Libro de Julio Cortázar, Casa Tomada, resumen corto

Valora esta entrada post

En esta entrega se estará abordando la obra Casa Tomada de Julio Cortázar, cuya trama está envuelta entre la realidad y la ficción, pudiendo incluso colocarse en el marco del realismo mágico. Quédate y conoce todo sobre esta extraordinaria obra del brillante letrado argentino.

 Casa Tomada

Casa Tomada, resumen, análisis, personajes, argumento y más

Casa Tomada, una magnífica obra literaria de la autoría de Julio Cortázar; la misma data de 1947, cuando se editó en la conocida publicación que dirigiera el también intelectual Jorge Luis Borges, llamada Los Anales de Buenos Aires. Luego de su auge, se recogió en una cuidada selección denominada Bestiario  en 1951.

Casa Tomada cuento​, supone una magistral muestra temprana de las narrativas fabulosas cortazarianas, la cual inicia de forma realista, hasta que progresivamente se sumerge en una forma deformada. Posiblemente, la Casa Tomada de Julio Cortázar, represente el cuento que ha sido objeto de más análisis y estudios haya generado por parte de docentes, autores y estudiosos literarios.

En ese mismo orden, en este post se llevará a cabo un resumen corto de Casa Tomada, además de su respectivo análisis, con el objeto de conocer mejor esta maravillosa obra, su contexto, sus personajes, entre otros elementos literarios de sumo interés de la citada controversial y estudiada obra.

Resumen corto de Casa Tomada, de Julio Cortázar

Para dar inicio al resumen de Casa Tomada, primeramente se hace evidente la narrativa, a cargo del narrador, que al igual que a su hermana, le agrada la vivienda en vista de grande, amplia y antigua; pero además de ello, por guardar en su interior las remembranzas familiares.

Se hace evidente igualmente, como Él, es decir, el narrador, personifica a un hombre culto, que ama la literatura francesa, lo que pone de manifiesto su admiración por la cultura europea y, en cierta forma, su oposición ante la cultura popular de su país. Por su parte Ella, es decir, su hermana, es una mujer sencilla y sosegada, disfruta pasar su día tejiendo.

Estos dos personajes, viven el día a día, como si nada pasara, no sienten miedo, se toman la apropiación de la casa por lo desconocido como algo normal, algo que tenía que pasar. Ambos viven solos, solo tienen la compañía de lo que se apodera de la casa; llevan a cabo las labores de limpieza juntos.

Casa Tomada

Ninguno de ellos trabaja, los recursos les viene de los campos que, seguramente ostentan y donde explotan a sus trabajadores. En vez de hermanos, su relacionamiento es muy similar a la de una pareja bien avenida. Se caracterizan por no desarrollar ningún tipo de carácter a lo largo de la obra. Todo el tiempo tienen la misma actitud, viven en una rutina diaria, ajenos a la situación que están viviendo.

De tal modo, que en la Casa Tomada, Irene y el narrador, está siendo objeto de cierto murmullo del exterior, y en lugar de hacer frente a este potencial problema, se esconden notoriamente, hasta que quedan fuera. Dicha retirada voluntaria, merma su rutina cotidiana.

Dicho contexto, desde el punto de vista sociológico del tiempo histórico del peronismo, de acuerdo a la perspectiva de Luis Alberto Romero, se percibe que el fragmento alude a la relación de la sociedad normalizada con el orden instalado. De allí que Casa Tomada se enmarca en el protocolo propio de un cuento neofantástico de Cortázar, pues está presente el elemento externo, no necesariamente sobrenatural, que distorsiona un orden preestablecido.

Ahora sobre el tiempo narrativo, es posible observar en este análisis de Casa Tomada, que la acción tiene lugar en más tiempo del que aparenta, ya que solo se refieren los hechos más relevantes, como es el caso de la posesión o toma de la casa, así como la especificación de la misma, y de su hermana; igual ocurre con el tiempo, que es lineal, al seguir un orden cronológico.

