serás cuando pase cualquier situación y, cuando esa situación llega, condicionas a la felicidad a otra nueva.

Todo esto lleva a concluir que la felicidad es el proceso, el camino, Estar claro que el mejor momento para ser feliz es el día de hoy. Si no es ahora ¿cuándo?… Alfred de Souza se refirió al respecto

Antes creía que la verdadera vida estaba a punto de comenzar y, cuando creía lo había logrado aparecía algún obstáculo, ya sea un asunto por terminar, compromisos que cumplir, entre otras cosas que impedían disfrutar la felicidad. Hasta que la vida se la pasaba tapando y resolviendo obstáculos. Hasta que entendió que no hay caminos para felicidad que, la felicidad es el camino. Que tenemos que aprender disfrutar la vida.

Una ranita sorda

Se trata de unas ranitas que iba de paseo por el bosque y dos de ellas se cayeron en un hoyo profundo. El resto de las ranitas se colocaron alrededor del borde del pozo para gritarle a las ranitas que era muy difícil que salieran del pozo que se dieran por vencida y se quedaran quietas, que se dieran por muertas. Sin embargo, las ranitas seguían saltando buscando de salir. Las otras ranas en vez de auparlas insistían que se dieran por vencidas.

Ambas ranitas seguían saltando cada vez más alto tratando de salir, y las que estaban afuera continuaban gritando para que se dieran por vencida, hasta que por fin una de las ranitas se cansó, escucho lo que gritaban las otras ranitas y murió. Sin embargo, la otra ranita siguió persistiendo en saltar cada vez más alto hasta que lo logró y salió.

Cuando logró salir el resto de las ranitas la rodearon para felicitarla y preguntarle si ella ¿no escuchabas lo que te decíamos? La ranita le respondió que ella era sorda y, todo el tiempo creyó que lo que gritaban eran mensajes de ánimo para que siguiera persistiendo y salir del hueco…

Tomando lo que escribieron los autores, “la palabra tiene poder de vida y muerte… si le dices unas palabras de aliento a alguien que se encuentra afligido, le puedes ayudar a animarse. En cambio, si les dices unas palabras negativas terminará por derrumbarse. Entonces, se tiene que tener cuidado con lo que decimos y sobre todo con lo que escuchamos.

La gente que me gusta (reflexión)

Es una reflexión de las personas que le gustan, por ser proactivas, sinceras con ellas mismas y con los demás. Que sabe lo que quiere, que sabe trabajar y valora su tiempo, por lo que le gusta ser cumplida. Le gusta la gente que termina lo que empieza. Que le gusta trabajar en equipo, que es exigente con los demás y ella misma. Que les gusta vivir en felicidad. Gente con criterio, que no le teme a equivocarse y se esfuerza en corregirlo para aprender de estos… a esta gente los llamo amigos (Revista Enkasa).

El Águila que nunca fue. Descubre tu águila interna

En una oportunidad un guerrero indio encontró un huevo de águila en lo más alto de la montaña, para que terminara de ser empollado lo colocó junto con los huevos de las gallinas y cuando nacieron los polluelos, también nació el pequeño águila. El águila fue criado como el resto de los polluelos, aprendió a picar maíz, lombrices y volar a poca altura hasta las ramas altas.

Sin embargo, en una oportunidad miró a lo alto del cielo y observó volar majestuosamente un ave y con admiración preguntó qué ave era esa. Le respondieron que era el: Águila dorada la reina de los cielos. Pero ni pienses en eso porque nosotros somos aves de aquí abajo y, el águila no volvió mirar hacia arriba y siguió haciendo lo que hacían las gallinas, porque pensaba como las gallinas y murió creyendo que era una gallina. “Atrevámonos a volar alto y ser los reyes de los cielos” (Contribución Daniel Molina)

Las Metas

Se trata de la disposición que tenemos que tener para alcanzar las metas y, no permitir que los tropiezos nos venzan y dejar de perseverar. Estar claro que las metas no se alcanzan en un solo intento, ni se camina por la vida sin conseguir algún obstáculo. Que las cosechas se recogen luego de sembrar muchas semillas y abonar mucha tierra. Que todo el que se lo propone de verdad llega a la meta. Así que saca todo lo que tienes confía en ti, esfuérzate y podrás lograrlo.

Fortuna del campo

En su oportunidad un padre de una familia con buenos recursos económicos, realizó junto con su hijo un viaje al campo, con el objetivo que su hijo aprendiera a valorar lo que tenía y, viera que otras personas eran muy pobres. Estuvieron dos días en la granja de unos campesinos muy pobres y, de regreso del viaje su padre le preguntó a su hijo ¿Sí, le gustó el paseo? Y ¿Te  distes cuenta de lo pobre que podían ser algunas personas?

Su hijo le dijo que sí, que ellos tenían apenas un perro y los campesinos cuatro. Que ellos tenían piscinas y ellos un largo y extenso riachuelo. Que lámparas de los campesinos eran las estrellas, el patio era muy grande. Sobre todo observe que esa familia tenía tiempo para compartir, y le agradeció a su padre por enseñarle que tan rico pueden llegar a ser Contribución Lourdes de Subero).

