El libro La Hojarasca de Gabriel García Márquez

Valora esta entrada post

Conoce en el siguiente artículo especial todos los detalles relacionados con la novela corta La Hojarasca, escrita originalmente por Gabriel García Márquez en la década de 1955. Ésta novela es famosa por mostrar por primera vez el pueblo ficticio Macondo.

La Hojarasca

La Hojarasca

En esta ocasión estaremos conociendo un poco más acerca de una de las novelas más conocidas e interesantes del escritor Gabriel García Márquez como lo es La Hojarasca, obra que se publicó por primera vez en la década de 1955. Esta novela se conoce, principalmente por mostrar por primera vez Macondo, el pueblo ficticio que se volvió famoso en Cien años de soledad.

La Hojarasca es un terreno de pruebas para muchos de los temas y personajes más tarde inmortalizados en dicha obra. Ésta se constituye como la primera novela publicada por el famoso escritor Gabriel García Márquez y en la que surge por primera vez este pueblo de nombre Macondo, cercado a la costa atlántica colombiana que se ha convertido en uno de los grandes mitos de la literatura universal.

En la novela corta La Hojarasca se narra la historia de un entierro imposible. Ha muerto un personaje extraño, un antiguo médico odiado por el pueblo, y un viejo coronel retirado, para cumplir una promesa, se ha empeñado en enterrar frente a la oposición de todo el poblado y sus autoridades. Básicamente la novela se enfoca en proyectar los inicios del Pueblo de Macondo en medio de una apasionante historia.

La novela La Hojarasca de Gabriel García Márquez salió al mercado por primera vez en el año 1955, y de acuerdo a lo expresado por el autor, se tardó aproximadamente unos siete años en encontrar un editor para este libro. La novela es conocida por dar aparición al pueblo Macondo, el pueblo ficticio que tiempo después de volvería famoso en la novela “100 años de soledad”.

La Hojarasca es también el nombre que recibe una colección de cuentos especiales de Gabriel García Márquez. En el mismo se incluyen otras historias como “El hombre ahogado más delicioso en el mundo” “Un hombre muy viejo con alas enormes” “Blacaman el bueno, vendedor de milagros”, “El último viaje del barco fantasma”, “El monólogo de Isabel viendo llover en Macondo” y “Nabo”

Muchas de esas historias cortas aparecieron también en otros lugares antes de ser incluidas en dicha complicación. En países como los Estados Unidos, “El hombre ahogado más delicioso del mundo” apareció por primera vez en la revista Playboy en 1971. Por su parte “Un hombre muy viejo con alas enormes” apareció por primera vez en New American Review.

La Hojarasca

En cuanto a la narración de La Hojarasca se podría decir que la misma cambia entre las perspectivas de tres generaciones de una familia, ya que los tres personajes principales de la novela (padre, hija y nieto, respectivamente) se encuentran en un limbo espiritual después del fallecimiento de un hombre apasionadamente odiado por toda la aldea pero inextricablemente vinculado a la patriarca de la familia.

Resumen de La Hojarasca

La historia relata la vida de un padre, un señor anciano que está un poco afectado de la vista por su avanzada edad, quien lleva el título de coronel dentro de la aldea. Éste anciano ha realizado una promesa de enterrar al recientemente fallecido médico a pesar del consenso dentro de Macondo de que debería dejarlo pudrirse dentro de la casa de la esquina donde él había pasado sus años de vida en aislamiento social durante la última década.

Por su parte, la hija de este señor anciano se ve en la obligación de apoyar y acompañar a su padre por respeto a los valores tradicionales, aún estando consciente de que ella y su hijo estarán condenados a enfrentarse a la ira de sus vecinos del pueblo de Macondo. En el caso del personaje del nieto, éste se encuentra más preocupado por el misterio y la maravilla de la muerte.