En este sentido, la crítica literaria sostiene que el autor de Casa Tomada, como es Cortázar, se colocar como el precursor de la narrativa fantasiosa en latinoamérica. Donde Jorge Luis Borges, como fiel seguidor del autor, presentó Casa Tomada en su revista en 1951, pese a que apareció por vez primera en 1946.

Su autor, describe brevemente cada uno de los elementos que están ubicados en la Casa Tomada; haciendo mayor fuerza a los constantes murmullos que oyen los hermanos en la casa. Generalmente dichos susurros en la Casa tomada, obedecen a sillas levantadas y llevadas de un lugar a otro. No obstante, mientras avanza la trama fantástica, estos ruidos y murmullos se hacen cada vez mayores.

Una vez estos susurros invaden la casa totalmente, los hermanos se ven en la obligación de desprenderse de ciertos objetos poseídos por dichos susurros. Aunque nada dio resultado, pues el bullicio se concentró en otro objeto distinto, y así hicieron hasta quedar sin buena parte de sus pertenencias personales. El narrador e Irene salen de la Casa Tomada, tirando las llaves por una alcantarilla, con el objeto de que ningún invasor pueda ingresar a la fachada.

En este sentido, se debe destacar, que en la Casa Tomada nunca el autor explica de dónde se originan los murmullos que tanto perturban la vida y la tranquilidad de los hermanos. Solo se aclara el propósito por el cual sus protagonistas desistieron de sus pertenencias, de hecho, de su propia casa, y es que se sintieron invadidos por una fuerza desconocida que no pudieron entender.

De tal forma que se expone como elemento representativo, es la resignación, como única opción para sus personajes, terminando por abandonar el hogar donde siempre vivieron. Una casa donde Irene y su hermano sentían gran placer, además del apego especial por ciertos sectores de su casa.

Dentro de sus lugares predilectos de la Casa Tomada, estaban el estudio o el segundo salón, donde el hermano se posaba todos los días para disfrutar de sus lecturas europeas. Previo a ceder a su vivienda, los hermanos afirmaron que el mejor espacio donde estarían lejos de los ruidos era la zona posterior de la vieja casa; pero lastimosamente, no resultó así, ya que los susurros invadía todos los espacios.

Análisis de Casa Tomada

A fin de llevar a cabo el análisis literario de la Casa Tomada, debe aclararse que los hermanos vivieron largo tiempo de sus vidas en una casa prístina. Pese a ello, amaban dicha edificación debido a los hermosas reminiscencias que guardaban de sus progenitores desde su infancia, esto lo enfatiza el narrador.

Estos pese a ser dos adultos, han sido incapaces de llevar a cabo una vida independiente, pues la excusa es preservar el hogar, antes que se transforme en un poco de muros en ruinas. Tanto para la figura principal y narrador al mismo tiempo de Casa Tomada, se describe como un hombre muy inteligente y educado, gran conocedor de la literatura francesa.

Debido a  la influencia del narrador por este tipo de literatura, ha adoptado simpatía de lo que conlleva conocer la cultura europea, y oponerse en cierta forma a la cultura rioplatense. De igual forma, está Irene, que en Casa Tomada se describe como una mujer apacible y buen carácter. Y que tiene como pasatiempo tejer; de hecho puede tejer todo un día sin quejarse.

Aunque es igual para ambos, pues estos hermanos nunca se quejan por la situación de la vieja casa. Se comportan como si en el mundo exterior no acaecieran situaciones desafortunadas. Sólo se acompañan ellos dos en aquella solitaria y abandonada casa, que resultaba inmensa para dos personas.

La vivencia de los hermanos, los murmullos, la periodicidad y la consecuente dimisión a la casa donde crecieron estos, con el lanzamiento de las llaves, suponen por ser el fin de Casa Tomada; donde tirar las llaves al desagüe conlleva a que nadie podrá ingresar a la casa, además de está poseída por los murmullos.

Es posible asimismo, observar en Casa Tomada relación existente entre Irene y su hermano, pues indistintamente de la estrecha filiación sanguínea entre ellos, su convivencia resulta notoriamente peculiar, pues ostentan una cercanía muy similar a una pareja unida por un nexo sentimental romántico. En vista de ello, existe un debate literario, por la similitud matrimonial o de pareja descabellada.