Las diferencias

Las principales aspiraciones de las personas son el progreso y la felicidad, algunos creen que ser rico es la respuesta de esas aspiraciones. Existen tanto personas ricas y pobres como países ricos y pobres. Las diferencias no tienen que ver con el tiempo que llevan habitado, si son países más jóvenes en cuanto su desarrollo, ni en función a su tamaño, riquezas naturales, ni la inteligencia y color de las persona.

Así como estos y otros factores que hacen la diferencia, lo que hace que sobresalgan es la actitud de sus habitantes. En los países prósperos la mayoría cumplen las normas, como: la moral y buenas costumbres, orden y limpieza, honradez, puntualidad, querer superarse, respeta la ley, respeto al derecho de los demás, amor al trabajo y cumplen las leyes del dinero: les gusta ahorrar e invertir su dinero (Contribución Victor Manuel Uribe).

El cometa Halley

Este relato resalta la importancia de saber escribir, y los efectos de las memorandas al no ser bien redactados. Se trata de la intención que tuvo el Director General de una empresa de observar junto con sus trabajadores, el cometa Halley, en vista que es un fenómeno que ocurre cada 78 años. Quería explicarles a sus trabajadores el fenómeno. Solicitó llevaran sus cascos de seguridad.  En caso de lluvia, llevar los trabajadores al comedor donde se pasará un video del fenómeno.

El texto de las memoranda fue cambiando según quién lo redactará, quedando distorsionado en su totalidad. Tanto que el Aviso en la Cartelera, dirigido al personal decía: Que el director general cumplía 78 años por esto le daban libre al personal, para que asistieron a la fiesta en el comedor a las 5 de la tarde. Amenizado por el grupo Halley y sus Cometas. Asistir desnudos, con condones de seguridad… se formará una fiesta en el patio de la casa (Contribución Adriana Gavina y Rose Mary Restrepo).

Tanto para aprender

Se refiere las lecciones de la vida y de las que tenemos tanto por aprender, como: preocuparse menos, el esforzarse le da valor a las cosas, que todo es posible si lo crees. No ser una molestia, resolver cualquier discusión al momento, luchar por lo que se cree, se es tan feliz como lo creemos, poniéndote en los zapatos del otro aprenderás queriéndolo más, a tener menos miedo y arriesgar más, querer a nuestros hijos por lo que son y no por lo que quieres que sean (Aida Bianchi y Vicente López de Rotolatinos).

Auxilio en la lluvia (Actuar desinteresadamente)

Se narra la experiencia de un joven blanco, que asistió a una señora afroamericana de edad madura, una noche de tormenta, a pesar de los conflictos raciales que pasaban entonces en Alabama, Estados Unidos. Resulta que la señora estaba accidentada y pidiendo ayuda en la autopista, este joven la auxilio y la llevó hasta la jefatura. Ella tomó su número de teléfono y dirección. Días después recibió un televisor de regalo de Nat King Cole, agradecida por su ayuda (Contribución Sebastían Nuñez y Lucía Posada).

Recuerda a quienes sirves (Dejar de juzgar)

Un niño de unos 10 años entró a una cafetería para comer un helado, la mesera lo atiende y él pregunta el precio de los helados, 50 y 25 centavos y cuentas sus monedas para decidir cuál comprar y mientras la mesonera se impacienta. Se decide después de un rato por el más económico. Hasta que por fin toma el pedido, se lo trae, el niño termina el helado paga y se va. Cuando la mesonera va a la mesa a limpiar se sorprende por la propina de 25 centavos que le dejó (Contribución Sebastían Nuñez y Lucía Posada).

Los obstáculos en nuestros caminos (Supéralos y sigue adelante)

En una ocasión un rey colocó una gran piedra en el camino con la intención de observar el comportamiento de sus conciudadanos. Desde un lugar observó cómo las personas pasaban bordeando la roca pero no la quitaban, otros se quejaban del rey por mantener sucio los caminos. Hasta que pasó un campesino con su carga de verduras y se decidió a mover la piedra. Quito la piedra y vio una cartera con monedas de oro y una nota del rey, indicando que era su recompensa (Contribución Sebastían Nuñez y Lucía Posada).

Matar la creatividad (Cree en ti y lo que puedes lograr con tu creatividad)

La cualidad de la creatividad tenemos que cuidarla, se apoya en el lóbulo derecho del cerebro, junto con la intuición, el arte y la inspiración. La cotidianidad y los prácticos son opositores de los creativos y a través de diferentes expresiones buscan de aniquilar la creatividad. Muchos te dirán: “Ni lo sueñes”, “No se tiene tiempo”, “Es mucho trabajo”, “Deja de estar volando y aterriza”, “Hasta ahora nos ha ido bien sin eso” y otras expresiones más.