Para nadie es un secreto que la mayoría de las obras escritas por Gabriel García Márquez, tales como “El amor en los tiempos de cólera” y “Crónica de una muerte anunciada”, presentan una escena dramática para comenzar su narración. Así ocurre en el caso de La Hojarasca, novela que comienza con drama pero que luego de mueve hacia atrás, reafirmando el pasado que conducirá a la conclusión final.

Mientras la historia va avanzando nos podemos dar cuenta que el relato central está basado la muerte de un médico que llegó un día al pueblo de Macondo en medio de un pasado lleno de misterio y sin una identidad clara. La única gracia salvadora del hombre es una carta de recomendación del Coronel Aureliano Buendía, uno de los personajes principales de los últimos “Cien años de soledad”:

Es precisamente esa carta la que conduce al extraño a la familia que sirve colectivamente como narrador del drama que se desarrolla.

Resumen de La Hojarasca por capítulos

La novela corta de La Hojarasca de Gabriel García Márquez está narrada a través de tres monólogos interiores alternos: Por un lado está los del coronel, su hija Isabel y su hijo. A través de esta estructura, García Márquez narra la fundación de una ciudad costera imaginaria llamada Macondo a finales del siglo XIX, su prosperidad durante la década de 1019 y su decadencia después de 1918.

La Hojarasca es la historia de la llegada y salida de la “tormenta de hojas” o de la Hojarasca, las hordas de forasteros y extranjeros que descendieron a la costa colombiana a medida que la región se enriquece con la industria bananera durante un breve período de riqueza que terminaba tan rápido como había iniciado.

La novela arranca con una escena realmente dramática; la muerte o suicidio del doctor quien se ahorcó. Después de eso el Coronel se prepara para supervisar el entierro del cuerpo del doctor. Se tiene conocimiento que diez años antes del suceso, el resto de los habitantes del pueblo había jurado oponerse a este entierro, y que el Coronel estaba cumpliendo una promesa personal que había realizado antes al muerto para desafiar la voluntad de los demás.

El motivo de la furia mostrada por los habitantes de la ciudad se pone en manifiesto un poco más adelante, debido a que cada una de las tres narraciones se remonta en el tiempo y cuenta la historia de la estadía de veinticinco años del médico en Macondo. Al concluir la novela, la familia se prepara para formar un cortejo fúnebre con el ataúd: cuál será la reacción de sus vecinos es lo que se desconoce.

El título de esta obra abarca tanto de la solución perversa, insistente y extrañamente duradera que Faulkner describe que uno se da cuenta de la existencia de un vínculo entre los escritores norteamericanos, del Norte y del Sur, cuya experiencia común es de un paisaje refractario siempre demasiado para el las personas más complicadas que intentan encontrar refugio en ella.

La historia narra la aparición misteriosa de un médico francés quien un día aparece en el pueblo de Macondo, específicamente en la década de 1903. Éste médico aparece con una carta de recomendación del Coronel Aureliano Buendía. (El coronel Buendía será una figura importante en “Cien años de soledad” y otro coronel, que admite al médico, puede ser el primer esbozo del fantástico José Arcadio Buendía, que también se casó con su primo hermano).

Sin embargo, dentro de la trama La Hojarasca, éste coronel se presenta como un amable anciano que en un principio se encargó de establecer en el pueblo como refugiado de las guerras civiles y vive allí con su segunda esposa, su hija llamada Isabel y su nieto. El doctor es raro. Utiliza su cinturón fuera de las lazadas de sus pantalones y su baúl tiene dos camisas baratas, un conjunto de dientes falsos, un retrato, un formulario y algunos periódicos franceses antiguos.

En una parte de la historia, la esposa del Coronel le hace cariñosamente la pregunta de qué le gustaría comer, a lo que él contestó “Hierba” y explica “con su parsimoniosa voz de rumiante: hierba ordinaria, señora”. Del tipo que comen los burros, expresó.

El médico logró ganarse el cariño y respeto de parte del coronel debido a que pudo curarlo de una enfermedad que presentaba. Sin embargo más tarde, cuando explota la violencia en la ciudad y algunos hombres heridos son colocados afuera de la puerta del médico para que pueda cuidarlos, se niega a ir a ellos porque él ha olvidado la medicina.