Otro aspecto, es que estos hermanos no trabajan y presuntamente sobreviven de las rentas; tampoco se vincular con su cultura autóctona, e idolatran culturas foráneas distintas a su país de origen. De tal modo que esto refleja que los hermanos son ejemplo de una sociedad burguesa, quienes pierden su posición y se convierten en seres decadentes.

Por su parte, Irene muestra otras connotaciones como es el acto obsesivo de tejer, lo que rememora a Penélope, la mujer de Ulises que tejía día y noche como una estrategia ocupacional durante la ausencia del esposo, así como dejar pasar el tiempo a los numerosos pretendientes acosadores.

El autor, es acucioso y muy descriptivo cuando señala cada componente que caracteriza la Casa Tomada; enfatiza su longevidad y espacios de la misma. Donde cada hermano mostraba un interés por un espacio favorito.

En tanto, el narrador le gustaba el salón por ser cómodo para sus lecturas europeas, mientras que Irene disfrutaba tejer en el patio o en su espaciosa habitación. Dicha vivienda guardaba muchos recuerdos de distintas personas, por lo que seguramente, sean la causa de los constantes y crecientes susurros.

Otro hecho que vale la pena resaltar en la Casa Tomada, es una puerta de roble, es muy alta y ancha; y la misma representa la separación simbólica momentánea entre los hermanos cuando estos se separan a fin de disfrutar de sus placeres, como es leer y tejer. Pero además, supone el exilio y el encierro, a fin de aislar cualquier agente externo que pretenda interrumpir su tranquilidad, al tiempo de desentenderse de los problemas de su país.

El autor alude igualmente sobre la puerta de roble, como una especie de umbral protector, para que los hermanos pudieran tomar posesión de un área tomada por cada uno de ellos. No obstante, muy pocos los detalles permite escapar el autor cuando describe el objeto en la novela.

De la misma manera, el acto de tejer para Irene, como bien se refirió anteriormente, ostenta un juego intertextual con el mito homérico de Penélope. Pues Irene, al igual que la mujer de Homero, aguarda un momento determinado, pues al no aguantar más los murmullos de la casa, para de tejer, pues, las esperanzas de no oír más los ruidos se acabaron, y debía partir lejos junto a su hermano.

De tal modo, que el tejer, supone una vía de escape para Irene, para no preocuparse o tener sentimientos que la descolocarían en el mundo. Al narrador, es decir, su hermano disfrutaba observar a su hermana tejer día y noche, la veía para que realizara su rutina por siempre. Lo que pensaba de su hermano fue fundamental hasta que el personaje femenino comenzó a perder las esperanzas, abatida por el pesimismo, con el firme deseo de huir para siempre de su Casa Tomada.

Posiblemente, el elemento más representativo en Casa Tomada es la llave que al final la lanzan al desagüe. La llave simboliza su libertad. Por ello, estos hermanos nunca pensaron darle poder a dicha llave, salvo al final de la obra, una vez deciden partir de los inquietantes murmullos.

Esta simbólica llave, no solo implicó abrir la gran puerta de roble y abandonar todos los recuerdos en la casa, sino además no continuar siendo víctimas de los fantasmas enclaustrados en aquella enorme edificio. Debe agregar además, que los hermanos definen la Casa Tomada, como ella, y la culpan de no haber podido vivir en ella de forma independiente.

Esta vivienda, tuvo la fuerza para tomar y poseer a sus seres o habitantes, para que nunca pudieran escapar de ella, sino hasta el final, cuando los hermanos se vieron obligados a escapa de ese encierro repleto de recuerdos ruidosos.

Resumen del inicio de Casa Tomada

En este breve resumen inicial de Casa Tomada, se tiene que a quien narra, y a su vez es la figura principal de la obra. Donde su trama se coloca en primera persona y, por ende, las referencias obtenidas corresponden a su vivencia particular. Junto a él, está Irene, su hermana, una mujer poco descrita, sólo la refiere este como muy unida a él, así como el apoyo mutuo que se profesan.