Dar y perder la vida (Da todo por quienes amas)

Era una niña hospitalizada por causa de una extraña enfermedad y la opción para salvar su vida era una transfusión de sangre de su hermano de cinco años que había superado esa enfermedad y su sangre creó anticuerpos para sanar. Le pidieron al niño si aceptaba donar sangre a su hermana y él aceptó. Contento empieza a donar sangre y al rato su aspecto cambió y con voz triste preguntó. ¿Cuándo empiezo a morir? Creía que le iba a donar toda su sangre y, sin embargo la daba para salvarla(Contribución Sebastían Nuñez y Lucía Posada) .

Método para achicar la soberbia

La soberbia es una incapacidad que afecta a muchas personas de diferentes estratos sociales que tengan una pequeña cuota de poder. El método para no caer en su poder es ir al campo y ver hacia el cielo y pensar cómo es ser visto desde un punto muy alto del universo. Decir gritando soy poderoso y, esperar que ocurre. ¡NADA!  Ante todo tenemos que aprender tener un poco de humildad (Contribución Arturo Dueñas).

El coleccionista de insultos (Alegoría budista)

Se trata de la lección que les dio un samurai ya anciano a sus alumnos. Cuando aceptó el reto de pelear contra un guerrero acomplejado y provocador, que se creía podía vencer a todos incluso al viejo samurái.

Resulta que tuvieron el combate y el guerrero insulto hasta más no poder al anciano y, mientras el anciano impávido no caía en provocación. El guerrero se cansa y se retira de la pelea. Sin embargo, los alumnos cuestionan al anciano.

Ante el cuestionamiento de sus alumnos, les pregunta: Si te dan un regalo y no lo aceptas de quién es el regalo. Igual sucede con los insultos, envidias y la rabia, como no son aceptados, continúan siendo de quien los carga encima… Reflexión de los autores, Nosotros somos los que decidimos que nos afecta o no, pues nadie nos agrede o hace sentir mal sino queremos. Eso es lo que se llama asertividad .

Los dos halcones

Se trata de dos halcones, que desde pichones recibieron el mismo adiestramiento y uno de los halcones respondió pronto y, el otro no se movía de su rama desde que llegó.

El rey decide buscar quien lograra hacerlo volar, antes que un campesino llegó le cortó la rama y animal hecho a volar. Reflexión de los autores… así somos los seres humanos nos aferramos al pasado y miedo a que pasará y, no nos damos cuenta que podemos echar a volar y buscar nuestro verdadero destino.

Las Tres Rejas

Las tres rejas es una alegoría, sería como tres filtros para ir limpiando de impureza algún mensaje o información que vayas a transmitir. Para que filtremos antes de hablar sobre algo, se pase antes por tres filtros: el filtro de la verdad, si es bueno para quien lo va escuchar y necesario que lo necesita saber. Esto ayudará a evitar malos momentos (Contribución Aquiles Orduña).

La casa imperfecta

Se trata de un albañil que estaba próximo a jubilarse. Habló con su jefe y le informó sobre sus intenciones, el jefe aceptó su decisión y solo le pidió como favor personal que construyera una casa más. El hombre accedió y se dedicó a construir la casa, aunque con bastante desgano, al terminarla su jefe le entregó la llave de la casa y se la dio de obsequio. De haber puesto entusiasmo en su construcción su casa sería mejor. Sin danos cuenta así, construimos nuestras vidas (Contribución Daniel Molina).

El violín de Paganini

Durante un concierto de un violinista famoso de nombre Paganini, mientras extasiado sacaba notas de su violín y ofrecía un magnífico concierto, durante el mismo las cuerdas de su violín se fueron rompiendo una a una, hasta quedar una sola. Sin embargo, continúo tocando y sacando hermosas notas musicales. Reflexión “Cuando la situación se ponga crítica, démonos una oportunidad de avanzar y seguir adelante” (Contribución Daniel Molina).

Lo tuyo y lo mío (Perjuicio)

Cierto día estaba una señora en la estación de tren en un banco sentada esperando el próximo ferrocarril, este estaba retardad. Para esperar la señora tenía un agua, revista y un paquete de galleta, al momento de esperar se sienta un joven a su lado y mientras lee su diario agarra el paquete de galleta, lo abre y empieza a comer. La señora indignada toma el paquete y galletas, luego de forma alternada ella toma una galleta y el joven también. Hasta terminar el paquete.

Él se divertía con lo que pasaba, la señora estaba indignada, aunque no reclamó abiertamente. Sin embargo, al subirse al tren y abrió su cartera para sacar la botella de agua, vio sus galletas y se dio cuenta de su error… la señora prejuiciada con el muchacho, había decidido que les robaba sus galletas, sin verificar si podía estar equivocada. Muchas veces nos dejamos llevar por la desconfianza y encasillamos a las personas y nos armamos un teatro en nuestras mentes (Contribución Maribel Zupel)

El perrito cojo

Este relato nos lleva a reflexionar que se tiene que tratar a las personas por lo que son, aceptarlos, y apreciarlo incondicionalmente y no por las apariencias. Esto lo cuenta a través de la historia de un dueño de una tienda que estaba vendiendo cachorritos, un niño quiso comprar uno y cuando los conoció, escogió uno cojo. El señor quería regalarle el perro y él exigió que se lo vendiera porque tenía que ser tratado igual a los otros, que por ser cojo no lo desmeritaba (Contribución Carlos Vizcaya).