El libro expresa “Y mantuvo la puerta cerrada, la ira se convirtió en una enfermedad colectiva que no le dio tregua a Macondo por el resto de su vida”.

Podríamos decir que aquella negativa se convirtió en el suceso más importante en la historia de la ciudad. Aunque una compañía bananera se establece en Macondo y durante varios años excita y perturba a los habitantes con visiones de industrialización y prosperidad antes de que se vaya como una “tormenta de hojas”.

Lo más sorprenden que podemos encontrar en esta historia no es el suceso exterior sino el vínculo de la historia, el odio y silencio que existe entre el doctor y la ciudad. Mentalmente, se alimentan obsesivamente el uno del otro. El cortés coronel, su hija y su nieto, quienes relacionan la historia entrelazados, reflejan en sus descripciones y reflejos estólidos la sensación de ominosidad que el doctor ha traído a Macondo, y con la cual colorea a todos los humanos.

En la década de 1928 ocurre un suceso trágico: El doctor se cuelga de una viga en su propia casa y se quita la vida. La única persona encargada en el pueblo de bajar el cuerpo del doctor y darle sepultura es el coronel; los funcionarios municipales intentan evitar al extraño incluso en la muerte, rechaza un certificado de defunción y desafían al coronel al buscar un ataúd, a meter al médico y seguirlo al cementerio.

Aquí podemos ver la maravilla de escritura de Gabriel García Márquez. Narra que el ataúd debe abrirse una vez más para colocar un solo zapato en la cama. Aprovechando ese escenario, el funcionario de la ciudad se opone a autorizar el entierro del médico, haciendo el gesto de ahorcarse para demostrar que el médico realmente no se pudo haber ahorcado.

El coronel dice: «Lo habría hecho. Les hubiera dicho a mis hombres que abrieran el ataúd y volvieran a poner al ahorcado como lo hacía hasta hace un minuto. Aunque el acto de mover un cadáver que yace pacíficamente y merecidamente en su ataúd va en contra de mis principios, lo colgaría de nuevo solo para ver qué tan lejos llegaría este hombre».

Por último, el coronel saca de la casa el ataúd y procede a trasladarse hasta el cementerio. La ciudad continúa siendo implacable, “almorzando con el olor” del extraño en la muerte. La lenta ejecución de la vida insondable del extraño finalmente se convierte en un tipo de extrañeza y soledad que Macondo representa sin saberlo.

Análisis de La Hojarasca

Tal y como hemos venido comentando a lo largo de este interesante artículo, La Hojarasca se narra mediante tres monólogos interiores alternos que son los del coronel, su hija llamada Isabel y su hijo. A través de esta estructura, el escritor Gabriel García Márquez explica la fundación del pueblo costero imaginaria de Macondo a fines del siglo XIX, su prosperidad durante la década de 1910 y su decadencia después de 1918.

Podríamos decir que ésta es la historia de la llegada y salida de la “tormenta de hojas” La hojarasca las hordas de forasteros y extranjeros que descendieron a la costa colombiana a medida que la región se volvía próspera gracias a la industria bananera durante un corto periodo de riqueza que finalizó tan rápido, así mismo como comenzó.

Una vez que inicia la novela lo hace con un trágico suceso que fue la muerte del doctor, quién se ahorcó. Tras ese hecho, el coronel se prepara para supervisar el entierro del cuerpo del médico. Se tiene el conocimiento que unos diez años antes de esta muerte, el resto de los habitantes de la ciudad habían realizado un juramento que consistía en oponerse a este entierro, y que el coronel estaba cumpliendo una promesa personal que había hecho antes al muerto para desafiar la voluntad del resto.

Pero la razón de la hostilidad de la ciudad se pondrá en manifiesto más adelante debido a que cada una de las tres narraciones se remonta en el tiempo y cuenta la historia de la estadía de 25 años aproximadamente que duró el médico viviendo en el pueblo de Macondo.