Estos dos seres solitarios, habitan en una vieja casa que actualmente, es como un monumento familiar, un espacio donde están seguros y habitan sus recuerdos, donde nacieron y crecieron ambos. Ambos, se muestra en la actualidad como personas adultas, aunque persisten en vivir en la casa familiar a fin de preservarla, mantenerla y evitar  que se transforme en ruinas.

Pese a lo viejo de la Casa Tomada, estos hermanos viven en ella como en una especie de escondite o refugio, un sitio donde se sienten a salvo de todo lo que ocurra en exterior. Ambas figuras jamas trabajan o lo han hecho, gracias que posiblemente porque heredaron una fortuna de sus padres; o que les permite sobrevivir y permanecer aislados.

Resumen del nudo de Casa Tomada

Pese a que el autor de Casa Tomada, no hace referencias descriptivas de los hermanos, de sus padres, entre otros aspectos, si lo hace de la casa, pues Cortázar se refiere al detalle cada uno de los objetos particulares de la vivienda. De tal forma, que deja saber al lector, que los hermanos, desde hace largo tiempo, oyen susurros provenientes de alguna de las habitaciones de la casa.

Estos inquietantes ruidos que se oyen en la casa, se describen como una especie de arrastre de objetos, como sillas, pisadas, entre otros. Mientras avanza la narrativa, estos dos hermanos siguen oyendo de forma continuada, con mayor fuerza y cercana cada uno de estos sonidos, tanto que parecen que van a pisarle los pies.

Estos, presas del temor, un día deciden deshacerse de cada objeto que está en las habitaciones, salones, etc, pensando que estos pudieran ser los que emiten dichos sonidos, por ello botaron sillas, mesas, sillones, trastes, entre otros. Pese a ello, esta no parece ser la solución, pues otra vez serán nuevos objetos, claro está invisibles, que comienzan a sonar y murmurar cosas.

Desenlace de Casa Tomada

Por último, se tiene que la trama de Casa Tomada consigue atemorizar de tal forma a los hermanos, quienes oyen los susurros incesantes sin parar, que terminan por huir de la casa, y no solo parten, sino que al salir, lanzan las llaves a una zanja. Como enfatizando que desean retornar a esta casa, la cual parece estar encantada o habitada por algún ser o algo invisible a la vista humana.

Pese a ello, el autor o el narrador, no refiere el origen o causa de los murmullos, solo se deja saber que estos terminan dimitiendo y huyendo de la Casa Tomada como su hogar y su cobijo de toda la vida, en vista de la fuerza extraña y antinatural que les amenaza.

Donde los dos hermanos, en vez de enfrentarse y buscar develar esa potencial amenaza, optan por esconderse, replegarse cada vez más en el interior de la casa, hasta que finalmente parten y abandona su hogar. Ahora, este tipo de trama, es propia de Julio Cortázar, tal como es el elemento externo que permite distorsionar la realidad y la estabilidad inicialmente presentada, otorgándole la magia a su obra.

Argumento de Casa Tomada

El argumento de Casa Tomada se fundamenta en Irene y su hermano, los cuales habitan durante largo tiempo en una casa vieja herencia de sus progenitores. Pese a ello, esta extraña casa guarda en su interior muchos remembranzas significativas para los jóvenes, donde estos conviven despreocupados, sin ningún tipo de contacto con el mundo exterior. Solo su casa significaba su mundo, pues los acogía, se entretenían sin necesidad de salir de ella para nada.

Ahora, la relación existente entre los hermanos, resulta tan ambigua y fuerte, donde predomina la premisa de Sebreli, quien sostiene que entre ambos existen una relación incestuosa, casi marital entre ellos, quienes cumplen con las tareas cotidianas que requiere un hogar, como es el aseo y cocinar, y en el tiempo libre se dedican a leer, regar las plantas o tejer.

Estos hermanos habitantes de la Casa Tomada, sabían que una vez murieran, resultaba pertinente dejar la casa a unos parientes para que la preservaron en las mismas condiciones.