El árbol de los problemas

Se trata de un carpintero que había tenido un mal día en su trabajo y cuando llegaba a su casa tocó las ramas del árbol de su jardín y su expresión de cansancio y amargura se transformó. En una gran sonrisa y al entrar a su casa mostraba alegría a su familia. Su explicación era que dejaba  todos los problemas del día de trabajo en el árbol y los recogía en la mañana. Al siguiente día se asombraba que recordaba menos problemas que el día anterior (Contribución Daniel Molina).

Ascender por resultados

Se trata dos empleados que empezaron en la empresa el mismo día, ambos buenos empleados, honestos y responsables. Después de un tiempo uno de ellos se dirige al jefe para exigir un mejor cargo, porque le pareció injusto que a su otro compañero si lo habían ascendido y a él no. El jefe le dio una instrucción la que cumplió, pero sin aportar otra información de ayuda.

Llamó al otro empleado y le dio la misma instrucción y también la cumplió con la diferencia, de aportar además otra información que complementaria a la solicitada por el jefe y, le ayudaba a tener una visión más amplia para tomar una decisión oportuna. El primer empleado se dio cuenta de la diferencia de actitud entre ambos, su compañero era más proactivo (Contribución Hector Daniel Gónzalez).

La parábola del caballo

Se trata de un caballo que se cayó a un viejo pozo, su dueño era un campesino que estaba en mala posición. Cuando supo de la caída del caballo fue a verlo para tomar una decisión, se dio cuenta que estaba en buenas condiciones pero igual dijo que lo sepultaran dentro del pozo. Entonces, empezaron a echar tierra, a medida que echaban tierra el caballo se sacudía e iba subiendo gracia a la tierra acumulada en el fondo. Hasta salvarse (Contribución Hector Daniel Gónzalez).

Empuja la vaquita (Tu zona de confort)

Se trata sobre una familia perdieron una vaca que les proporcionaba su sustento, y luego de perderla tuvieron que ingeniarse para salir adelante y, esto le permitió salir de la precaria situación económica que atravesaban y transformarse en personas exitosas. Esta historia busca que salgamos de nuestra zona de confort, sin estar pasando por una situación crítica. Además, nos hace ver que un evento sorpresivo nos ayuda a fijarnos que la seguridad puede ser la peor consejera.

El regalo furtivo (No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy)

Se trata de un joven que podía morir en cualquier momento y toda la vida había sido sobreprotegido. Un día fastidiado, decidió salir solo, fue a una tienda de música y conoció una chica que le gustó. Decidió comprar un disco que pidió fuese envuelto y, así sucesivamente varios días. Por timidez no le dice nada pero un día él anotó su número de teléfono. Al día siguiente la chica lo llama, pero había fallecido. Su madre encontró los paquetes y dentro de cada uno diferentes notas de la chica.

Veremos

Se trata de la actitud del dueño de una granja que cuando le pasa un infortunio o una buena fortuna y, él solo dice ¡Veremos!… Sucedió que se le murió un caballo, le llegaron varios potros junto con caballo que le regalaron, su hijo se cayó y se fracturó una pierna, a causa de esto no reclutaron al joven. Así estos y varios eventos más. Entonces aprendamos a dar un paso y tomar distancia, y decir Veremos. En vez de juzgar los eventos de la vida como buenos o malos… ( Bernier S Siegel. Amor, paz y autocuración)

Los tres hermanos

Se narra la experiencia de tres hermanos y un enano, que se les apareció pidiendo comida ellos. Sin reparos los hermanos le dieron comida, sin embargo a propósito el enano dejaba caer un poco y cuando lo ayudaban les golpeaba. Solo el menor, le respondió que él mismo recogiera el pan que se le cayó para que aprenda a ser responsable de sus actos y pueda resolver las situaciones que se le presenten. El enano se lo agradeció y ofreció con decirle donde conseguir a la princesa y el tesoro (Robert Vil).

El Eco (La vida devuelve lo que le das)

Narra la experiencia vivida por un niño y su padre de paseo por la montaña. Resulta que el niño se cayó y empezó a llamar a su papá y escucho como alguien también llamó a su papá, causándole gracia. Empezó a gritar improperios y la montaña también le respondió con improperios. Su padre entonces, también empezó a gritar, en su caso acciones virtuosas y la montaña le respondió también con palabras virtuosas. Luego, le dijo a su hijo, lo llaman «Eco» y es como la vida te devuelve lo que le das.

Sembrando para el futuro (La paciencia)

Se trata de dos amigos que se encuentran en el desierto, uno de ellos está sembrando dátiles y el segundo le dice que por su edad él no va a ver la cosecha de estas palmas. El amigo que sembraba le respondió que él lo hacía para otros, como gratitud por los dátiles comidos por él y, lo sembró otro y no esperando ver la cosecha. Agradecido el otro amigo le da una bolsa de monedas de oro, agradeciendo su enseñanza.