Es importante aclarar que los tres monólogos que tienen lugar en La Hojarasca no proceden de forma lineal. Muchos incidentes mencionados por un personaje son retomados más tarde por otro y por esa razón la persona que leer la novela se involucra en un proceso constante de aprendizaje de lo que pasó en el pueblo de Macondo.

Estamos frente a una apasionante historia donde el escritor Gabriel García Márquez, a través de 97 páginas, se encarga de regalarnos una de sus más maravillosas obras en donde los personajes claves y los eventos aparecen y desaparecen sin advertencia ni explicación, como catástrofe, o como el fenómeno del cual el autor toma el título: Tormenta de hoja.

Personajes de La Hojarasca

Uno de los objetivos claves que tiene el escritor Gabriel García Márquez en esta historia es la caracterización de voces individuales dentro de La Hojarasca. La mayoría de los personajes involucrados dentro de la trama representan fuerzas más grandes en la sociedad colombiana y latinoamericana; su desarrollo individual es menos importante.

No obstante, conforme va avanzando la historia en cada monólogo interior de La Hojarasca, asimismo van surgiendo algunos detalles. A menudo, estos detalles se revelan más a través de las reflexiones de los demás que en la forma en que un personaje se describe a sí mismo.

Hablemos en primer lugar acerca del personaje del coronel, que podríamos decir es un orgulloso representante de una orden más antigua que ha pasado en el pueblo de Macondo, la de las familias fundadores que se encargaron de construir la ciudad. El coronel se presenta como un hombre para quien el honor es primordial; por lo tanto, sigue con el entierro del médico, aunque al hacer eso se tiene que enfrentar con sus propios vecinos.

Esa postura tomada por el coronel, en cuanto a su comportamiento moral y ético, se pueden ver expresado en palabras recordadas por Isabel (su hija) dado a que su padre le dice que debe acompañarlo a la casa del médico: “Y luego, antes de que tuviera tiempo de preguntar algo, golpeó el suelo con su bastón: tenemos que seguir con esto tal como es, hija. El médico se ahorcó esta mañana”.

En el caso del personaje de Isabel, la hija del coronel, podemos decir que ella también forma parte de la clase alta del pueblo de Macondo, sin embargo, como mujer disfruta de un estatus social más bajo por lo que ha tenido que enfrentarse a muchas limitaciones en el ámbito personal. Esto se pone en manifiesto más que todo en la historia de su compromiso y matrimonio, a la edad de diecisiete años, con un hombre llamado Martín, quien más tarde desapareció de la ciudad.

Esta unión sentimental entre Isabel y Martín fue un matrimonio arreglado y planificado a conveniencia por parte del mismo coronel; en el día de su boda, la joven Isabel nunca jamás ha compartido tiempo a solas con quién será su marido; ella apenas ha hablado con él pero bajo la presencia de otras personas.

Gracias a un cierto sistema de clases rígidamente definido, Isabel ve su propio destino en términos fatalistas: “Mi castigo fue anotado antes de mi nacimiento”, piensa, aceptando sin cuestionar su suerte en la vida. De ese matrimonio aparece en la historia el hijo de Isabel.

Es escritor Gabriel García Márquez aprovecha el personaje de este hijo de Isabel para mostrar el mundo de Macondo a través de otra perspectiva más maravillosa.

El monólogo de este personaje dentro de la novela inicia con lo siguiente: “He visto un cadáver por primera vez. Es miércoles, pero siento que era domingo porque no fui a la escuela”: Los personajes que se involucran dentro de la trama de La Hojarasca son los siguientes:

  • El doctor: Quién se murió siendo despreciado por el pueblo
  • El Coronel: Quién recibió al doctor y los instaló en su casa
  • Isabel: La hija del coronel
  • El niño: Hijo de Isabel
  • Cachorro: Padre de la Iglesia
  • Meme Orozco: Guajira amante del doctor
  • Rebeca: Viuda del pueblo
  • Martín: Esposo de Isabel
  • Adelaida: Esposa del Coronel, madrastra de Isabel
  • El alcalde: Esposa del coronel, madrastra de Isabel
  • Los guajiros: Quienes ayudan al coronel con el muerto.
  • Genoveva García: Anunció la llegada de Martín