No obstante, en vista de los constantes simples murmullos, vieron perturbada su habitual sosiego; donde cada vez que oían los ruidos en algunas áreas de la casa, en vista de lo cual se fueron replegando a sitios más tranquilos y silenciosos. Pese a ello, la casa fue siendo tomada por los intrusos ruidosos, hasta el punto, de renunciar a su querida casa, y lanzaron la llave en una alcantarilla.

Del cuento

De igual forma, uno de las figuras protagónicas que a su vez  es el narrador autodiegético, y que al mismo tiempo deja saber la historia de ambos, es decir, él e Irene, quienes siempre han estado juntos en una casa la Casa Tomada, una vieja casa colonial, y a la que han dejado toda su vida para mantenerla y cuidarla.

Se deja ver asimismo, que ninguno de los dos se ha casado, con el solo pretexto de cuidar la casa, que además les asquea la sola idea de que un día, cuando ellos mueran, serán sus primos lejanos que finalmente vendan la casa para enriquecerse. Luego de describir detalladamente la casa, así como las meticulosas costumbres de sus habitantes, se encuentra el nudo de la trama.

Dicho nudo, están representados por los extraños y perturbadores ruidos, que además son muy imprecisos, pues se definen como susurros, el rodar sillas, pero que sin embargo obligan a los hermanos, a ir abandonando zonas de la casa que han sido tomadas por los intrusos.

Donde finalmente, estos ruidos finalmente poseen la Casa Tomada, y ambos se ven obligados a huir, y al hacerlo lanzan la llave por la zanja, como muestra de una dimisión plena de la casa. Ante lo cual vale preguntarse: ¿Cuál es la esencia de estos intrusos?, cuya interrogante queda abierta a la interpretación del lector.

Pues, en todo caso, es muy poderosa, ya que sorprende la facilidad y resignación de los dos hermanos en partir de la casa, su hogar, el lazo de unión entre ambos, y a quien dedicaron tiempo, trabajo y esfuerzo en mantenerla, tal fue la fuerza de la amenaza, que partieron sin tan siquiera procurar luchar, indagar de qué o quiénes tomaron su preciada casa.

Interpretaciones del cuento

En sintonía con lo anterior, en la Casa Tomada se expone la sensación de invasión y posesión de que fueron objeto los hermanos. No obstante, tiene otra particularidad, y es amplia capacidad que deja la obra al lector para sus cuantiosos análisis, dentro de los cuales están los análisis psicoanalíticos, que dejan ver que la casa puede simbolizar para los hermanos el vientre materno, de donde se niegan a emerger por el temor al mundo exterior.

De igual forma, se puede inferir que dichos hermanos simbolicen la no aceptación de las siguientes generaciones que de forma natural sustituyen a las actuales; por lo que intolerantes a la juventud que irá desplazando lentamente en el tiempo; pudiera ser también, que se escondan porque están asustados o atormentados por la presencia de sus antepasados.

Otros análisis, sugieren un ambiente marcado por la religiosidad, por medio de la observación de los ritos u ocupaciones diarias, así como el enclaustramiento de los hermanos. Inclusive, se han establecido analogías entre estos estos personajes con la historia bíblica de Adán y Eva, quienes resultaron expulsados del Paraíso.

En todo caso, bien sea que se valore a la amenaza percibida en forma de ruidos extraños, como distractores internos o externos, todas las teorías apuntan que el elemento dual sobre la invasión-expulsión, son el tema central en la historia.

La hipótesis Sebrelli

Este aspecto, pone en discusión la teoría sobre la trama de obra la Casa Tomada, dada a conocer como la hipótesis Sebreli, esta polémica premisa se indilga al letrado argentino Juan José Sebreli y que se dejó saber a inicios de 1960.

Obedece a una polémica interpretación antiperonista de los eventos que fue retomada después por el también escritor Germán Rozenmacher en su trabajo Cabecita negra, como una especie de crítica a los sectores sociales medios y pequeñoburgueses de bonaerenses.