De nuevo, le responde sembré las semillas sin esperar ningún pago y antes de verlas crecer ya me están pagando… Buscamos resultados inmediato, aprendamos a ser pacientes (Jorge Bucay, Cuentos para pensar).

Quemar las Naves (Ser proactivo)

Narra como Alejandro Magno, quemando sus barcos y hablando con sus hombres, logró ganar una batalla que, en principio estaba perdida. Esta decisión la tomó para motivar a sus hombres a buscar de ganar la batalla, para poder tener los barcos del enemigo y volver a casa. A cambiar el miedo por empuje para vencer y lograr reunirse con su familia. Es decir, con esta decisión Alejandro Magno, líder de su época, enseñó  a sus hombres a buscar las oportunidades, conquistarla, aprovechar el tiempo y sacar lo mejor de nosotros mismo.

La carreta vacía

Aprendí a diferenciar los sonidos cuando joven paseaba por el campo con mi padre, cuando paseabamos iba preguntando que sonido escuchaba y así aprendí a distinguirlos. En una oportunidad, me preguntó que además del sonido de los pájaros que otro sonido percibía a lo que respondí, el de una carreta. Él afirmó y agregó, una carreta vacía, porque las carretas vacías suenan más fuertes. Ahora grande he conocido muchas carretas vacías, haciendo mucho ruido e interrumpiendo constantemente, para hacerse notar.

La felicidad escondida

Antes de que existiera la humanidad, unos duendes se dieron a la tarea de esconder la felicidad, sugirieron varios lugares, como a lo alto de la montaña, el fondo del mar, otro planeta, un lugar muy remoto y siempre responden recuerden que los hombres lo han dotado de fuerza, perseverancia, inteligencia, curiosidad y la encontraran. En eso un duende muy sabio sugirió: escondamonos dentro de ellos mismos, porque se podrán a buscarla afuera y no la encontraran. Por esto, los hombres se pasan buscando la felicidad sin saber que esta dentro de nosotros mismo.

La paz perfecta

Hubo concurso de pintura solicitado por un rey, para que pintaran la «Paz perfecta», muchos se inscribieron y presentaron sus cuadros. De todos el rey seleccionó dos para escoger el ganador. En uno se mostraba un plácido lugar, iluminado con una espléndida luz y en su conjunto expresaba paz. El segundo cuadro, era un lugar oscuro, mostrando una fuerte tormenta, que transmitía angustia. La pintura no era nada pacífica.

Sin embargo, siguió observando la pintura y de repente, detrás del dibujo de una fuerte caída de agua, observó con más detalle el rey, y vió un pequeño árbol, con un nido y un pájaro, esta parte del cuadro, su imagen transmitía paz. El rey por esa pequeña imagen, escogió el segundo cuadro, porque la «paz perfecta», esta en cualquier momento, lugar y circunstancia. Esto quiere decir, que podemos estar rodeado de momentos y tiempos llenos de tormentas y enfrentarlo manteniendo la paz dentro de nosotros mismos.

Imaginar soluciones

En una tarde muy fría dos amigos patinaban sobre el hielo de una laguna congelada, uno de ellos cayó al agua. Para salvarlo el amiguito, empezó con una piedra a romper el hielo para poder salvarlo, y así logró sacar a su amigo de agua. Cuando llegaron los bomberos, asombrados se preguntaban cómo lo había hecho, con esa pequeña piedra y su fuerza. El abuelo del niño respondió, no encontró a nadie que le dijera que no podía hacerlo…Albert Einstein dijo: Sí lo puedes imaginar lo puedes lograr (Cuento atribuido a Albert Einstein).

Mi mejor amigo (Leyenda arábe)

Dos amigos viajaban cruzando el desierto y tuvieron una fuerte discusión Uno de ellos se sintió ofendido y le dió una fuerte bofetada, el abofeteado, escribió en la arena «Hoy mi amigo me abofeteo». Al poco tiempo llegaron a un Oasis, y mientras se bañaban el amigo abofeteado se estaba ahogando.

El amigo lo salvó rápidamente. El amigo abofeteado luego que lo salvara escribió con un cincel sobre una piedra: «Hoy mi mejor amigo me salvó». El otro amigo le preguntó porque había hecho eso. Cuando un amigo ofende, el tiempo lo borra y perdona. Cuando hace grandioso, se guarda en el corazón.

La señora Thompson

La señora Thompson era una maestra de quinto grado, que se llevaba bien con sus alumnos excepto con Jim Stoddard, un niño distraído y poco aseado que asistía a sus clases, la antipatía hacia el niño la disfrutaba colocando bajas notas en sus deberes. Cierto día la dirección solicitó que revisara los expedientes de los niños de años anteriores. Mientras se encontraba en esta faena llegó hasta el expediente de Jim Stoddart. Llevándose una sorpresa.