Introducción al argumento

Como introducción al argumento de esta historia podemos destacar la vida del padre, un hombre anciano y medio cojo que posee el título de coronel en la aldea, quien siente la obligación de enterrar al fallecido doctor, a pesar del consenso que hay en Macondo de que debería pudrirse en la casa en la que ha vivido completamente solo durante los últimos diez años. Por su parte la hija de este hombre, llamada Isabel, se ve obligada a acompañar a su padre, entendiendo que ella y su hijo tendrán que hacer frente a la cólera de sus vecinos en la ciudad de Macondo.

Argumento y estructura de La Hojarasca

La historia La Hojarasca inicia con el fallecimiento de un médico innominado, un personaje misterioso y odiado, a quienes sus propios vecinos quieren dejar insepulto, cayó en desgracia con el pueblo de Macondo y que un buen día decidió quitarse la vida, ahorcándose en su casa, para mostrarse por primera vez, como dice Gabriel García Márquez, “cómodamente muerte”, en el velatorio del doctor del pueblo.

Hemos venido mencionado durante el trayecto de este artículo que la novela La Hojarasca de Gabriel García Márquez se encuentra narrada a través de tres monólogos, es decir la historia de tres personajes principales miembros de una misma familia: Por un lado tenemos al viejo coronel (el abuelo), Isabel (hija del coronel) y el hijo de Isabel (Nieto del coronel). En esos tres personajes se desarrolla la trama.

El hombre anciano presenta dificultades para caminar a causa de una cojera. Se dice que pudo ser militar ya que le llaman el Coronel, este es el padre de Isabel, la cual debido a las costumbres de la época colonial y de principios del siglo XX, en donde las hijas debían quedarse con sus padres hasta que éste perdiera la vida.

El padre ha jurado una promesa y es la de enterrar al médico del pueblo Macondo, quién vive aislado y es odiado por una gran parte de los habitantes de la ciudad debido a que en medio de una guerra ocurrida tiempo atrás, éste médico se negó a curar los heridos del conflicto. Tanto el padre como Isabel y su hijo están al tanto de que una vez muera el anciano, deberán enfrentar la ira del pueblo. El Nieto por su parte se encuentra fascinado con el tema de la muerte.

Al igual que ocurre con otras de sus novelas, como por ejemplo “Crónica de una muerte anunciada”, el escritor Gabriel García Márquez coloca una imagen de drama apenas arranca la narrativa de la historia y luego regresa atrás en el tiempo para continuar con la historia hasta llegar al final de la misma. Es la particular manera de escribir que caracterizó a Márquez.

A través de la narrativa se despeja todo el argumento central de esta novela, que particularmente se encarga de narrar la vida de un doctor que vino al pueblo de Macondo. El mismo tiene un salvoconducto del Coronel Aureliano Buendía, el protagonista principal de la novela “Cien años de soledad”. Es a través de este escrito que el médico llega a la familia del coronel y en donde ocurren los sucesos.

Resumen del argumento

Tal y como sucede con muchas de sus historia, como el caso de El amor en los tiempos del cólera y Crónica de una muerte anunciada, el escritor Gabriel García Márquez introduce una dramática escena al comienzo de la narración para luego movernos al pasado, narrando algunos hechos que nos guiarán al desenlace de la historia.

Con la narración, el lector descubre que el eje principal de la narración de esta historia es un doctor que vino a la ciudad de Macondo. Su salvación es una carta de recomendación del Coronel Aureliano Buendía, un personaje hecho famoso en Cien años de soledad.

El fallecido

Luego de haberse retirado de la profesión de la medicina y vivir a expensas de la familia durante un largo tiempo, el doctor se muda a dos casas de distancia con Meme, quién era la empleada indígena que vivía con la familia en ese momento. Su actitud aislada y su atención lujuriosa a las mujeres no generó buen trato por parte de los habitantes de Macondo.