De tal forma, que según Sebrelli, los susurros que oyen incesantemente los hermanos, representan a los políticos tomando fuerza en la población argentina, en este caso el peronismo. Y estos hermanos de Casa Tomada, personifican a aquellos que viven de la herencia, que a su vez forman parte  de una clase pudiente, y que debido al auge del peronismo, estas personas no tienen espacio en el país, y de a poco, son expulsados de su hogar.

De acuerdo a la perspectiva de Sebreli, la Casa Tomada, no es otra cosa que el país, en esta caso Argentina, que simboliza el raro ente que se posesiona de la casa, y que serán los sectores sencillos sobre la fuerza del régimen de aquel tiempo, específicamente personificados en el peronismo, y donde los hermanos, dedicados a vivir de la renta agraria, que admiran la cultura europea simbolizan la aristocracia en decadencia e impotente ante el avance de la corriente política imperante en el país.

Ahora, sobre que los dueños de la casa sean los dos hermanos, se estaría en presencia de una relación incestuosa, es un paralelismo a una clase social de relaciones endogámicas, típicas en las cúpulas colocadas como castas. Por otra parte, la figura de Irene tejiendo sin constantemente, se traslada finalmente a Penélope mientras aguarda por su Ulises. De hecho, en una oportunidad  Cortázar aceptó esta interpretación simbólica, pese a que aclaró que no fue su idea original.

La casa como el vientre materno

De acuerdo a la visión de muchos expertos literatos, sostienen que la Casa Tomada expuesta por Cortázar, simbolizan el útero de la madre, como un ambiente cálido, protector y seguro, donde se vive de forma confortable, y el no permite a sus habitantes salir de el. En este caso, simboliza a los hermanos que se niegan a salir ese cálido, íntimo y seguro ambiente familiar, un sitio donde se sienten protegidos de cual mal.

Los murmullos

En cuanto a los ruidos, ¿Exactamente cuál es esa fuerza en la Casa Tomada, que obligan a los hermanos a huir de su hogar?, al respecto, sostienen los analistas literarios, que estos ruidos enmarcan eventos vividos en el pasado, similar a los espectros del pasado, y que los hermanos no han sabido dar frente. Tales fantasmas metafísicos, se hacen presentes en la casa y acechan a los protagonistas incapaces de afrontarlos.

La relación entre los hermanos

Como bien se ha dejado claro, Irene representa a una mujer que ha rechazado ciertas ofertas de matrimonio. Cuyo hecho tan solo se reseña en el relato, y el cual ha sido objeto de debates en la comunidad literaria, pues según muchos expertos consideran que la relación existente entre los hermanos va más allá de una relación familiar. Simboliza por tanto, una intimidad y proximidad propia de la vida en pareja, y no de una relación de hermanos.

La puerta de roble

Otro simbolismo recae en la puerta de roble de la Casa Tomada; descrita como una puerta de amplias dimensiones, que sirve de separación a los hermanos en ciertos eventos diarios y lograr su intimidad. De igual forma, puede simbolizar la reclusión forzada y el auto exilio, esta puerta no deja que los hermanos vivan de forma inestable, debido a la situación imperante en el país. Es el escudo, protector de los hermanos de todo aquello que pueda venir y acechar desde el exterior.

La llave

Finalmente está la llave, siendo en si el elemento final de Casa Tomada; donde es lanzada por el protagonista y narrador al desagüe, a fin de impedir que alguien ingrese a la casa. Esta llave por tanto, representa la libertad, pues abre la puerta y les permite partir de la prisión auto impuestas.

Casa Tomada, personajes del relato

Una vez efectuado el análisis de Casa Tomada, debe hacerse otro tanto con los personajes que intervienen en su trama, aquellos que dan vida a la obra y a la letra del autor. Como bien se conoce, tales personajes protagónicos  están a cargo de dos hermanos, donde uno de ellos es a su vez el narrador, quien describe la historia.

Ahora, como es común los personajes habitualmente descansan en personas, y en este caso debe hacerse mención a la propia casa; donde sus paredes además de servir de espacio físico para el desarrollo de los eventos, se convierte en si misma en un personaje más de la trama.