Las maestras de años escolares anteriores  hablaban muy bien de la actitud del niño y su brillante inteligencia, sobre todo las de los primeros grados, luego empiezan a escribir sobre la enfermedad de su madre y cómo afecta el ambiente familiar y el rendimiento escolar de Jim, así como su actitud. Pasando a ser un niño taciturno e introvertido. Al revisar estos expediente la Sra. Thompson, se dió cuenta de lo poco sensible que estaba siendo con el niño y, buscó de enmendar la situación.

Aprendió a prejuiciar menos y enseñar más valores de respeto, amor, junto con las materias de clase. Llegó la navidad  y los niños llegaron con obsequios para la maestra, bellamente envuelto en sus papeles de regalos. Cuando llegó el turno del regalo de Jim, los otros alumnos se rieron al ver la envoltura hecho con una bolsa papel  marrón toda arrugada. La maestra rapido dijo, ¡Que bello regalo!, aplacando las risas de los otros compañeros. El regalo fue un viejo perfume de su madre (fallecida) y una pulsera que le faltaban piedras de adorno.

La Sra. Thompson se colocó el perfume y cuando ya se retiraron los otros alumnos, Jim se le acercó y le hizo saber que le recordó el olor de su mamá. Ese año escolar Jim lo culminó con buenas notas y más seguro de si mismo. Terminó su primaria y le hizo llegar una nota: Usted ha sido la mejor maestra de mi vida. Estas notas fueron llegando en diferentes oportunidades hasta graduarse en la Universidad, como tercero de su promoción, recordando a la Sra. Thompson que había sido su mejor maestra.

Ya siendo un profesional, y firmar como doctor, le llegó una carta, comentado que había conocido una chica y que se iba a casar con ella, le hizo saber que su padre falleció y la invitó que sustituye a su madre como la madrina de su boda. Ella con gusto aceptó, y se compró un perfume de igual marca y se colocó el brazalete que él le regaló. Cuando se vieron Jim le agradeció por creer en él, por ayudarme que yo podía hacer la diferencia.

Ella respondió que él fue quien la enseño que ella podía hacer la diferencia. Aprendí a enseñar valores de amor, sentimiento, familia, además de castellano, matemática y biología… Las experiencias de la vida buenas o malas tallan nuestro carácter marcando lo que somos en la actualidad. Aprendamos a no prejuiciar.

Cualquier parecido

Este cuento se trata de un niño recién nacido encontrado en la puerta de un Banco por los empleados de la institución. Con el propósito de saber que hacer con el niño, esperaron hablar con el director para que les dijeran que hacer con el recién nacido.

Este de forma diligente a través de un memorando solicitó averiguara la relación de la empresa y de algún empleado con el hecho. En respuesta el director de recursos humanos, le respondió, que en la empresa nada se ha hecho con placer o amor, no existe relación tan intima, ni realizado algo que tuviera pies ni cabeza y ningún trabajo se ha terminado en nueve meses.

El mejor obsequio (El placer de dar)

Una navidad un joven llamado David, recibió de parte de su hermano un carro de regalo. Cuando salió del trabajo vió a un niño admirando el carro, el contentó le dice al niño que se lo regaló su hermano. Con cara de asombro el niño responde, «quien fuera un hermano así».

David, le ofrece dar una vuelta y el niño acepta, al terminar el paseo le pregunta ¿te importa pasar por frente de mi casa?. David, creyendo que era para pavonear lo lleva. Al llegar, el niño buscar a su hermano lisiado y le dice: Algún día te regalo un carro así y te llevó de paseo. David, los llevó a ambos de paseo y, aprendió que mejor es dar que recibir.

El helado de vainilla

La Chevrolet Motors, en una oportunidad recibió una carta de un dueño de un carro Pontiac 99 que estos fabrican. Les hacía llegar un reclamo informando que tenía por costumbre ir a la heladería luego de cenar a comprar helado de vainilla para la familia y, el carro de regreso no encendia.

Si compraba otro sabor no había inconveniente. La carta llegó al gerente, por lo graciosa, quien mandó investigar con su personal. Estos confirmaron el reclamo. Esto llevó a la Chevrolet investigar y, conlleva a encontrar la falla y cambiar el sistema de alimentación del combustible. A partir de entonces tomaron en serio todos los reclamos (Contribución Adriana Gaviria y Eduardo Bernal).

Las cicatrices de los clavos

Esta es la historia de un niño con mal carácter al que su padre le dio unos clavos para que los clavara cada vez que tuviera una pataleta. El primer día clavó unos 17 clavos y, a partir de ese día se propuso, dominarse más y clavar menos clavos. El día que no clavó ninguno, se lo dijo a su padre, este lo felicito y, la asigno nueva tarea. Retirar los clavos cada vez que se domine.

Llegó el día que no había más clavos que retirar y, su padre de nuevo lo felicita por su arduo trabajo. Le hace saber viendo la tabla, que esas marcas, son parecidas a las heridas que causan las ofensas y maltratos (Contribución Sonia Garay Garay).