Pero el punto de quiebre de la relación sería el momento cuando el doctor se niega a brindar atención a una docena de hombres que había resultado heridos de una guerra civil del país. Estos heridos fueron llevado a la presencia del médico en busca de atención, pero él, habiéndose retirado de la práctica de la medicina, se negó a salvarlos.

Por todo lo anteriormente descrito, el doctor se ganó el desprecio y odio por parte de todo un pueblo y eso finalmente lo llevó a quitarse su vida. Cuando el Coronel se entera del suceso, promete enterrarlo. No obstante, los habitantes del pueblo se niegan.

Rastros de realismo mágico

La novela corta La Hojarasca muestra diversas técnicas identificadas con el realismo mágico, como la manipulación del tiempo y el uso de múltiples perspectivas.

Editorial de La Hojarasca

La exitosa novela corta escrita por el recordado Gabriel García Márquez se publicó por primera vez en el año 1954 y salió al mercado bajo el acompañamiento de la casa editorial integra. Es importante aclarar que ésta novela corta del autor de Doce cuentos peregrinos, no logró el éxito en ventas esperado, y en realidad se hizo conocida y más buscada a raíz del éxito de ventas de este mismo escritor “Cien años de soledad”.

Por esa razón es que en La Hojarasca es donde se nombre por primera vez al pueblo de Macondo y a Aureliano Buendía, quienes forma parte de la trama central de esta novela escrita por Gabriel García Márquez.

Contexto histórico de La Hojarasca

En esta parte de nuestro artículo hablaremos un poco sobre el contexto histórico en el cual se desarrolla la trama central de la corta novela original del escritor Gabriel García Márquez titulada La Hojarasca. La novela se desarrolla en un pueblo de nombre Macondo, la ciudad ficticia que sería el sitio futuro de más historias de Márquez, por ejemplo “El general en su Laberinto”.

En esta pequeña ciudad llamada Macondo ha aterrizado la compañía de bananeros y con ese arribo también han llegado al pueblo muchas personas con la intención de trabajar. Estas nuevas personas que llegan a la ciudad de Macondo son conocidas como “La hojarasca”, y de allí es de donde proviene el particular nombre de esta corta novela de Márquez.

Es importante señalar que la narración de La Hojarasca rodea a un coronel, su hija Isabel, su nieto y el entierro de un médico despreciado por los habitantes del pueblo. La historia tiene lugar a raíz del fallecimiento del médico, quién un día decide quitarse su vida ahorcándose en su propia residencia. A partir de ese momento se desarrolla una interesante trama.

En esta novela se hace mención a que muchos años atrás tuvo lugar una Guerra civil la cual trajo muchas afectaciones sobre varios pueblos, además de una gran cantidad de personas heridas. En la Hojarasca se narra que éste médico se negó a atender a los heridos de la guerra y que por esa razón comenzó a ser odiado por prácticamente todos los habitantes del pueblo.

Temas de La Hojarasca

En la novela “La Hojarasca” del escritor Gabriel García Márquez se tocaron importantes temas ligados en su gran mayoría con situaciones actuales que enfrentan las personas alrededor del mundo. Entre los temas principales que se tocan dentro de la trama están: La muerte, la soledad, la guerra, el rencor y otros tantos.

La muerte: Se podría decir que uno de los temas centrales dentro de la novela es precisamente la muerte debido a que la historia arranca con el fallecimiento del médico. La muerte es así un tema que rodea la narración, sin embargo el tipo de muerte que se muestra en este libro es la muerte autoinfligida, dado a que el médico se suicidó luego de encerrarse por más de diez años en su casa.

La soledad: Otro de los temas que están presentes a lo largo del desarrollo de la novela La Hojarasca es la soledad. La soledad no solo se manifiesta en el personaje del médico, quien se aparta por más de diez años en completa soledad en su casa, sino que también se puede observar en otros personajes de la historia como el coronel, Isabel y su hijo.