Es esta Casa Tomada, quien funge como cárcel para los hermanos, funge de grilletes, que aprisionan los remembranzas y la tristeza de los hermanos, simboliza su zona de confort y que nos deja seguir con su vida y evolucionar. Por lo que se convierten en dos personas que permanecen estáticos influenciados por este tercer personaje, que aun siendo inanimado tiene la importancia y ejerce gran poder en la historia.

Ello sin dejar de mencionar, que será la misma casa, quien al final propicie el desarrollo de la trama, cuando decide a través de sus sonidos y murmullos, echar a sus dos habitantes de sus muros. Con esto establecido, a continuación se refieren sus personajes:

Narrador

Como bien se descrito de forma reiterada, representa a un hombre de unos 40 años, quien vive en la Casa Tomada junto a su hermana Irene, quienes han estado en ella desde su más tierna edad.

Irene

Hermana del narrador, quien a su vez la describe como nacida para no molestar, pues es callada y buena tejedora; y quien además contó con dos oportunidades de casarse, y la cual rechazó a ambos pretendientes.

María Esther

Personifica al fallecido amor del narrador y hermano de Irene, quien infortunadamente perece antes de casarse con el hermano de esta.

La Casa Tomada

Supone como bien se señaló, uno de los elementos primarios de la narrativa, pues tiene poder, y quien se refiere en la obra como ella, al señalar era ella la que no nos dejó casarnos.

Secuencia de acciones

Es posible establecer en la obra Casa Tomada, una secuencia lógica en su trama, y que permite establecer tiempo y espacio en su trama, al tiempo encontrarse aspectos descriptivos fundamentales para el desarrollo, desenlace  de su trama, tales como:

  • Se refiere en la narrativa sobre la Casa Tomada, y su ritual de limpieza para preservar la vivienda.
  • El narrador refiere a su hermana Irene, así como el rechazo de esta a los dos enamorados.
  • Se coloca la importancia de la vivienda, sus materiales y terreno de la casa en sí, así como la apropiación de los primos al morir los hermanos.
  • Se describe a Irene, y su tejido  como pasatiempo favorito; el hermano señala que ella es muy buena en ello y lo que a él le gustan.
  • Se señala el gusto de este por la literatura francesa, y que lo difícil de acceder a su literatura francesa en las librerías que visita.
  • El narrador refiere que no requieren de trabajar, pues son dueños de negocios familiares gestionados por otras personas en el campo.
  • Se describe el aspecto físico de la casa, y su distribución.
  • El narrador señala que ellos permanecen en un área particular de la casa, el cual solo dejan cuando van a limpiar el resto.
  • Estos oyen por primera un ruido en una de las zonas de la casa; descrito como un murmullo sordo.
  • El protagonista cierra la puerta de donde sale el murmullo, y luego va a la cocina y avisa a su hermana, quienes retroceden al fondo de la casa.
  • Su hermana Irene está en shock, y acuerdan vivir en otro lado de la Casa Tomada, y se ven forzados a desprenderse de algunos objetos.
  • Por ello tenían menos que limpiar, y por ende tenían más tiempo libre, donde el hermano pasaba el tiempo viendo la vieja colección de estampillas de su padre.
  • Estando una vez cerca del cuarto donde presumían se escondía el ente perturbador, ellos intentaban impedir el silencio, e ignorando los ruidos.
  • Mientras que en la cocina se incrementa la frecuencia de los murmullos, que son cada vez más fuertes.
  • Permanecieron oyendo estos ruidos a un costado de la casa hasta, donde el narrador agarra a Irene y la conduce a la puerta principal.
  • Se refiere que los murmullos son muy fuertes y persistentes, y la otra área de la casa había sido totalmente poseída.
  • Finalmente, el hermano toma a Irene y la lleva fuera de la casa, la cierra con llave y, luego lanza la llave a la alcantarilla.

Contexto histórico de Casa tomada

La obra Casa Tomada, se enmarca en un tiempo que de acuerdo a los historiadores, comporta el escenario social y político de la época peronista. De esta forma, cada evento de Casa Tomada, se relaciona la influencia política de Juan D. Perón en Argentina, durante su permanencia en el poder.