El soldado amigo

Durante una batalla un soldado se dirige a su Sargento para solicitar permiso para ir a buscar a un amigo que no regresaba del campo de batalla, este no le autorizó ir, alegando que no iba a perder otro hombre, porque su amigo ya haya fallecido. Desobedeciendo el soldado fue a buscar al soldado amigo.

Cuando regresó, llegó casi moribundo cargando a su amigo, el Sargento lo vió y le dice, se dió cuenta que estaba muerto. Este le respondió que murió por el camino, cuando lo rescato, me dijo yo sabía que vendrías. … «Un amigo, esta contigo cuando los demás ya se han ido»(Contribución Zac Holland).

La renovación del águila

Las águilas son longevas viven unos 70 años. Sin embargo, a los 40 años aproximadamentes, sufre una renovación. De su pico porque este se curva hacia arriba y no puede comer, sus garras se debilitan y no logra agarrar sus presas, sus plumas se ponen muy pesada y le dificulta volar y, luego de 5 meses ya una vez renovada puede vivir 40 años más y emprende el vuelo una vez renovado. Existe momentos de nuestras vidas que también tenemos que refugiarnos para renovar nuestra vida y volar a lograr el éxito (Contribución Marco Soler).

Mirar los obstáculos

El maestro hindú Osho, dice que nuestra forma de pensar se congela y quedamos dando vuelta a los mismos pensamientos. Esto es lo que se conoce como paradigma. Pone el ejemplo, de cuando vamos en bicicleta y vamos contemplando el camino, mirando los árboles, las nubes, los animales, todo el paisaje y de pronto vemos una piedra y esta puede ser grande o pequeña, y sin embargo, nos enfocamos en ella, olvidando el resto del paisaje, ocurriendo que chocamos. Enfoquémonos en la solución y superemos los obstáculos (Contribución Vicent López).

El círculo del odio

Ocurrió que un día un empresario estaba molesto y tuvo una discusión con el director de la empresa, este molesto llegó a su casa y le peleo a su esposa por gastar mucho, esta a su vez regaño a la empleada, la empleada le pegó al perro por tropezar y hacer que ella partiera un plato.

El perro salió corriendo de la casa y mordió una señora, la señora va hasta la farmacia y grita al farmaceuta porque le dolió la vacunación. El farmaceuta, llegó a su casa y le salió con una malcriadez a su mamá. La madre, le acaricia el cabello, le dice palabras dulce. Se cortó aquí el círculo de odio (Contribución Carlos E Morales).

Huellas en el corazón (un corazón con experiencias)

Un joven empezó a decir que su corazón era el más perfecto y hermoso, porque no tenía ninguna cicatriz, los bordes estaban lisos y su color rosado. Las personas veían que era un corazón perfecto. En eso apareció un anciano y dijo: corazón perfecto el mío y lo enseñó, era un corazón con cicatrices, imperfecto.

El joven dijo que estaba lleno de imperfecciones. El señor afirmó que las cicatrices son vivencias, los huecos partes compartidas con otros, los parches son partes de otros corazones que se quedaron conmigo. El joven conmovido lloró y ambos compartieron partes de su corazones (Contribución Daniel Molina).

El elefante sumiso

Cuando me llevaban al circo el animal que más me gustaba era el elefante, por su inmenso tamaño, fortaleza. Sin embargo, fuera del escenario podías ver ese espectácular animal sujeto a una estaca, todos dociles. Desde pequeño me he preguntado por qué los elefantes sí, están amaestrados los tienen atados a una pequeña estaca y no escapa. Pregunte a muchas personas y solo encontre una respuesta satisfactoria, es porque lo atan desde muy pequeño y lo tiene grabado en su memoria (Contribución Eduardo Bernal).

Amor exe

Este es un cuento adaptado al mundo digital, se trata de un cliente que compró un equipo y este tenía un sistema llamado Amor exe. y  este no estaba funcionando, quería que le dijeran cómo instalarlo, le dicen que tiene que el archivo llamado Corazón y cuales archivo el podía desactivar para que corra mejor, por ejemplo dolor pasado, desamor, baja autoestima, le manda quitar el archivo rencor, porque afecta que corra el programa amor, y así sucesivamente.

Armar el mundo

Un científico estaba en su laboratorio buscando de encontrar alguna solución para arreglar los problemas del mundo, en eso entró su hijo de 7 años al laboratorio, el científico preocupado que fuese a romper algo, busco de distraerlo y con una hoja de papel, hizo un rompe cabeza.

Acto seguido le dio los trozos de papel con una cinta adhesiva  para que lo armara, creyendo que se llevaría horas. Al poco rato el niño grito papá, papá, listo. Este le extraño y preguntó como lo hizo. El niño, respondió empecé arreglando el mundo, se me hizo difícil, voltee la hoja y arme al hombre y a su vez el mundo (Guille Barbey).

La perfección de Dios

En una reunión de padres en un colegio de niños de lento aprendizaje, el padre de Sasha se levantó y con cara de angustia pregunto ¿Dónde esta la perfección de Dios?, todos quedaron a la expectativa y, entonces el relato una experiencia de su hijo un día que quiso jugar beisbol. Porque nunca lo había hecho y le gustaba mucho ese juego. El padre se acercó y le preguntó a los niños y, uno de ellos le dijo que si. Además, de permitir que jugara, practicamente todos los niños dejaron que ganará el juego para su equipo.