Recordemos que tras el suicidio del médico, la familia conformada por los tres personajes descritos anteriormente corre el riesgo de quedar aislada del pueblo con su entierro. El médico era odiado por todos los habitantes de Macondo. Que la familia haya accedido a enterrar el cuerpo del médico hará que ellos entren en un aislamiento con respecto al resto de habitantes.

La guerra: Aunque ciertamente la guerra no es un tema tan evidente en la trama como la muerte y soledad, sí tiene participación dentro de la historia. Recordemos que el libro narra un momento de la historia donde el pueblo de Macondo enfrentó los estragos de la guerra civil. Así se puede evidenciar por el hecho de que los habitantes odian al doctor.

Éste doctor es odiado debido a que se negó a atender a los soldados heridos que habían asistido a su casa en busca de ayuda. El propio coronel es un recordatorio de la cultura de guerra, debido a que mantiene un alto rango en Macondo y es muy respetado por la gente, aunque va en contra de su voluntad al enterrar al médico.

Además es precisamente la guerra la que genera el vínculo cercano entre el coronel y el médico. Recordemos que después de esa guerra, nace una lealtad intachable del coronel hacia el médico, lealtad que persiste incluso después de su muerte debido a los vínculos del médico con otro coronel que conoce.

El difunto: Luego de haber renunciado al oficio profesional de la medicina y vivir a expensas de la familia durante un gran tiempo, el solitario médico se muda dos casas con Meme, la camarera indígena que había estado viviendo con la familia narrativa en ese momento. Ciertamente su comportamiento solitario y lujuriosa atención a la forma femenina no lo hacen popular entre los lugareños.

El verdadero destierro final del ex médico tiene lugar cuando casi una docena de hombres, heridos en una de las muchas guerras civiles del país, son llevados a su puerta en busca de atención médica. El doctor, después de haber abandonado la medicina, se niega a atender a los heridos de la guerra debido a que una vez se negó a ayudar a un enfermo de Meme mientras vivían con la familia de narradores.

Técnicas narrativas de La Hojarasca

Podríamos decir que el escritor Gabriel García Márquez arranca su novela corta e medias res, es decir en el medio de las cosas y eso lo podemos evidenciar en el párrafo inicial que comienza con la descripción de la compañía de botes que aterrizan en el pueblo de Macondo y luego pasa inmediatamente al punto de vista del niño al despertar del médico.

Otra técnica narrativa empleada en la novela La Hojarasca es el uso de múltiples narradores: La historia cambia narradores en muchos tramos de la novela con un narrador omnisciente siempre presente. Podemos notar cómo cambia del niño a su madre a su abuelo el coronel. Cada una de las perspectiva es distinta y eso permite al lector conocer más la mente de quién está hablando.

También se emplea como técnica la corriente de conciencia. Es así porque el niño, Isabel y el coronel le dicen al lector una estela de pensamientos a medida que aparecen en su mente. Cada uno de estos monólogos proporciona la información que reúne las piezas de la historia, ya que la historia inicia con el fallecimiento del médico y no con su vida.

Tomando en cuenta que se hace uso de la corriente de la conciencia, permite a los personajes saltar hacia adelante y hacia atrás en el tiempo sin siquiera abandonar su momento presente, que está en la estela del médico. Gracias a este tipo de técnica narrativa también nos da la impresión como si los personajes estuviesen hablando en voz alta, entre ellos cuando en realidad se produce muy poca interacción entre ellos.

Conclusión

Como conclusión podríamos decir que la trama principal de la novela La Hojarasca es esencialmente esa: La figura del extranjero, la desaparición de Meme y la deshumanización de los guajiros. En esos temas se desarrolla y ocurre el desenlace de esta apasionante novela del escritor Gabriel García Márquez, que aunque no fue la más exitosa, sí contó con la buena crítica de muchos expertos en la materia. También te invitamos a leer los siguientes artículos:

(Visited 885 times, 1 visits today)

Deja un comentario