De tal modo, que hecho de que el narrador no haya podido adquirir sus apetecibles textos europeos, obedece en gran medida a la reducción del comercio entre Argentina con otros países. Pues los puertos dejaron de comercializar con la nación a raíz del peronismo y de la II Guerra Mundial.

Espacios físicos

Como bien se ha indicado, la Casa Tomada, se ubicaba en una rica y gran extensión de tierras de la nación Argentina, y que habían heredado los hermanos de sus padres, y de cuyo fruto vivían ambos. Dentro de ellos se tienen:

La casa

Ubicada en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina; era una estructura de la colonia antigua, donde los personajes vivieron desde toda infancia hasta ahora. Se describe como una casa amplia y espaciosa, aunque es el terreno donde se está la tiene el valor real y mayor.

Simbolismos decisivos

Dentro de los elementos simbólicos dentro de la obra Casa Tomada, pueden describir algunos muy importantes, tales como son la puerta, el tejido, los textos europeos, entre otros, no obstante, existe un elemento fundamental que destaca, como es:

Puerta de roble

Efectivamente, representa lo impenetrable, y a la vez el encarcelamiento voluntario de los personajes, quienes deciden cerrar la puerta y excluirse a sí mismos de áreas de su propia casa. Pues la fuerza extraña de la se protegen pronto los hará prisioneros, pues la presencia  de la puerta les impide dirigirse a la zona tomada.

Película de Casa tomada

La magistral obra de Casa Tomada, ha sido referencia no solo para múltiples análisis, sino además, una excelente materia prima para producciones del séptimo arte. Por ello ha ha inspirado diversas cintas fílmicas. Lo que deja ver la importante obra de Julio Cortázar, que simboliza la renuncia a los recuerdos, gracias a los sollozos que se intensificaron mientras transcurre la historia.

Dentro de las adaptaciones esta la obra bajo el título 1997, donde Casa Tomada, se llevó a cabo en forma documental sobre Argentina, respetando el patrón sobre el país de procedencia del relato. En esta cinta, la figura de María Esther logró mucha relevancia protagónica, mayor a la propia novela de Cortázar, debido a se le otorgó un recuerdo a cargo del narrador, al hacer referencia que fue su prometida, y que pereció previo a la boda.

Adicional a lo anterior, se debe nombrar a Delamort producciones, llevó a las pantallas una cinta corta sobre Casa Tomada, con mayor apego a la obra original de Cortázar. Aunque los hermanos tienen distintos nombres, pues el narrador e Irene se llaman Juan y Ana, y son hermanos como en la trama original.

Igual que la trama textual, estos hermanos al oír los ruidos, se van a ciertas zonas de la casa para no escuchar, pero los murmullos se incrementa a diario. De tal modo que clausuran las áreas de los ruido, pero al ver que su hogar estaba totalmente poseído por ese ente misterioso que sólo hacía ruido, abandonan la casa para hacer una vida distinta sin los recuerdos como un lastre sobre ellos.

Crítica a Casa tomada

Sobre la extraordinaria obra de Casa Toma, se han formado a lo largo de los años desde su publicación, todo un entramado de opiniones e interpretaciones de la misma, no obstante, todas, o en más de un 95% son positivas. Bien sea desde la perspectiva de los lectores, como por los críticos expertos.

Es muy atractivo y maravilloso, la mezcla hecho por el autor sobre la realidad y la fantasía, logrando así de la narrativa un verdadero clásico, una joya literaria, cuya inspiración ha inspirado a otros literatos para que plasmen sus producciones taxativas.

Editorial de Casa tomada

El lanzamiento de Casa Tomada se dio básicamente gracias a 2 editoriales, pero que gozan de mucho reconocimiento global, como es Minotauro e Hispanoamérica. Estas dos ediciones gozaron de mucho esmero, y son responsables de dar a conocer la obra de Cortázar. Ciertas ediciones poseen la foto de la casa en el fondo de su tapa, mientras que otras colocan la imagen del autor. Si te gustó este post, puedes visitar otros temas en los siguientes enlaces:

(Visited 2.124 times, 1 visits today)

Deja un comentario