Todos somos águila

Narra que un campesino salió al campo a capturar un ave porque quería cuidar una en cautiverio, en eso encontró un huevo de águila y lo llevó al gallinero y lo colocó junto con los huevos de gallina. Allí nació y lo crió como una gallina a pesar de su porte y grandes alas. Al cabo de cinco años pasó un naturalista y al ver el ave, le dijo al campesino, que era un águila y él le contestó que lo sabía. Pero que lo había creado como gallina y por esto se comportaba como ellas.

El naturalista le contestó que esa ave es águila y siempre será águila, que él lo podría probar. El campesino, le decía que ya esa águila era una gallina. El otro hombre insistía que no y, decidieron hacer unas pruebas para ver quién tenía la razón. Empezó el naturista y sacó el águila del gallinero y le dijo en voz baja, tú eres un águila vuela como un águila. El águila vio a las otras gallinas picotean y se puso hacer lo mismo.

Luego, el campesino subió al techo con el ave y le susurro, tú eres un águila, vuela como un águila. El ave no voló, … el campesino le dijo al naturalista, le dije se convirtió en águila. Quedaron entonces, llevarla a un lugar fuera de la ciudad y, en una montaña también buscó que el ave volara, la asustada ave no se movió, el naturalista insistió y le dijo al águila, ve la inmensidad del paisaje, tu eres la reina del cielo, ve la luz del y luego la soltó, en ese momento el águila abrió sus potentes alas y voló. Todos somos águilas, aunque quieran que actuemos como gallinas.

Libreta breve

Existen tres clases de falsedades: las mentiras, las mentiras infames y las estadísticas. Si quieres que Dios se ría, cuéntale tus proyectos.

Así como las anteriores alegorías, leyendas, anécdotas, fábulas, en este libro La culpa es de la vaca, también encontrarás otros títulos como: El anca de un caballo romano, Aprendí y decidí, La marioneta, La mariposa perdida, ¿Quién me necesita?, El gusanito, Ganadores y perdedores, Zanahoria, Huevos y café, Sólo con el tiempo, El círculo del noventa y nueve, Dar para recibir, El peso del rencor, El mensaje del anillo, Pesimistas y optimistas, Las cuentas de la vida, Los que nos aporta el Japón.

Cómo aprovechar mejor la lectura de este libro

Este es uno de los mejores libros, por lo tanto, es importante leerlo teniendo en cuenta un par de aspectos como estos:

Primero Respetar

Cada vez que se use parte de este libro La culpa es de la vaca, los autores solicitan respetar las fuentes, los autores o compiladores, como una muestra de respeto a la creatividad.

Segundo Compartir

Cada vez que vaya a usar parte del libro, comparta con su grupo alguna anécdota, fábula, cuento, con el propósito que haga pedagogía. Sugiere usar sus parábola, anécdotas, fábulas como ejemplos en una conversación en una reunión familiar, grupo de trabajo, alumnos, y así poder ayudar a otras personas con buenos ejemplos en vez de un mal sermón.

Tercero Preguntar

Una vez que use la información de este libro, con un grupo de personas sea estudiantes, empleados o una sola persona, pregunte, por ejemplo ¿qué reflexión puedes decir de este material?, ¿te recuerda algún caso de la vida diaria?, ¿cómo podemos usar lo expresado en esta narración?, entre otras. Pueden formar equipos y discutir entre ellos. Presentarlo ante todo el grupo.

Luego el líder del equipo, es decir quien dirige la actividad puede reunir todas las conclusiones de los diferentes equipos y abrir un debate para dar respuesta a los objetivos de la actividad que se lleva a cabo.

Si el grupo es numeroso es bueno que haya una lectura diferente de la información por cada subgrupo, todas orientadas a temas de: liderazgo, comunicaciones, ética, relaciones interpersonales, entre otras.

Cuarta. Tolerar

Sea tolerante con las conclusiones, ninguna será igual, por ser puntos de vistas diferentes. No las desvalorice, más bien agregue los diferentes puntos de vistas para enriquecer. Aprendamos a escuchar a los otros, sin recriminar su opinión ni conducta.

Quinta. Reflexión

Este libro tiene que ser leído con la disposición de querer aprender, por esto se tiene que estar con la mente y corazón abierto. Biertos a la comprensión y a cualquier discrepancia. Busque de ser empático con los demás y respete sus opiniones, aprenda a ver los posibles trasfondo de sus opiniones.

Sexto. Escribir

Si ha usado el libro y ha tenido alguna experiencia que quiera compartir, lo invitamos a escribirnos. Su experiencia es de ayuda para nosotros y otras personas que usan esta herramienta. Si tiene anécdotas, parábolas u otra información para compartir bienvenido. Si te gusta seguir creciendo como persona. Te invito también leer

(Visited 2.068 times, 1 visits today)

Deja un comentario